Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 30 de abril de 2009

Sobre la Comunicación Docente - Padres

Durante mi tiempo de ser una MSE (Madre de Sala de Espera), es decir de estar sentada en la sala de espera del centro de terapias a donde llevamos a Diego, encontré un articulo que me pareció muy interesante y que quiero compartir, sobre todo porque acabamos de recibir la Boleta del Segundo Lapso de Diego y porque he estado pensando mucho en la labor de las educadoras, psicopedagogas, terapistas, médicos, todo el que debe comunicarnos algo sobre el desarrollo de nuestros hijos.

Pronto publicare la Boleta de Diego, junto con unas reflexiones y también una tercera entrada contando sobre mis experiencias como Maestra Interina de Preescolar, siii, también me ha tocado estar del lado de las maestras.

Cada vez me fijo mas, en que las oportunidades de aprender y de crecer están siempre frente a ti, desde lo cotidiano, desde la mas irrelevante actividad, vivir la vida intensamente, no es mas que vivir nuestros días haciendo las cosas lo mejor posible.

Mas adelante ese conocimiento puede ser la piedra angular de muchos proyectos de vida: aprender a cocer vestidos de muñecas te puede llevar a ser diseñadora, aprender a cocinar te puede facilitar llevar una dieta rigurosa, hacer tareas que no te gusten pero que no se pueden dejar de hacer, te ayudaran a saber dosificar las asignaciones de trabajo a otros, trabajar unos días de Maestra Interina, te puede ayudar a entenderte con los Docentes de tu hijo, cuidar de un niño especial puede ayudarte a ser tolerante y ser sensible ante las necesidades de las demás personas.

Sin mas que agregar por ahora, les dejo con el articulo.

LA DIFÍCIL TAREA DE PRESENTAR INFORMES DE NUESTROS ALUMNOS.

Sección: Un espacio de prácticas reflexiones.
Autor: Lic. Gustavo Iaies, Consultor Del Instituto de Planeamiento De Educación De La UNESCO.
Fuente: Revista Maestra Jardinera, Noviembre 2005.



La cámara se acerca a la mesa y los enfoca, ella lo mira, él la mira fijo y le dice:

Miguel: - No quiero que nos sigamos viendo…
Andrea: - ¿Por qué, ya no me quieres?
Miguel: - La verdad que no… Estoy enamorado de otra mujer y en realidad… ¡no se si alguna vez te amé!

El se pone de pie, ella llora, y él sale caminando. Una hora más tarde estará contándole la situación a un amigo:

Pedro: - ¿Por qué le dijiste eso?, ¿Por qué la lastimaste así? – le pregunta.
Miguel: - Es que le tenia que decir la verdad, yo la respeto, quiero seguir manteniendo mi amistad con ella, no le podía mentir – le contesta en voz baja.

La cámara se aleja y los títulos y la música, anuncian el final de la película. Muchos seguirán discutiendo esa última conversación en el Bar. ¿Hizo bien en decirles las cosas de ese modo?, ¿Era necesario lastimarla?, ¿La verdad justifica el dolor?, ¿Era el mejor modo de mantener la relación?.

¿Cómo comunicar situaciones difíciles?, es una pregunta que nos viene a la cabeza cada vez tenemos que redactar los informes de nuestros alumnos o presentárselos a los padres.
A veces optamos por unos textos descriptivos más o menos técnicos, con el objeto de evitar conflictos. Otras veces apelamos a elogios y censuramos los temas difíciles. En otros casos nos animamos e intentamos decir lo que pensamos.

Siempre existirán consecuencias.

Lo primero que debemos considerar es que efectivamente es una situación difícil, que los padres están sumamente sensibles y que cada palabra adquiere una connotación especial en ese contexto.

Desde ese punto de vista, el consejo es que debemos evitar considerarla una situación de rutina.

