Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 8 de enero de 2009

Comportamiento de Diego Durante el Viaje PARTE II

Había comentado que Diego tuvo 2 días de impacto con el cambio de ambiente, eso sin contar con el día del viaje a Valencia que ya saben Diego la paso mal, por nuestra falla de “logistica”. Les contare los momentos “criticos”.

El día 23 Diego estaba de muy buen humor, a pesar de amanecer en una segunda casa nueva y de estar en presencia de mas personas nuevas, el gran atenuante: su primito Marco Rafael, Diego encantado con su primo, no se molesto por casa nueva, ni por cambios ni nada parecido, andaba detrás de su primito tratando de imitarle y antojándose de todos sus juguetes, Marquito terminó diciendo: mamaaaa Diego no me deja en paz! Jejejeje

En horas de la tarde salimos a hacer las ultimas compras, regalitos para los primitos y un triciclo para Diego, llegamos al centro Comercial Sambil, las tiendas estaban todas llenas, habían largas filas para pagar los productos, entramos a una juguetería buscando un triciclo que Diego pudiera usar, Diego es de talla pequeña y queríamos estar seguros de que alcanzara los pedales, así que no quedaba otra que entrar con Diego y tratar de “probar” los triciclos, craso error, Diego vio un carro eléctrico rojo, el mismo de la película Cars, y se lanzaba de mis brazos con una fuerza que no sabia que tenia, así que salimos casi corriendo de allí, esos carros son hipercostosos y no dejan que los niños se monten.

Así que Diego se puso molesto: protestaba por todo y no quería caminar, debí llevarle cargado todo el tiempo (3 horas seguidas señores), no quería irse con nadie mas, Arnaldo entro a la juguetería a hacer la fila para pagar el triciclo (que resulto muy grande) y mi hermana y yo seguimos caminando, me fije que la pañalera de Diego estaba muy pesada e intente dársela a mi hermana para que me ayudara, ya que no me podía ayudar con Diego porque no quería irse con ella, aquí ocurrió algo que aun no entiendo del todo, Diego dio un grito furioso cuando vio que le entrega “su bolso” a mi hermana, es mas, alcanzo a sujetarlo por el asa con mucha fuerza, yo le dije: Si Diego Betzaida me va a ayudar con el bolso, yo no voy a cargarte a ti y al bolso también y forcejeamos hasta que le quitamos el bolso. Uyyy… a partir de este momento y durante los siguientes 2 días, y cada vez que contábamos el incidente, Diego literalmente le gruñía a mi hermana, Betzaida no podía tocar nada, porque Diego salía corriendo a quitárselo gritando furioso, y si se le acercaba, Diego gritaba y la rechazaba.

Me dio mucha pena con mi hermana porque ella andaba con nosotros solo para compartir mas tiempo con su sobrino, siempre me esta diciendo que Diego crece rapidísimo y que ella casi no lo puede ver, que el niño no la va a identificar como su tía, etc. Que error mas tonto cometí, Diego estaba molesto con su tía por quitarle su bolso, pude manejarlo con mas suavidad aunque sin consentir, en ese momento yo estaba molesta porque además de cargar a Diego tenia que cargar un bolso pesadísimo, allí llevo de todo, 2 comidas completas para Diego mas agua, jugo, leche de arroz, galletas de 2 tipos, pañales, toallitas etc.… me daba coraje, pensaba y si se lo consiento lo tomara como una rutina y no, no lo acepto!

En otro momento Arnaldo le fue a dar una bebida a mi hermana y Diego salio corriendo a arrebatársela, Betzaida fue a tomar un papel de una bandeja que le ofrecían y Diego gritando trataba de quitárselo, en otra ocasión Betzaida solo se le acerco y Diego la agarro por la camisa y la tironeaba furioso, Pensamos Dios! esto no esta bien y si no hacemos algo ahora Diego mantendrá esta horrible conducta, Arnaldo cargo a Diego, llamamos a la tía y le dijimos a Diego:

Diego ella es tu tía Betzaida, Arnaldo abrazo a mi hermana con el brazo libre y le beso en la cabeza, yo también me acerque y abrazamos a Betzaida, ella es la tía hijo y la queremos mucho, Diego miraba atentamente, así fue como neutralizamos el “efecto bolso”, luego fue poco a poco cediendo, Betzaida se divertía bañándole diariamente y le dejábamos ser la “buena”, los momentos de ser la “mala” como sacarlo de la bañera que no le gusta nadita, siempre quiere seguir en el agua jugando, iba yo y le sacaba; a los pocos días mi hermana podía cargarle y Diego le daba besitos, superado el tema.

Ahora que ya ha pasado, que me siento a escribir es mas fácil ver donde debo mejorar, pero en el momento, es difícil no dejarse afectar por las emociones, me doy cuenta que a mi me afectan prácticamente las mismas cosas que a Diego, la gente, las colas, que me cambien “mis” rutinas, que me cojan mis cosas, el estrés de no tener las cosas listas, si yo me pongo de mal humor, Diego lo percibe y reacciona….

