Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 10 de junio de 2009

Maestra Interina II


Sigo contándoles sobre mis días de Interinato.

Ya me sentía más confiada en mis destrezas de Maestra a pesar de que había tenido algunos incidentes, pero ahora tenía otros “sentidos” activos.

Una mamá al traer a su niño me pregunto si iban a llevar la arepita, le dije que no estaba segura, que quizás en unos minutos avisaban.

Al poco rato, me percate que la mama, seguía frente al salón y de cuando en cuando se asomaba, yo estaba preocupada porque el hijito le viera y empezara a llorar, me acerque a preguntarle que mas necesitaba, allí le note la profunda carga emocional que llevaba, me dijo:

Maestra es que necesito saber si mi niño hoy va a tener merienda, es que no tenia nada que traer de casa, contaba con la merienda de aquí, y ahora me dicen que ayer no hubo, lo que puedo hacer es dejarle dinero para que compre algo, pero lo único que tengo es el dinero para mi pasaje para ir al trabajo, si se lo dejo me quedo sin dinero para tomar el autobús y tendría que irme caminando. Necesito saber si tendrá o no la merienda.

Glup! sentí el peso de su situación, no podía decirle que las maestras sabíamos eso y que le quitábamos merienda a otros niños para darle a los demás, eso seria mal visto, así que me ofrecí a averiguar si habría o no merienda, de la Dirección llamaron y la mama cocinera dijo que SIIII, que ese día le habían llevado “rellena arepa”.

Nunca pensé que me alegraría tanto que trajeran la arepita, nunca pensé que diría con orgullo: si tendremos arepita hoy.

Nunca pensé que esa corta frase significara tanto: Vi la sonrisa de esa mama, la vi aliviarse y salir mas tranquila a su trabajo.

Anote mentalmente estas dos cosas:

Que amor el de las madres, capaces de hacer estos sacrificios tan grandes por sus hijos.
No se necesita ser adinerado para darle lo mejor a sus hijos, darle todo ese amor es increíble. Esas la anotó mi parte “romántica”.

La parte práctica anotó:

Dios la arepita viene con “rellena arepaaaas” eso NO es comida adecuada para estos niños, rellena arepas es un fiambre de pésima calidad, es una imitación de jamón endiablado con mortadela y sabe horrible y tiene cualquier tipo de conservantes. Es lo más barato que puedes encontrar en fiambres.

Otro producto que jamás llevaría a mi mesa por gusto propio, y ahora tenia que ver a estos chiquillos comerlo, y “comprender” que ese producto que me parecía de pésima calidad, aliviaba tantas necesidades entre estas familias.

Cuando llego la arepita note otras cosas:

La mama cocinera venia con sus bandejas orgullosa por poder entregar la arepita…
Los niños aplauden cuando llegan tanto la arepita como el señor de la leche…

Los niños muestran su honesta alegría y estos trabajadores la reciben como la mejor de las retribuciones, las maestras se alegran, se alivian, y entre estos trabajadores hay un lazo, se saludan cada día con cariño, porque saben cuanto vale el trabajo de cada uno.

Ese día hubo merienda de “lujo”: leche y arepita.

Y note por primera vez algo especial del niño especial, no había dicho ni una sola palabra, y ya llevaba 2 vasos de leche y venia a pedir mas, rápidamente le explique que se llevaría otro a casa. Le pedí buscar su mochila y que allí guardaríamos la leche.

Y ya… esa fue mi única interacción de tu a tu con el niño.

No hice nada mas, nada por integrarlo, nada por estimularlo para que intentara hablar, nada, nada adicional, solo pensaba en que bueno que no da problemas de conducta, hasta allí y también pensé, ¿que tendrá? lo único que noto es que su cabeza es un poco grande y en que no habla.

El seguía la rutina de la clase, hizo su proyecto pero no me asegure de verificar que entendiera lo que se le pedía, solo lo deje hacer y ya.

Así que como verán, ese niño especial no tenía ni un solo acomodo o informe de su “problema” o estrategia de estimulación, nada de eso, solo la dieta la medio cuidaba su maestra para que no se excediera.

Cuando termine el interinato extrañe a los niños, vi que ser Maestra es un trabajo muy satisfactorio, y con muchas implicaciones sociales.

Hace ya bastante tiempo que no he tenido mas contacto directo con la educación preescolar o primaria publica, no puedo decir con seguridad que esta situaciones de falta de recursos continúa igual, pero casualmente este mismo sábado, he leído en el periódico local que las autoridades locales “han pedido plazo para comenzar a hablar sobre el pago de la deuda salarial con los educadores”.

