Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 10 de noviembre de 2009

Visitando a las Abuelas y Ti@s

Juana La Avanzadora, una heroina local de la guerra de la independencia.



El Sábado viajamos a Maturin, es una ciudad a dos horas de la nuestra, alli vive gran parte de mi familia materna, sobre todo esta mi abuela, quien cumplió 89 años de edad, sus hijos le organizaron una fiesta, y nosotros acudimos a la cita a rendirle honores a la abuelita querida.

Ya saben que no se nos hace fácil viajar, temprano en la mañana prepare desayuno y almuerzo de Diego, partimos con las maletas enormes de siempre, incluyendo alimentos GFCS, Diego hizo su escena de llanto en cuanto vio que tomamos la via que nos aleja de la ciudad, mejor dicho, en cuanto vio que tomamos el sentido contrario hacia su amado Orinokia, logramos calmarlo cuando se empezó a ver el imponente puente del mismo nombre Orinokia, solo que no le dije el nombre, para no recordarle aquello que le hace llorar.

Ya hemos pasado varias veces por allí, siempre se lo muestro y Diego la verdad lo miraba atento pero no decía nada, no daba muestras de que entendiera, esta vez fue diferente, lo señalaba, hacia su lenguaje de gestos para decirme que era muy alto, levanta las manos, se estira al tope y hace sonido de esfuerzo ahhggg, eso significa muy grande y alto.

Estuvo buen rato entretenido con esto, luego comenzó a llorar otra vez, empecé a mostrarle cuanta torre alta encontrábamos en la ruta, con eso se tranquilizo por un rato mas y luego se durmió por unos 45 minutos, al despertarse, otra vez se puso a lloriquear, por suerte ya habíamos entrada a mi tierra monaguense y la vía a cada rato nos regalaba potreros llenos de ganado: Diego mira las vacas, blancas, marrones, negras, así estuvo contento mostrándome las vacas y quejándose cuando se acababan, hacia el gesto de naaaada… se acabó, que consiste en levantar los dos bracitos y dejarlos caer sobre sus piernas dando unas pequeñas palmadas y luego volviendo a subirlos mostrando sus palmas vacías.

Por suerte las vacas nos acompañaron casi hasta la entrada de la ciudad, aquí le saque de la silla y ya le entretuve en mis piernas hasta llegar a casa de la abuelita. Solo hicimos una parada a mitad de camino para llevarle al baño, ya saben que seguimos como bulldog aferrados al control de esfínteres, nos arriesgamos a que viajara sin pañal y nos fue muy bien.

Al llegar a casa de la abuelita estuvo muy contento, estaban mi mama y mi tia Noris, mis hermanas, mi abuela y un par de gatos jijiji, Diego feliz de un lado para el otro allí en el corredor de casa de mi abuela, Diego estuvo jugando muy contento, mi mamá saco un reproductor de música y le invito a bailar, jijijij Diego hizo sudar a su abuelita baila que te baila, la hacia cambiar de pista y le pedía vueltas y todo.

Diego emocionado con tantas cosas “nuevas”, no durmió siesta y a las 8:00 PM estaba cayéndose del sueño, cuando la fiesta iniciaba, tambien a su unico primito contemporáneo Nicolas Daniel (primo mío realmente) le ocurrió lo mismo, no se vieron ese día porque el llego a la fiesta dormido en brazos de su mami.

Pero a la mañana siguiente Diego estaba en pie a las 6:30 PM, me paso algo muy cómico, todos dormían, y yo me levante para hacerle desayuno a Diego, ya saben, una cocina ajena, no es lo mismo, sabia que mi tia habia hecho bollitos de carne y maiz, en mi casa por defecto se come a lo natural, así que yo confío en que no tiene gluten ni aditivos, tome un bollo enorme y lo puse a calentar, Diego como siempre me exige y me atosiga para que le de de comer YA!, fíjense que se busco una silla y se sentó en la mesa y me hacia señas de tráeme comida (primero señala la mesa frente a el y luego su boquita jijiji).

Le servi el bollo picado en rueditas, le dije que esperara porque estaba caliente, que soplara, soplo unas cuantas veces y luego se lo llevo a la boca, no estaría tan caliente porque no protesto, pero al ratito estaba haciendo gestos y limpiándose la lengua, ¿que pasa hijo?, ¿no te gusta? Hizo señal de pican las hormigas, Dios será que…probé rápido el bollo y siiiii, el bollo era PICANTE, pero bien picante.

A correr para cambiarse el bollo por otro, jijiji, pobre Diego su mami siempre le da esos malos ratos.

