Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 9 de julio de 2008

Temporada de Chichones



Esta inaugurada la temporada de los chichones!, yo que andaba preocupada por Diego no sabe trepar en muebles para adultos, estos días he tenido una pequeña muestra de lo que significa esta nueva independencia, aunque Diego aun no sabe trepar en muebles grandes, aprendió a subirse en los banquitos que le compramos para ejercitar, ahora los acerca al sitio que quiere subir y se trepa. Ademas se quiere montar en cualquier cosa que consigue tapas de ollas, cucharillas, juguetes, objetos en los que no se puede mantener el equilibrio y Zasss! ... al piso, hasta se monta sobre mis pies como una forma de decir te dije que me cargueeessss!.. y como pisa de duro este muchachito!


Ayer tuvimos un accidente y esta mañana otro: anoche se cayó del cajón de juguetes, fue escalando banquitos usándolos como escalera y apoyándose de las barandas de la cuna hasta alcanzar el tope del cajón y luego estando allí jugo un ratito y no se como se cayo hacia atrás porque me voltee a buscarle otro banquito viendo que quería acercar se un espejo que esta cerca y zuas!!! Escucho el grito….se pego en la parte de atrás de la cabeza y se hizo un chichón muy grande, el pobre lloro y yo estuve a punto, le quiso dar sueño del tiro así que estuve pendiente entreteniéndole para que se mantuviera despierto, pero se recupero rápido y lo vi desenvolverse nuevamente con agilidad y… se volvió a montar en sus banquitos!.


Luego en la mañana mientras le preparaba las comidas de la lonchera, le di para jugar un carrito de esos que regalan en los cotillones de fiestas, es hueco por debajo, pues no se como hizo porque nuevamente estaba volteada lavando platos, pero se cayo y el carrito cayo volteado y le pego en un ojo, fue como si se cayera encima de una taza y el borde le pegara justo en el borde del ojo…. Ayyy mi pobre chiquitín a llorar otra vez y ahora tiene una ojera morada, así que el Payasito de este Viernes va a tener un ojo morado!


Ojala y uno pudiera evitarles todos estos golpes...se que es inevitable que se de sus toques de vez en cuando pero uyy hace que uno se sienta culpable de no cuidarlo lo suficiente.
PD: Disculpen la imagen de la fotografa tan elegante en el espejo...jajaja

1 comentario:

Yoly dijo...

Ayyy amiga, que chico no ha pasado esta temporada de chichones. Yo la viví tres veces pero la peor fue la de Kimberly. Mi hija era horrible cuando pequeña, no sabes las veces que visitamos la sala de emergencia con ella con los famosos chichones en la frente.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.