Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Domingo: Una piscina Grande... Los inicios.


Domingo: Una piscina Grande... Los inicios de la Trilogía.

Día de absoluta diversión para todos, por la mañana Diego salio a comprar desayuno con su papá y su abuelita, desayunó feliz, a eso de las 11:30 AM salimos al Club Italo, aprovechando que la abuelita Mirella es socia en su ciudad, no se imaginan lo feliz que estuvo ese niño, sabia que íbamos a la piscina, le repetimos muchas veces que no era la piscina del parque sino una piscina grande, así le llevamos mas o menos tranquilo hasta la mitad del camino, pero luego empezó con el lloriqueo, porque cuando el se ve con el traje de baño y los preparativos de protector solar, tobito de arena, salvavidas etc., de inmediato asocia el paseo a la piscina de nuestra urbanización. Al ver que rodábamos y no llegábamos rápido a nuestro destino, eso de “ya vamos a llegar” se le hizo molesto.

Pero al llegar al club, apenas entramos se tranquilizo, miraba por la ventana a la abuela que había bajado a dar sus datos de socia-visitante desde Portuguesa; la siguió con la mirada hasta que regreso al carro, miraba todo muy interesado.


Al llegar al sitio en donde decidimos bajarnos, estaba súper emocionado, Arnaldo tuvo que meterle a la piscina casi de inmediato y Diego estaba tan contento, tan feliz, pasamos 3 horas deliciosas, almorzamos en “la playita” del río Caroní y luego subimos al anfiteatro en donde había música en vivo y un festival de comida Italiana, por estar en la semana de celebración de la Fraternidad Italo-Venezolana, el ambiente era de fiesta.

Allí Diego estuvo disfrutando de mas piscina y de las cascadas y fuentes artificiales, no se quería salir del agua, “nadaba” y quería tocar todas las fuentes de agua, al pasar frente a la sombrilla donde la abuela estaba sentada, le sonreía y le saludaba, le sacamos del agua y le dijimos anda a darle un beso a la abuela, dile: Gracias abuela por traerme a la piscina grande- y Diego no dudo en ir junto a su abuela y estamparle un gran beso en la mejilla.

También disfruto de los parques del sitioy gracias a su Mami “comió tierra” en dos oportunidades al caerse de un columpio, jijiji, yo lo estaba columpiando, emocionada porque ya se sostiene solo perfectamente… hasta que se soltó de una mano emocionado al ver a su papá y luego a la abuela jijiji, primero me asuste porque la verdad no metió ni las manos y se dio con todo, claro los columpios no eran apropiados para niños con bajo tono muscular, pero luego cuando le revise y todo estaba bien… y Diego comenzó a escupir pequeñas piedrecillas….me dio un ataque de risa jijij como buena Zurita me destornilla de risa las caídas sin consecuencias de la gente…hasta de mi hijo. Y las miradas reprochadoras de Arnaldo y la abuelita Mirella me causaban más risa jijiji


Como había amenaza de lluvia, decidimos irnos a casa, Diego no queria irse, pero no habíamos llegado ni al portón de salida del club, cuando ya estaba dormido profundamente, ¡¡¡cansado de tanta actividad y tanta diversión!!!.

Eran los inicios calmos y armoniosos de los principios de la Republica Galactica, no sabiamos sobre la otra amenaza, que se cernia sobre nuestras vidas, toda una autentica trilogia a lo Star Wars jijijij.

No hay comentarios:

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.