Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 23 de julio de 2009

Si no hay piscina hay charco

Ayer Diego se encontró una pelota de playa, de esas inflables, preguntamos a los niños vecinos pero no supimos quien la dejo olvidada frente a la casa, sospecho que como ya estamos en la época de vacaciones, la piscina se la pasa llena de niños, lo mas probable es que se voló con la brisa y llego hasta nuestra calle que es la única frente a piscina en esa dirección.

Otro objeto perdido que devolver, recordaran que con los crocs nos paso algo igual, forre una caja y la identifique con un letrero de Objetos Perdidos y no duro ni un solo día en la piscina, por la noche los tarajayos (adolescentes) que se reúnen en esta área social la usaron como cava improvisada para meter allí un saco de hielo y enfriar sus bebidas, GRRWWWR

Así que esta vez no me preocupare demasiado, la pondré en cualquier lado de la piscina y ya, no tengo ninguna esperanza de que retorne a su dueño real, seguro terminara reventada por algún chico dominante de las manadas que se reúnen en las horas nocturnas.

Pero lo que quería contarles, es que Diego trata de hacer la rutina de pelotas que hace con el terapista ocupacional, y es divertido ver como trata de sentarse sobre ella y de saltar y cuando pierde el equilibrio mete rápidamente sus manos para aguantar la caída. También hizo algo muy gracioso: se metió la pelota entre sus piernas, casi cubre la totalidad del arco o túnel que hacen sus piernitas y sosteniendo la pelota de esta forma, caminaba como pingüino, y nos reíamos muchísimo por su peculiar caminar.

Estuvimos jugando frente a la casa, pero pronto me percate que mis amigas del parque me hacían señas para que me les uniera en el parque, yo temía ir porque ahora que están encendidas las fuentes de agua, seguro Diego querría meterse a la piscina en cuanto las viera; pero ni podemos vivir en una burbuja, hay que meterle el pecho a la realidad, hasta alla nos llegamos, Diego emocionado viendo a los otros niños bañandose y las fuentes, vino a pedirme que le quitara la ropa para meterse al agua.

No,no, no Diego, hoy es solo parque, no hay piscina- le dije

Y a mis amigas les comente: ayyy ya Diego se va a bataquear en el piso furioso porque se quiere meter, ya esta diciéndome que le quite la ropa.

Que va eso se le olvida ahorita mismo, asi estaba el mio, a cada ratito venia a decirme agua, agua, hasta metió los pies en la piscina, mira como anda todo mojado, pero le dije que no, ya es muy tarde.

Diego se volvió a acercar, note que estaban dos vigilantes sacando a los niños del agua, así que aproveche para decirle: mira Diego ya están cerrando la piscina, los niños se tienen que salir.

Venia otra mama con una niña pequeña llorando por tener que salirse y Diego se entretuvo mirándola y hasta le paso la mano por carita consolándola, el llevaba un caballito de juguete en la mano y lo compartió con la niña, pero note que solo por un rato, se lo volvió a quitar, ahora esta mas lanzado, “defiende mas sus derechos”, con esto y con la llegada de otra niña amiga, Diego se calmo, claro al ver que todos los niños se salían ya no era tan atractivo o quizás si entendió que la piscina estaba cerrando.

Diego y su amiguito (el que estaba todo mojado), se interesaron por un grupo de niños grandes, entre 8 y 10 años que jugaban con una pelota de futbol, estos niños no miden hacia donde lanzan la pelota y es muy fácil que le den un golpe fuerte a los pequeñines, el parque tiene carteles que indican que no se puede jugar fútbol, para ello hay un terreno grande al frente y una cancha bien grande al final del conjunto residencial, pero estos niños no son de guardar reglas, asi que la otra mama y yo llamamos a nuestros chiquitos: cero obediencia jijiji, diego solo volteo a mirarme y el otro niño ni eso.

La mama del pequeñito le lanza una indirecta a otra mama que además de la bebe que llevaba en brazos también es madre de uno de estos niños:

-Vente fulanito que esos niños no hacen caso a reglas y si te meten un balonazo te sacan del parque y de la urbanización.

A lo que la otra madre respondió:

-Niños vayan a jugar a la calle, aquí pueden golpear a un niñoooo, vamos pues yaaaa

Los niños se fueron a regañadientes hacia un lado del parque, el compañerito de Diego salio corriendo tras ellos y Diego también.