Es tan triste ver como faltan tantos recursos para unas cosas y en otras se derrocha, si revisas las leyes y los programas todos parecen excelentes, y muchos se llenan la boca alabando lo escrito, pero y la practica?… la practica es otra cosa, las leyes son leyes macro, allí cabe casi cualquier cosa…

¿Y los planes y reglas y procedimientos para tener los beneficios concretos?, ¿donde están? ¿Quien las aplica y quien las supervisa?,
¿Quien se asegura que lleguen los insumos por ejemplo?

Ustedes podrán pensar que escribo esto pensando en la educación especial y no en la regular, pero es que hace años que la humanidad llego a la conclusión que es mas provechoso para todos la “educación inclusiva” y Venezuela desde el 2005 así lo contempla en sus leyes, acá pueden ver el decreto.

De este decreto se podrían desprender muchos acomodos o adaptaciones para que sea efectiva la integración y que el Estado esta en la obligación de proveerlos.

Pero hoy después de 4 años y medio de este decreto, no veo mayor cambio, y no veo claro cuales son esos beneficios, en que consisten, cual es su alcance.

Diego que tiene indicada educación regular, por ahora va muy bien en su maternal, fuera del tema de la comida que debo llevarla yo por ser especial; todo bien hasta ahora, pero no se si mas adelante Diego requiera algunos acomodos y no se si podamos costearlo nosotros, por eso mi inquietud de ir investigando de que se dispone.

Navegando en la blogesfera me entero de los adelantos que llevan otros países con respecto al nuestro, en materia de integración y de beneficios para las personas especiales y sus familias:

Solo mencionare algunas, a las personas locales les digo que deben recordar cerrar la boca luego de leer la siguiente lista ejemplo:

-Subsidios en dinero contante y sonante para atender las necesidades de la persona especial, o para compensar el presupuesto familiar si alguno de los padres debe dejar de trabajar, no son fortunas pero ayudan.

-Pañales desechables después de que el niño alcanza los 3 años y los sigue necesitando.

-Carnet de exoneración del pasaje en transporte local para la persona especial y sus responsables directos.

-Exoneración anual de algunos impuestos para los vehículos donde se trasladan las personas especiales.

-Terapias psicopedagógicas, Ocupacionales, de Lenguaje etc. según sea el caso.

-Maestra sombra en el colegio.

-Servicio Medico convencional incluyendo las medicinas.

-Adaptaciones o Recursos técnicos que pueden ir desde un apoya lápices hasta una computadora.

-Derecho a Dieta especial en el colegio.

-Asistente personal o acompañante terapéutico!!! Siii una persona capacitada que llega bien temprano a casa y ayuda a la persona especial en su rutina diaria: aseo personal, desayuno, ir al colegio, ir a sus terapias, ir a una clase de natación por ejemplo.

Es cierto que esta lista es una pelea continua para que se cumpla como debe ser, pero… y ya pueden cerrar la boca… acá no hay nada que se le acerque.

Nuestras prioridades nacionales al parecer son muy diferentes: prepararse para una eventual guerra, integración Latinoamericana, crear bancos internacionales nuevos, hacer gasoductos por todo el continente, ufff, seré corta de mente pero en esas cosas yo invertiría luego de poner la educación, la salud y el autoabastecimiento alimentario como tacitas de plata.

Y si hablas con cualquier persona sobre la necesidad de organizarse para pedir al sistema gubernamental ciertas condiciones para nuestros niños (regulares y especiales), los mismos interesados elevan las vistas al cielo, dando por perdida la lucha antes de iniciarla, mientras te responden con un “si se debería” pero como hace uno, todo se queda en deberíamos, nadie concibe que uno pueda pedir una maestra sombra y que la pague el estado, primero porque hay que empezar con que el colegio acepte tener una maestra sombra en sus aulas.

Pedir un comedor donde hagan dietas adecuadas para los niños, en donde se pueda tener menús para celiacos, diabéticos, comida Khoser, comida GFCF… jajaja eso da risa la verdad, es cosa de películas, si hoy nuestras escuelas lo que están peleando son necesidades básicas: agua, luz, seguridad, cualquier merienda y el pago de sus docentes al día…

¿Qué podemos hacer Bebé Mágico?

Dicen que en la unión esta la fuerza, así que es mucho el camino por delante, pero cortos o largos, los caminos se recorren de paso en paso.

1 comentario:

Beatriz y Fernando dijo...

Betza, esa es mi eterna lucha con mi yo interno.. porque no podemos ser un país con un poquito más adelantados con la seguridad social como Argentina? o Chile, solo por dar 2 ejemplos de nuestra suramerica.. Tambien pienso, sera que ahora es tan importante para mi por estar involucrada directamente con esta necesidad? Tal como te paso en aquella oportunidad de interina con el "niño especial"...

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.