Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Diego Oposicionista?

Desde el Lunes en la tarde noto a Diego oposicionista… y teatrero, les explico.

Ese día, luego de recogerlo del colegio fuimos al Orinokia (Centro Comercial) pues su papa tenia cita para cortarse el cabello, mientras Arnaldo estaba ocupado Diego y yo paseamos por el centro Comercial, al principio Diego se deja llevar de la mano, pero luego se emociona y quiere “correr” solo, entrar alas tiendas que le gustan, etc.

Yo quería aprovechar para ver ropa pues estoy pensando en los estrenos navideños y en una cena de Navidad que dará la compañía para la que trabajo este Jueves por la noche… y no tengo nada que ponerme! (típico como dice Arnaldo).

Así que iba con la mente en modo ropa, entramos a la primera tienda de adultos y yo llevaba a mi mono enganchado a la cadera junto a mi cartera y con la otra mano revolvía estantes de ropa y atajaba las cosas que las manitos del mono no dejaban de halar y tocar.

Por casualidad di con un juego para mantenerlo entretenido, Diego tomo un bluson que le llamo la atención por el color y me lo mostró, era un bluson muuuuy sexy, toda la espalda descubierta + un escote que debe llegar al ombligo, de esos que se mantienen en su sitio solo por arte de magia, yo lo veo y le digo con entonación de sorprendida-alarmada! Y con cara de asombro muy exagerada:

¡Muchacho!, ¡eso no se lo puede poner tu mama!
¡Muchacho! Te estas burlando?, mira! Que a tu mami se le sale todo por aquí, por aquí, por aquí!

 
Y a Diego le hacia gracia y se reía, entonces colgábamos la blusa, yo aprovechaba para mirar mas y el escogía otra para repetir el juego, pero les digo que de verdad escogía, tocaba las camisas, las miraba y soltaba una sarta de lenguaradas que la verdad me encantan, yo hacia como si eran palabras muy claras: ¿Qué me dices?, ¿esa no?, ¿esta tampoco?, ¿cual te gusta?, ¿esa no me gusta a mi?, ¿negra otra vez?, ¡De esta no le va a gustar el precio a tu papa!.... hasta que se decidía por sacar alguna y repetíamos el juego.

Perdió interés al cabo de unas cuantas repeticiones y se empezó a revolver para que le bajara al piso… salimos de allí sin ninguna compra bajo la mirada de un dependiente bastante frustrado por el tiempo que invirtió en "vigilarnos" sin concretar la venta.

Pasamos frente a Ovejita, una tienda de ropa de algodón (pijamas-franelas) muy conocida, sus vitrinas están llenas de ropa para niños y a Diego le llamo la atención y entro, yo recordé que Diego necesita pijamas nuevas, así que quise aprovechar, uhm, lo que me esperaba, Diego a los 2 minutos ya había visto todo lo que le intereso y se lanzo a la salida, yo le había dado un par de pijamas para que las sostuviera y se entretuviera, y al salir con ellas la alarma se activo: PIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Levante a Diego bajo sus protestas y pataleos para que le dejara volver a bajarse, y bajo la mirada de todos los clientes de la tienda, decidí que esas 2 pijamas eran suficiente, fui hasta la fila para pagar, allí Diego empezó su obra máxima:

Ayyyyy, ayyyyyy, ayayayayayyyyy como a 120 decibeles

No tenia ni una lagrima, solo los lamentos, de repente veo que quieren salirle unas lagrimitas que no terminan de aflorar, y veo como Diego con su manito, tocaba sus ojos para constatar que había logrado sacar lagrimas, para tocar sus ojos paraba los ayayayyayyy, y luego de que constataba que si tenia lagrimas continuaba con sus ayayayyayyy, eso era llanto falso!, era un teatro!, se calmo cuando le dije que íbamos a pagar y le mostré el interior de mi cartera, saco el monedero y saco una tarjeta de presentación en lugar de la tarjeta del banco jejeje igual se la extendía a la cajera, aunque ni era la tarjeta adecuada ni era nuestro turno.

Desde esta ocasión registre que volvieron los ayayayyyyys, y pense (uhm ya tendremos notas y reportes de Diego molesto y lloroso), pues ayer la Maestra dijo que estuvo lloroso en el colegio, y la tutora que estuvo oposicionista, por defecto se negaba a realizar algunas actividades y a cada rato: ña,ña,ña dice la tutora y que estuvo toda la tarde “conversando”: tatata, ahcuaug, uhmmmm, ahahha. Lo bueno es que aunque bajo protesta completo una buena cantidad de actividades.

Queria resaltar, que estas lenguaradas y tatata, y anmm, y agggrrrar, no están presentes todos los días, hay días en que esta muy silencioso, solo señala ah, ah, ah o solo emite sonidos guturales, uhhhmmm y gritos (estos para expresar molestia), por eso cuando esta “conversador” su jerga ininteligible nos parece hermosísima y generalmente cuando esta así, se atreve mas a intentar pronunciar palabras y le salen esos premios: ¡Agua! dijo ayer claramente para pedirnos Nestea a la hora del almuerzo, como no puede tomar Nestea le dimos agua y la rechazo.

A veces Diego esta conversador, y por ejemplo suelta un atatat ta! Acompañado de subir sus bracitos para pedirme que lo cargue, y yo le digo: Dí Cargame Mama!, entonces es como si siente aprehensión , deja de decir tatatat y me mira fijamente la boca mientras yo repito las palabras, trato de hacerlo como nos explica la terapista del Lenguaje, con la mejor pronunciación, palabras cortas y claras y exagerando cada movimiento de la boca para darle oportunidad de mirar como debe mover los músculos faciales, lengua, labios para articular esas palabras, algunas veces le veo gesticular sin emitir sonido, como probando como se hace, cada intención se la celebro y le doy ánimos para que siga intentando.

Entiendo que estamos en esa etapa de construir pasito a pasito el tan deseado lenguaje hablado, lo que llamamos en nuestra carrera “hacer la carpintería”, paso a paso, no se construye un puente de un día para otro, debes ir desde los cimientos hasta los detalles de acabado, a todos debes darle su tiempo y su importancia, cada paso puede complicarse, algunos saldrán tan fáciles que ni los notas y otros serán retos importantes.

No hay atajos, no hay via express, no esperamos una barajita que diga: Adelántese al penúltimo escalón, sabemos que debemos ir trabajando cada paso de este camino con tesón, con alegría, con optimismo.

Pero este camino hijo es cada vez mas interesante, mas satisfactorio, mas humano, que apropiada queda la frase de cada paso es una meta y cada meta es un paso.


Hace unos días llevaba yo la boca de un rojo perfecto (no estoy ufanándome es el nombre del labial) algo que no hago muy seguido, y note que en cuanto me puse el labial Diego me miraba la boca divertido y con curiosidad, aproveche para decirle varias veces:

Mama, mama, mama, mama, mama, jejeje …

Diego se intereso, repitio conmigo unos cuantos mam, mam y luego toco mis labios y se llevo pintura a los suyos jejeje

PD: Lo siento Arnaldo tendrás que usar tu propia técnica para la palabra Papa, creo que el color rojo no es una opcion para ti jijijiji

1 comentario:

Cuca dijo...

Me encanta con que sentido del humor relatas tu visita a las tiendas con Diego. Que payasete es! Me encantan sus travesuras, se parecen mucho a las de otro golfo que tengo en casa.
Saludos

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.