Luego de comer comenzó a buscar con que jugar, su tios le llenaron de regalos, pero el que a el le gusto mas fue un Chivo (cabra) inflable, con el que rebotaba por todos lados como si fuera un caballo.

Paso dos horas explorando y jugueteando y luego pude ver como empezaba a aburrirse, su comportamiento tan típico, jijiji, descubrio el cuarto en donde dormia su primito y mi tia, le dije que no debía hacer ruido porque dormían, el pobre se asomaba cada 10 minutos a ver si ya se levantaba el niño.
La Catedral de Maturin


Yo temía una pelea en cuanto se despertara el primito por el Chivo-Caballo jijiji, pero en cuanto Diego vio venir al niño, estaba tan contento que se bajo del “chivo-caballo”, y se lo ofreció a Nicolas Daniel, le mostraba donde debia sentarse, de donde debia sujetarse, hacia donde debia cabalgar, hasta le tomo de l mano y lo halaba invitandolo a jugar. Fueron unos minutos divinos, Nicolas Daniel venia levantando el sistema operativo, es decir recien despertando y despabilandose, pero Diego lo instaba a jugar. Resulto que a Nicolas Daniel le costaba un poco mas saltar en el chivo-caballo. Luego Nicolas Daniel nos hizo una demostración de lo rapido que es, “ porque yo soy un niño grande y Diego es no él es un un bebe”, corrio hasta la puerta de salida, y diego le imito de inmediato, estaba tan contento, hacia todo lo que Nicolas Daniel hiciera, se fue a pegar de la puerta de salida justo como lo hacia el otro niño y lo seguia atodas partes.

Luego pasamos un buen rato con mi mamá, mi abuela, y otras tias, todas tan contentas de ver a Diego, pidiéndole besos, que le diera galletas, abrazos, pero Diego no quería darles sus galletas, y fíjense que cuando vio a mi mamá, el mismo le ofreció las galletas, se tiro en sus brazos y la invitaba a regalonear, mi mamá feliz diciéndole a mis tías que eso era por la sangre que llama jijijijij, orgullosisima estaba mi mamá, no paraba de decir: "Que Diego conoce a sus abuelas, porque a la abuela Mirella (abuela paterna) también la conoce y la quiere".

A cada beso de Diego, o gesto de cariño mis tías le decían a coro a mi mama, como no te va a tener compradísima ese niño jejejeje.

Llego la hora de partir y tomamos camino, siempre el viaje de regreso es mas pesado, la ultima hora ya estaba cansada y pensando quien me mandaría a inventar este viaje, pero recordé lo linda que estaba mi abuelita estrenando su vestido en su fiesta, sus lindas palabras de despedida, lo feliz que estaba mi mamá y todas mis tías de ver a Diego, lo lindo que se comporto Diego con su primito Nicolas Daniel… si, si, definitivamente nos hace bien visitar a nuestra familia.

Diego al llegar a casa le dio papitis, andaba para arriba y para abajo detrás de su papá, así que eso me permitió descansar un poco, porque apenas llegamos teníamos que retomar los quehaceres de la casa que no hicimos por el paseo, Arnaldo a lavar el patio, yo a lavar los baños, barrer y coletear, la cena etc, en fin de regreso a nuestro dia a dia, eso si Diego como nuestro rabito de aquí y de alla, ¡Como me gusta ese niño!
Palacio de Gobierno de Monagas

PD: No tomamos fotos porque se daño la cámara del teléfono de Arnaldo y el mio esta fatal, pero les dejo algunas de la ciudad.

3 comentarios:

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Que bueno que la hayan pasado tambien....

Comiquisimo lo que le paso a Diego con la comida picante, pobrecito ha de ver sentido una sensacion muy extraña.

Saludos !

Georgina y Nicolas.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz y Fernando dijo...

Wao, Juana la Avanzadora... Te cuento que trabaje dos meses en Maturin en la Mision Juana la Avanzadora, promovida por PDVSA para formar emprendedores ¿¿¿??? Alli conocí a Fernando y la otra parte del cuento tiene su blog el mismo que tu visitas jajaja, me hicistes recordar muchos bellos momentos, conoci mucha gente linda y me reencontre con una compañera de residencia de la epoca de universidad de Punta de Mata!!
Sobre Diego y su bollito picante, ya debe estar acostumbrado, la mama deberia probar antes de darle algo que "pueda" ser picante, siempre acuerdate de la Ley de Murphy...
Amiga manda a mi correo tu numero, ya que el otro cel se me daño y lo perdi.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.