Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 20 de enero de 2010

El Bebé Abejita

El Bebé Abejita revoloteaba incesante en torno a la bella y dulce Abejita Adolescente.

Quería acercarse mas, pero no sabia como.

Quería entregarle un regalito
, pero sus manitas no la alcanzaban.

Zumbaba de todas las formas conocidas, pero la abejita adolescente solo le sonreía desde las alturas y continuaba en su actividad.

El Bebé Abejita ejecutaba magistralmente el baile de la abeja, vueltas, vueltas, sacudirse, sacudirse, así como había aprendido de las abejas obreras, o como había visto a la abeja Reina ordenar a sus súbditos, pero solo lograba una mirada brevísima de aquellos ojitos de colores y una exclamación de ¡que lindo bailas!, mas no captaba su atención por el tiempo suficiente para que leyera la dedicatoria de su regalo, o se fijara en el regalo mismo.

¿Que haría el Bebé Abejita?

¿Seguiría intentando alcanzar el ansiado premio de un beso en la mejilla?

¿O se uniría a los bastiones de abejitas que se repiten cada día, frases que acallan sus corazones frustrados:

Es que ella es grande y yo pequeño...
Es que en verdad no hice todo lo que podía...
Es que ella estaba custodiada de aquellos dos abejorros grandes, con idénticas intenciones: Lograr la gracia de la abejita adolescente… y mas.
Es que estos abejorros se interponían: No toques el celular de la Abejita Adolescente ... Bebé, No puedes subir aquí eres muy chiquito.
Es que quizás yo tengo otro estilo de zumbar y sacudirme…

El Bebé Abejita decidió cambiar de estrategia, necesitaba un traductor, que pudiera explicarle a la bella y dulce abejita que significaban sus zumbidos y revoloteos.

Desplegó sus alitas, probó su poder de vuelo, considero el viento y la distancia hacia la colmena cercana, debía volar muy cerca de la laguna, mientras la bordeaba y llegaba hasta donde estaba, segura como la dulce miel que albergaba, la ayuda, exactamente como la necesitaba, sin mas y sin menos: Mamá Abeja.

Ella si que comprende los zumbidos de todo tipo, además debe tener poderes increíbles porque puede adivinar hasta el pensamiento, la mitad de las veces ya sabe lo que quiere el Bebé Abejita incluso antes que él mismo.

Otras veces no necesita escuchar sus zumbidos, solo mirar el movimiento del cuerpo, de las antenitas, de las pequeñas patitas y de las alas, es casi seguro que solo le basta mirar a los ojos para comprender.

Bebe Abejita arriba a la colmena, allí esta Mama Abejita, ¿Será casualidad que lo esta esperando?, ¿O será parte de sus poderes adivinar hasta el momento justo en que debe estar presta?, Quizás tenga súper ojos y pudo ver al Bebé Abejita en su afán al otro lado de la laguna.


ZUUUUU, ZUMMMM, ZUUMMMM, ZUUUMMMM – Dijo el Bebé Abejita.
¿ZUUUMMM, ZUUMMMMM? – Pregunto la Mama abeja.

Zuuu, ZUMMMM – Confirmo el Bebé Abejita.

Y daba saltitos de alegría y revoloteaba de aquí y de allá al ver como Mama Abejita, no solo le había comprendido, sino que se alistaba para despegar en vuelo a prestar la ayuda solicitada.

Cruzaron mucho más lento el camino hacia el sitio donde descansaban las abejas adolescentes, Mamá Abeja es muy certera, pero su ritmo es mas lento, también se empeña en llevar a cuestas una serie de cosas, que al parecer adivina que se necesitaran, y esto es muy bueno, pero muy pesado y aburrido.

Al llegar, los abejorros reían y llenaban de atenciones a la hermosa y espigada Abejita Adolescente, Bebe Abejita bajo la mirada y se pego al cuello de Mama Abejita, no sabia como harían para ganarle a los abejorros… pero Mama Abeja es indetenible y el mismo Bebe Abejita es muy persistente, en sus manitos seguía muy fuertemente sujeto el regalito.

Se escucho ese zumbido fuerte, seguro y que hizo callar al mismo entorno, la voz de Mama Abeja, cuando es el Alma quien habla hasta La Tierra escucha:

-Hola Abejita Adolescente, quiero que veas esto, Bebe Abejita preparo esta tarjeta para ti…

Por favor, lee lo que dice aquí…

Y Bebe Abejita mostró el revés de una ficha de madera con figuras geométricas de colores por un lado y por el otro, lo que a cualquier ojo podría parecerle una serie de rayas y garabatos infantiles hechas con crayones, pero que Mama Abeja con su magia, sabia perfectamente su significado y lo dijo clara y pausadamente:

Aquí esta escrito:

Para: ABEJITA ADOLESCENTE CON CARIÑO.

De: BEBE ABEJITA.


¡QUE HERMOSO!, ¡QUE BELLO!, ¡¡¡GRACIAS, GRACIAS BEBE ABEJITA!!!

Se deshizo en piropos la bellísima Abejita Adolescente, con su dulce y cantarina voz y sus ojos que sonríen junto a sus labios.

¡Este es un Zángano! no un Bebe Abeja- Dijo un abejorro.

¡Dale ya la tarjeta Bebe Abejita! – Exclamo el otro abejorro, con voz que denotaba impaciencia.

No, no hace falta – dijo la Abejita Adolescente mirando con alegría y complicidad al bebe abejita y su mamá - Es que esa es su pizarrita para hacer dibujos hermosos y escribir lindos mensajes -añadió.

Y ocurrió:

Se acerco a Bebé Abejita con su vuelo de delicioso contoneo y le dio un beso enorme en la mejilla y puso a su vez la mejilla para recibir de parte de Bebé Abejita, ese deseado besito.

Bebe abejita revoloteaba de alegría en brazos de su mamá, su pecho se lleno de orgullo, su corazón de felicidad y su mirada gritaba, haciendo coro con el corazón de su madre:

¡¡¡Si puedo lograr mis metas!!!

¡¡¡Si hay un camino para hacerlo diferente!!!


Mientras se alejaban del lugar, Bebe Abejita agitaba su manito despidiéndose, y Mamá Abeja anunciaba que ya era hora de regresar a la colmena a comer la dulce miel, cepillarse y acostarse a dormir.


- FIN -

A mi lindo hijo por su esfuerzo, picardía y alegría de vivir.
A la dulce Yumilka que sabe como detener los giros en torno a ella para regalarnos un instante mágico.

Betzabe.

4 comentarios:

Marina dijo...

No pude evitar que se me callera alguna lagrimita... qué cuento màs lindo!!!!! Gracias!!!!
Besotes

Rosio dijo...

Creo que en este caso cualquier semejanza con la realidad no es pura coincidencia.
Un beso para esa abejita bebé y su mamá, cuyos relatos de sus aventuras es miel para nuestros corazones.
Cariños,
Rosío

Betzabe dijo...

Ay Marina, muchas gracias, a mi también me conmueve mi Bebé Abejita cada día con sus ganas de echar pa´lante.

Betzabe dijo...

Rosio, creo que aquí cabe muy bien eso de gracias por tus dulces palabras jijiji. Y en efecto, cualquier parecido a la realidad no es pura coincidencia, es absoluta y fantástica realidad, no se a donde vamos a parar con este Diego que no repara en artículos, pero espero que nunca se amilane ante limitaciones de ningún tipo, que siempre le pueda encontrar la vuelta.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.