Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

lunes, 27 de octubre de 2008

Cuando el niño tiene la razón

Hace unos días ocurrio algo que me hizo recordar una anécdota de mi niñez, me causo gracia al percatarme, pero luego estuve pensando en otra arista del papel de Padre/Hijo, les pondre en antecendentes primero:

Cuando yo tenia unos 8 años, mi mama me dejaba al cuidado de mi abuela mientras ella se iba a trabajar, (realmente mi abuela me cuido desde los 2 hasta los 8 años), en esa ocasión yo tenia gripe, mi mama me estaba recien empezando un tratamiento para la constipación nasal, me estaba dando unas gotas que se administraban via oral, cuando mama le dio las indicaciones a mi abuela le dijo: “.. y este es el remedio para la nariz le das 10 gotas”.

Pues mi abuela entendió que como ese medicamento era para la nariz, debía administrarse como unas gotas nasales… uyyy Señor, pues a la hora del medicamento se prendio la pelea, mi abuela viene a ponerme las gotas en la nariz y yo le digo:

- No Coyota! Es en la boca (Asi le decimos a mi abuela)
- Ven que esto es en la nariz!
- No, es en la boca
- Venga por las buenas que eso es para la nariz
- NO QUIEROOOO, ES EN LA BOCAAAA…

Acto seguido mi abuela me agarra, me inmoviliza y me zampa las 10 gotas por la nariz!!!!

Yo pataleando… llorando y mi abuela, que le decimos mano e´ piedra Duran, no cedió hasta lograr su objetivo.

Claro cuando llego mi mama, la cosa paro en risas, y yo contenta porque tenia la razón!

Ahora en mi papel de mama, le serví a Diego un jugo de melón en un vaso que la tapa tiene un pico de goma que va conectado a un pitillo, al lavar el vaso debo desarmarlo para lavar cada pieza, el detalle esta en que al armar el vaso, esta vez omití conectar el pitillo interno.

Cuando le entrego el vaso a Diego, él empieza a chupar con el vaso en su manos paralelo a su pecho, al ver que no sale nada, obvio porque no tenia el pitillo, el levanta e inclina el vaso para que por gravedad el liquido salga por el pico, yo crei que esta confundido con los otros vasos, y lo “corrijo” tomando sus manitos y bajando el vaso, Diego lo vuelve a subir, yo le digo: Diego asi el pitillo no funciona hijo!, y el me miraba con cara de que te pasa mama?, total que repetimos la accion hasta que Diego empezo a prostestar y yo le deje quieto porque habia comido muy bien y no quería que terminara llorando.

Era evidente que se le hacia muy difícil succionar y algo que se toma rapidísimo le estaba tomando mucho tiempo, no logro tomar mas de 4 onzas, yo me decía: claro como va a tomar si tiene el pitillo "patas arriba".

Al llegar a casa e ir a lavar el vaso… me doy cuenta… todo encajo, el pobre me estaba “diciendo” mama asi es como sale el jugooo!!!

2 comentarios:

Fabi dijo...

jajaja!!!!
Y sí, a veces lo más obvio nos pasa frente a las narices que creemos que los equivocados son ellos... cuando en realidad somos nosotros, jajaja!
Besos
Fabi

Yoly dijo...

Chica hazle caso a ese niño, él te lo decía y tu ni caso. jajajaja.

Besos

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.