Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Diego en su sillón de Castigo

Este es Diego en su sillon de castigo.
Aqui le pongo cada vez que se pone mal criado, cuando sabemos que su rabia es absoluta manipulación, miren como se pone, el Psicologo dice que se debe hacer tiempo fuera un minuto por cada año que tenga el niño, es decir que a Diego le tocarian 2 minutos de aislamiento, pero nosostros le dejamos en un sillon de la sala o recibo de la casa y no esta aislado, sino apartado, y alli le dejamos hasta que se calma, acabandole de poner se revuelve y patalea llorando, pero poco a poco se va calmando.


Miren como se rie en cuanto se da cuenta de que le estoy tomando fotos, jejeje aqui le pregunto ya te calmaste? y el me alza los bracitos para que le cargue, es la señal de: si mama ya estoy calmado", si no lo estuviera.. gritaria mas y se pondria aun mas enojado.
Esto fue a horas del medioodia cuando no nos dejaba almorzar porque queria estar cargado

5 comentarios:

mi campeona dijo...

Me parece estupendo lo del castigo. Aquí la pongo sentada igual, pero en su sillita frente a la pared, pero esta mia es tremenda, ni caso la mayoria de las veces y palabrotas que siguen al castigo. uff!!, menuda lo tengo yo de difícil. Pero bueno hay que hacerlo, pero cuando estén mas crecidos y no haya remedio.
un abrazo

Andrea dijo...

Yo utilizo la silla, en una esquina, siempre la misma silla, ahí sin nada cerca que pueda golpear o tirar, la siento.
Si veo que se rie, la dejo más rato, hasta que no le causa ninguna gracia.
Yo casi ni le hablo lo único que le digo es " cuando romy se calme mamá la deja" o "primero me calmo romina". Trato también de no mostrarle mi cara, ya que "ciertos" gestos le causan placer.

Besos a los dos!


Andrea

Tamara dijo...

Yo no utilizo este metodo, la verdad es que no veo motivo aun para tener que reprenderlo, el no hace rabietas, ni se porta mal todo lo contrario, asi que por ahora no lo necesitamos, me dijeron en la terapia que podria dejar una silla con una foto de el enfadado y pegarla en la parte alta de la silla, pero aun no lo vi enfadado jeje, asi que mejor¿no?.
Decirte que esta guapisimooo hasta en el sillon de castigo para achucharlo y besuquearlo.
Besos Tamara mama de los tres mosqueteros.

nathygarfer dijo...

He intentado castigar así a santi, el psicologo me habló de tiempo fuera, pero cuando siento a santi para castigarlo, no logra sentarse, es que santi no se sienta ni para comer pasa todo el día de la sala a la cocina, al cuarto, a la sala otra vez, incluso las horas de comida son pesimas, porque santi no se sienta, prueba bocado y camina para el cuarto y viene y prueba bocado, y camina por la sala y así está todo el tiempo. No he logrado que se siente 3 minutos. Te imaginaras lo que pasamos cuando vamos de visita a alguna casa o cuando vamos a comer afuera, santi por el centro comercial caminando nosotros detras de el.Pesimo
Plis Dame la medicina

Betzabe dijo...

Entiendo el panorama que describes, sino cuenta todavía con la estructura necesaria para sentarse, “el castigo” jejeje ahora prefiero usar el termino modificación de conducta, puede realizarse de diferentes formas te enviare a tu correo un documento que explica otras tecnicas de modificacion de conducta, una terapista me dijo que existen casos en los que el niño en plena pataleta se lanza de la silla al piso y que ella lo levanta y lo vuelve a sentar y lo sujeta el tiempo que sea necesario hasta que el niño se calma, yo ponia a Diego y lo dejaba alli mientras el pataleaba, yo me iba ala cocina, a veces se bajaba del mueble y me llegaba allá a la cocina y se tiraba justo a mis pies en el piso para que yo viera su drama, pero yo lo cargaba y lo llevaba otra vez al sillon, en una ocasión lo mordio y le abrió un enorme hoyo, igual lo dejaba allí hasta que dejaba de llorar, yo le decía NO LLORES NO LLORES Y TE CARGO y asi fue entendiendo que solo cuando se calmaba yo le prestaba atencion y le felicitaba por lograr controlarse.

Al principio uno se sienta como una bruja malvada o cree que el niño no comprende pero ellos van asociando la silla con la conducta que trajo esa consecuencia.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.