Hace unos días leía una nota del filósofo argentino tomas Abraham que decía:

“No hay inmediatez mayor con nuestro ser que el ser de un hijo. Un hijo nos conmueve. Es el mas crudo de los egoísmos, pero es el mas generoso también, porque ya nada nos importa mas que su ser y al mismo tiempo nos abre el mundo, sublima nuestra sensibilidad, extrema nuestro amor, animaliza el alma”.

Lo que nos dice Abraham es que no podemos pensar que la distancia que nosotros tenemos con cada chico es la misma que tienen los padres. Cuando hablan de sus hijos hablan de ellos mismos y eso lo debemos tomar en consideración.

En segundo lugar, debemos tener claro para qué hacemos el informe. Podríamos decir que el mismo responde a la idea de comunicar a los padres y comentar nuestras visiones de cada chico, con el objeto de mejorar sus posibilidades de aprendizaje, en un sentido general. ¿Qué significa eso? Que preparamos un informe, y se lo damos a los padres, porque creemos que ese dialogo con ellos puede ayudarnos a mejorar el trabajo con el niño o con la niña.

Desde ese punto de vista, debemos pensar las características del informe. ¿Es importante decir toda la verdad?, ¿es importante transmitir textualmente lo que pensamos? Volviendo al comienzo de este artículo diremos: ¿Fue bueno que Miguel le dijera toda la verdad a Andrea? Creo que si el objetivo era mantener la relación, la forma hiriente de decir las cosas conspiro contra ese objetivo.
Del mismo modo en nuestro caso, debemos pensar el mejor modo de decir las cosas, es decir, el que mejor responde a nuestro objetivo. Si presentamos solamente los aspectos favorables, perderemos la posibilidad de que el informe sea una herramienta que promueva cambios en la relación de los padres con los niños. Si somos muy duros, habremos deteriorado tanto el vinculo o lo habremos tensado de tal modo que será difícil seguir trabajando.
Es importante que los padres no se sientan evaluados sino invitados a pensar. Y eso debemos plantearlo antes de empezar el informe. “Estamos aquí para conversar acerca de cómo vemos a “X” y qué podemos hacer para ayudarlo a mejorar”. Esa es la escena favorable para que el informe sea escuchado con un sentido positivo.

Hay que encontrar el modo de plantear las cosas, que transmita el afecto que sentimos por nuestro alumno, nuestra apuesta a su mejora, nuestros propios replanteos y autocríticas, y los desafíos que vienen hacia delante para todos.

Debe desprenderse una invitación a ayudarlo, y deben quedar claros los desafíos que todos nos estamos planteando.

Hay que seleccionar los temas en los que podemos comprometer a los padres para que hagan algo. No tiene sentido llevarlos hacia problemas ante los cuales no podrán colaborar.

Volviendo al comienzo, Miguel se quedo contento, dijo toda la verdad, pero nunca cumplirá el objetivo que tenía: lo más probable es que se termine su amistad con Andrea.

Ellos son adultos y pueden equivocarse. Pero no nos puede pasar lo mismo a nosotros, de ese vínculo depende la posibilidad de que ayudemos a un niño a crecer.

El importante es él, no nosotros ni nuestras ganas de decir las cosas, No podemos fallarle.

2 comentarios:

PARAAYUDARATOMAS.BLOGSPOT.COM dijo...

Super interesante!! Yo soy M.A.D.R.E. (Maestra de apoyo diaria responsable y eficiente) jajaja.
Esperarè los pròximos posts.

Besos

MamideGlori dijo...

Pero no todos los padres reaccionan igual,yo por ejemplo necesito tener mucha información, negativa o no, para asumir y reaccionar. A otros padres hay que darles la información poco a poco porque el agobio puede provocar el efecto contrario. Es difícil, lo digo por experiencia. A veces he metido la pata por informar de más o de menos, sin mala intención por mi parte, pero me ha ocurrido. Y es muy difícil de conseguir el término medio...

Reflexión muy interesante.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.