Ahora se van a querer ir con los muchachos- digo

Pero a los escasos metros Diego se para y voltea a mirarme, me hace señas con su manito para que le acompañe, yo desde acá le digo que no, protesta, zapatea, vuelve a llamarme, otra vez le digo: yo no voy.

Se devuelve a buscarme, me hala de la mano y yo le digo con firmeza:

No señor, yo no voy.

La mama del compañerito dice: el tuyo por lo menos se devuelve a buscarte mira el mío como va corriendo, no hay quien lo pare mano, tengo ir a buscarlo.

Cuando regresa lo lleva hasta la arena del parque donde están otros niños sentados jugando a hacer montañas de arena, que esta húmeda por la lluvia torrencial de la tarde y bajo la rueda-rueda hay un charco de agua.

A los 5 minutos estaba el compañerito de Diego con una cuchara de Diego revolviendo el charco, Diego agarrando arena y tirándola al charco para salpicar: Diego que no se hace, te pego, nos vamos, etc y la otra mama me dice ayyy no dejemos esos muchachos, hoy no es día de pelear, hoy mejor los dejamos que hagan lo que quieran.

No pasaron 5 minutos mas, sin que se metieran los dos a chapotear muy divertidos, ambos perdían el equilibrio y caían sentados en el charco, se volvian a levantar y continuaban, Diego termino con arena hasta en las pestañas, llevaba zapatos y medias blancas, pantaloncillo beiz y franela azul cielo… todo se volvió color arena. Diego metía las manos en el charco y volteaba a mirarme para ver si yo le decía algo, al ver que me quedaba “tranquila” agitaba las manitos para chapotear!!!

De alli lo tuve que llevar directo a la ducha, agua tibia, varias aplicaciones de champú para sacar la arena, luego ropa limpia y una aplicación de crema de tomillo en la planta de los pies y en pecho y espalda para prevenir que se resfrie, en mi mente para sacarme la culpa, incluí esta actividad como parte de la estimulación para la Integración Sensorial jajajaja: Arena y Agua!!!

6 comentarios:

edma dijo...

Jaja Diego es un pillín!

No me canso de decir que es demasiado bello ese niño, me parece que ha crecido bastante, ya tiene más cara de hombrecito, la foto que tienes en la portada está desactualizada jeje

Y tranquila, a mí me metían cuando niña en unas piscinas de charco cual cerdito y nunca me enfermé jeje

Saludos!

manuel mil y una historias dijo...

Gracias por pasar por mi blog... Gracias a Dios paso esa etapa de discriminacion.... Y conoci personas maravillosas que me ayudaron y me ayudan mucho con Manuel... Y bueno aqui en Peru no hay muchos grupos de ayuda o por lo menos no estoy informada... Y la verdad es que me gustaria crear uno...
Besos y esta muy lindo tu hijo....
Cariños
Magali y Manuel

Yoly dijo...

Me encanta como aprovechan cada oportunidad para trabajar alguna destreza, genial.

Y me encanta como Diego se divierte en el parque.

Besos,

Maite dijo...

Y yo que estoy deseando que mi hijo haga el cabra, se ensucie, juegue, trepe... y feliz cuando lo hace :) y todo se arregla con... más agua :)

Carla, mama de Valentin dijo...

Hola Betzabe!... he entrado a pasear por tu blog, el cual conoci por el blog de otras mamas amigas y me encantó. Diego es un niño precioso y muy risueño. Te felicito!
Me alegro hayan pasado un buen dia en el parque y que haya sido terapeutico tambien por todas las travesuras q hizo, jaja! Esta barbaro esto de que se empieze a interesar por otros niños y q defienda lo suyo, mi hijo está empezando a hacerlo, cosa q antes cuando estaba jugando con algun juguete en el jardin y algun niño se lo arrebataba el seguia como si nada hubiera pasado; ahora tironea y dice: noo!...
Te dejo un beso grande y cuando quieras pasa a visitarnos a nuestro blog
Un beso a ese bebe tan lindo q tenés!
Carla, mivalientevalentin.blogspot.com

caro dijo...

hola betzabe que terrible está diego pero eso es lindisimo, besosssssssssss y a disfrutar del verano

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.