Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Sobre el Paseo a casa de la Abuela!



¡Ya tenemos agua!

Por fin ha sido restituido el servicio, las tuberías explotan, gorgorean y botan un montón de charco arcilloso, anoche aun el agua salía amarillosa, pero bueno ya es algo, así mismo hemos lavado platos y lavado los baños, el agua para tomar y para cocinar la tomamos de un par de botellones que Arnaldo compra religiosamente, cada 3 ó 4 días.


Nuestro paseo a la casa de la abuela Milena fue estupendo, Diego la reconoció cuando llegamos a la casa, aun desde su silla del carro se sonrió cuando la abuela fue a abrirnos el portón y le saludo por la ventana, Diego le dio besitos y se dejo cargar, se emociono cuando vio al “Roco” el perro de mi mamá, y le encanto la casa, mi mamá tiene una puerta de vaiven que divide la sala del comedor-cocina y Diego estuvo intentando abrirla sin que la puerta le tumbara en el rebote, luego de varios “besos al suelo” por fin pudo dominar la puerta: descubrió que si abría completamente la puerta, esta se queda abierta y el puede pasar luego cerrarla, mi mama me dijo es que mas puede la inteligencia que la fuerza!

Mama le colgo un chinchorro (es como una Hamaca pero no es de tela sino de fibra de una palmera llamada Moriche) y Diego se divirtió como nunca, fijense que en todo el tiempo que pasamos alla Diego no hizo ninguna rabieta, yyyyy no me acoso para que lo cargara… nada! estaba entretenido jugando con todas las cosas nuevas que encontraba a su paso, no andaba pegado a mis piernas llorando para que lo cargara, no andaba muy independiente: agarro un carrito verdulero que tiene mama y lo paseaba por todo el comedor, agarro las cebollas como pelotas, abrió gabinetes y saco envases de cocina, incluso respeto la papelera luego de decir le nooo esta sucio, eso si ahora cada vez que termina de comer bota a la papelera el plato, cubiertos y vaso… claro para el eso esta sucio y va en la papelera, ahora tengo que explicarle que si es cierto que allí esta sucio y se tiran las cosas sucias… pero algunas se lavan no se tiran… las cosas se van complicando a medida que va creciendo, jejejej.

Para la cena del sabado recibimos la visita de una vecina de mama, con su hija, nieta y yerno, Diego les saludo, dio besos, se dejo cargar por el papa de la bebe y le dio besitos a la bebe, luego señalaba los ojos de la bebe y sus propios ojos, es que apenas ve un bebe empieza a señalar las partes del cuerpo y en la terapia tiene una actividad de cargar a un bebe querido, darle tetero, darle palmaditas en la espalda, y hacerle topito.

Al rato Arnaldo llamo por celular a su mama para contarle que estabamos en casa de la otra abuela de Diego, para nuestra sorpresa Diego tomo el celular y dijo “Abuela”, no lo imaginamos, alli estabamos mi mama, Arnaldo y yo y todos repetimos emocionados ¡Abuelaaaa! Dijo ¡abuela!, mas tarde lo repitio pero esta vez “hablando” con mi mama.

Al siguiente dia Diego queria el telefono de la casa, Arnaldo desconecto el auricular y se lo dio, estuvo contentísimo inmediatamente se vino hasta la cocina a enseñarnos su telefono.

La pasamos muy bien, mi mama había hecho compras especiales para Diego, verduras permitidas en la dieta de Diego, preparo carne molida en las ollas de acero inoxidable y con los aliños permitidos en la dieta de Diego, pero lo mejor de todo fue pasar el rato en su compañía, entre las 2 preparamos el almuerzo, lavamos los uniformes de Diego, recordé lo agradable que es tener a su mama al lado, poder decir ¿mama puedo llevarme carne molida? Y que te digan con todo el amor: hija todo lo que tu quieras, eso lo hice especialmente para Diego.

Y en otro momento Diego quiere agarrar un Cuatro (instrumento musical venezolano parecido a la guitarra pero en lugar de 6 cuerdas tiene cuatro) y yo le digo Diego no se toca cuidado con ese Cuatro, mi mama con tranquilidad me dice: … Diego puede hacer todo lo que quiera… puede romper lo que sea, menos el cuatro del Tio Luis, todo lo demás no tiene importancia, claro no es que uno va a dejar que el niño acabe con la casa, a lo qu eme refiero es que uno se puede relajar, y Diego lo siente, solo trato de tocar un jarrón que tiene mama en el comedor, los adornos de la sala ni le interesaron, yo iba pensando que seria un problema todos los adornos de la casa de mama, pero no, fue fácil mantenerle entretenido con cosas que no representaban peligro para el ni para nuestra tranquilidad.

Yo le avise: mama cualquier cosa que tengas perdido va a aparecer porque Diego no dejara hueco que no registre jejejejej

Preparamos un rico almuerzo el Domingo, mama invito a su hermano Reinaldo y su esposa, mi tio Nano, Diego al verle se vino a pegar a mis piernas pero le explique: Diego es el tio Nano mira le doy un besito, dale tu uno…mejor que no… luego no dejaba tranquilo a mi tio, se armaron un bochinche los dos que Diego no termino de almorzar toda la comida, por estar pendiente de jugar con mi tio.

Tanto mi tio como su esposa nos dijeron: “las terapias le han sentado muy bien a Diego” y notaron como Diego reconoce celulares, llaves, y le da función, como se sienta y quiere comer solo, etc

Diego definitivamente la paso muy bien, exploro, agarro las escobas, bailo, jugó con el tio, exploro gavetas... que no hizo?, le encantaron los muebles de mama porque son mas bajos y el casi logra subirse a ellos, Diego aun no sabe trepar a muebles de adultos, es que su tono muscular no se lo permite, aunque sabe como hacerlo, no puede, no tiene la fuerza para subir, solo puede subirse a las sillas bajas o las sillas de niño, se sube y se voltea como se le exige para su edad pero no tiene aun la fuerza necesaria para hacerlo en muebles, sillas o camas de altura promedio.


A la hora de despedirnos mama estaba un poco emocionada, nos pidió que fuéramos mas seguido para “darle vida a la casa”, la verdad que ella estaba feliz con su nieto riendo y jugando por todas partes, y yo me sentí un poco culpable por no ir a darle esta alegría con mas frecuencia.

Así que remediaremos esa falta lo más frecuente que podamos, a parte me di cuenta, que Diego tolera muy bien la Hora y cuarto que toma el camino a casa de la abuela!

2 comentarios:

sandra dijo...

que bueno que la paso dieguito definitivamente las aguelas son alcahuetas y maravillosas, y sabes si tiene razon la agueñlita hay que ir mas seguido a visitarla un abrazo sandra

La Sonrisa de Arturo dijo...

Pues sí, tendréis que repetir más a menudo... Diego superelajado y feliz y de paso vosotros os desestresáis un poco. Me recuerda a Arturo cuando ve a mi familia de Valladolid, que está bastante lejos..., complementamente feliz, deshinibido, independiente. Los niños son listos e intuitivos. Saben dónde son bien recibidos, donde no hay estrés y entonces dejan ver su mejor faceta.

Un beso.
Esther.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.