Yo empiezo a quejarme de todo, y me pongo negativa, si las cosas no quedan “perfectas” ando molesta, ¡Dios!, como me falta por aprender, ojala y uno pudiera pasarse un suiche y decir Hora de relajarse y ya, era casi víspera de Navidad y yo misma me llamaba el Grinch.

Ahora me pregunto porque andaba enojada y las cosas dan risa y parecen absurdas: Preocupada porque debía hornear el pernil de cochino (cerdo-puerco) para la cena de Navidad y temía no tener todos los ingredientes y utensilios a tiempo; preocupada por no tener el regalo de Navidad de Arnaldo a tiempo. Preocupada porque aun no teníamos todos los regalos para los primitos de Diego, cosas tan sencillas y me generaban estrés.

Menos mal que completamos toda la lista a tiempo y pudimos revertir el mal humor de Diego y mío al día siguiente, aunque no fue tan fácil convencer a Diego…

…Continuara

4 comentarios:

Andrea dijo...

Hola por ahí,
Te cuento, con romy he pasado tantas situaciones de esas que me estresa sólo de pensar en ellas.
Era llevarla al supermercado o al mall, y era todo una crisis, estrés y más estrés. Lo que creo es que Diego se estresó al recibir muchas estimulaciones: como ir de compras a un lugar lleno de gente + estar en un lugar, ciudad, paisajes, gente nuevo.

Yo aprendí que con Romy todo a la vez no puedo hacer , o voy a un supermercado lleno de gente, o voy a la playa, tengo que evaluar a cuántas estimulaciones puede recibir para pasarlo bien.

cuando tenía pánico en el supermercado, empezamos a ir cada 5 minutos una vez por semana, lo mismo con el mall.. era mucha trabajo pero terminó dando sus buenos frutos!

Lo mismo, adaptarla a lugares nuevo pero de apoco.. y anticipar la situación.

Eso me sirvió de MUCHO!!
espero que te sirva mi experiencia

Saludos!!

Andrea

La Sonrisa de Arturo dijo...

Bezta,
A toro pasado, a todos nos parece todo muy fácil, pero la cuestión es ir solventado las cosas y aprendiendo poco a poco,si eres nerviosa y perfeccionista, es normal que te alteres. También es normal que Dieguito "se contagie" de verte alterada.
Que bien solventasteis el efecto bolso!!
La verdad, desde fuera, leyendo, las reacciones de Dieguito me parecen de que tenia envidia a su tía, apareció alguien que venia a mangonear sus cosas...
Arturo, cuando era pequeñajo, era imposible meterle en ningún comercio, con o sin gente, lloraba como si le matasen... Ojo: en los bares no le importaba.¿porque? ni idea...
Esto sucedió hasta los dos años, dos años y medio, pero a partir de esa edad esa intolerancia fue desapareciendo paulatinamente...
No te puedo decir mas, no hicimos nada para que desapareciese

Esther

Yoly dijo...

A nosotros nos pasaba una situación similar con J. Hubo un tiempo en que a J le dio con Kimberly. Si le daba una rabieta o coraje por cualquier cosa, iba y mordia, le halaba el pelo o le daba a Kimberly. Si le llamaba la atención o lo corregia en algo, iba directo donde Kimberly a darle. Si Kimberly lo aguantaba para impedir que le diera o la mordiera J se ponia más furioso y no estaba feliz hasta que le pudiera dar o morderla.

A veces nos casusaba risa pues J se tanquilizaba, pareciera que ya se le habia olvidado el asunto de darle a Kimberly y cuando ella menos se lo esperaba, él llegaba de la nada y le daba un puño.

Habia otras veces que solo de pasarle por el lado a Kimberly, y sin J haber pasado corajes ni nada, le daba un tirón de pelo.

Nunca supimos a que se debia esta conducta o mania con Kimberly pero GAD ahora él se lleva muy bien con ella.

Arnaldo dijo...

En nombre de Betzabe:
Gracias chicas me hacen sentir mejor, aunque se que debo mejorar mi control de estrés, espero usar estas experiencias en un futuro y no cometer los mismos errores.

Creo que tuvimos mucha suerte al detectar a temprana edad el trastorno en el desarrollo de Diego, pero esto hace que gran parte de las características no estén presentes y nos mantiene vigilantes y ansiosos en si las tendrá o no, claro siempre rogando que no lleguen nunca, pero atentos para dar la pelea y ayudar a nuestro bebe en todo lo que este a nuestro alcance.

Por estos días no tengo acceso a los blog amigos, pero en cuanto lo tenga pasare leyéndoles, también quiero saber como han estado sus nenes, por eso no he podido contestar a sus comentarios y darle la Bienvenida a nuestros nuevos visitantes.

Viviana muchas gracias por tus palabras.

Pato, yo también creo que Florencia será una magnifica hermana, vos le darás los valores necesarios, tu nene estará bien.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.