Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 2 de febrero de 2010

Caso Wakefield: Pelea de Tigres.

Los voceros del caso Wakefield son muchos y con muy variada “razón social” por decirlo de alguna forma:

Periódicos, Asociaciones de padres, Concejos Médicos, Revistas de ciencia, Instituciones para el Autismo, Web y Blog de profesionales y Padres, en fin, un sin número de artículos han minado el Internet hablando del tema, unos escandalizados por la falta de ética del medico en su estudio de las Vacunas y el Autismo, y otros hablando de trucos y tretas de las grandes empresas farmacéuticas en contra de este Doctor; recojo algunos enlaces que reflejan distintas posturas:

http://safeminds.org/
http://www.ageofautism.com/2010/01/national-autism-association-supports-dr-andrew-wakefield.html
http://news.bbc.co.uk/2/hi/health/8483865.stm
http://www.emol.com/noticias/todas/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=396788
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=737836
http://leftbrainrightbrain.co.uk/2010/01/andrew-wakefield-what-happens-next/

La lista es enorme podría seguir y seguir… pero prefiero cerrar con este enlace, en donde invitan a apoyar al Doctor Wakefield, “por ser el único que escucha a los padres”, aunque igual solicitan “un estudio serio”, que no este “contaminado con intereses particulares”, supongo que quieren decir de ningún sector, ni de las farmacéuticas ni de las familias y organizaciones contrarias a la vacunación:

http://www.wesupportandywakefield.com/


Las cosas están en verdad revueltas con este tema, me gustaría poder tener un espejito mágico al cual ir a preguntar:

Espejito, Espejito…Dime…¿Quien haria un estudio serio de verdad?

O bien una Varita Mágica, que cuando uno toque un texto de estos estudios ella soliiiita resalte la parte “manipulada” de inmediato.

No me imagino el terror y la angustia de cualquier mamá que hoy este investigando por primera vez sobre el Autismo, debe ser una terrible confusión!!!

Definitivamente ¡Me carga este tema!.

7 comentarios:

Mamá Terapeuta dijo...

Me han encantado tus dos post sobre este tema. Mi marido cada vez que sale algo que 'muestra' que no hay relacion entre autismo y vacunas, me lo muestra contento. Bueno, me lo mostraba... Porque no hay caso, yo creo que se ha perdido toda rigurosidad científica, toda neutralidad necesaria, toda honestidad y toda ética. Creo que el tema ya va muchísimo más allá del autismo y el thimerosal, creo que ya se ha perdido toda credibilidad.

Pueden darme la 'prueba' que quieran, ya simplemente no tienen credibilidad. Cada uno defendiéndose con garras en vez de tratar de dialogar y entender que no se trata de ELIMINAR todas las vacunas, sino de ser más razonables con el calendario de vacunas, que queremos una vacuna a la vez y la menor cantidad posible de metales pesados.

Y por sobre todo, queremos que no nos ataquen a modo personal por algo como esto. Esta disputa ya no es más que un ataque personal tras otro y así, no se llega a ningún lado.

Betzabe dijo...

¡Exactamente Sonia!

Una vacuna a la vez respetando la maduración del pequeño… y si fuimos capaces de llegar a la Luna y crear bombas nucleares, cómo no vamos a poder eliminar componentes tóxicos de las vacunas ¿?? Ahh pero no es “tan atractivo” al parecer.

Me da terror leer cosas como que ya Wakefield tenia una patente de una vacuna paralela… ¿y ver las laminas de destrucción de neuronas por efecto del mercurio? Una película de horror!.

Se defienden ambos lados con garras y dientes, y aun así sigo prefiriendo poner las vacunas a sufrir una meningitis por ejemplo… porque al final no solo afecta a triple vírica, los padres terminamos temiendo a TODAS por igual.

Betzabe dijo...

¡Exactamente Sonia!

Una vacuna a la vez respetando la maduración del pequeño… y si fuimos capaces de llegar a la Luna y crear bombas nucleares, cómo no vamos a poder eliminar componentes tóxicos de las vacunas ¿?? Ahh pero no es “tan atractivo” al parecer.

Me da terror leer cosas como que ya Wakefield tenia una patente de una vacuna paralela… ¿y ver las laminas de destrucción de neuronas por efecto del mercurio? Una película de horror!.

Se defienden ambos lados con garras y dientes, y aun así sigo prefiriendo poner las vacunas a sufrir una meningitis por ejemplo… porque al final no solo afecta a triple vírica, los padres terminamos temiendo a TODAS por igual.

Rosio dijo...

Betzabe:
Coincido con mamaterapeuta, este tema dejo de ser neutral y al parecer cada grupo tiene intereses que defender. Y de por medio muchos padres desinformadas que "caen" en las garras de alguno de estos grupos.
Y es algo así como las religiones cada uno lo toma como su credo sin posibilidad alguna de cuestionamiento.
Hasta antes de conocer este tema yo fui una de esas madres responsables que bajo el asesoramiento de su pediatra (que después me entere gana un porcentaje bastante significativo por cada vacuna que aplica) le puso a su hija las vacunas obligatorias y no obligatorias de un tirón. Muchas de ellas con mercurio.
Por "coincidencia" después de la recatafila de vacunas el cuerpo de mi hija colapso y nadie supo decirme que era.
Después de ello afloro una hipotonía que antes mi hija "no tenia o no era evidente", su perímetro cefálico se disparo y empezó a superar la línea normal de crecimiento se salió por largo del 100%. Y por último a partir de ello tuvo deposiciones sin digerir y muy frecuentes.
Cuando colapso su organismo no me supieron dar una razón, la respuesta fue aquella de cuando no se sabe nada o mucho de la causa "una virosis". La hipotonía retraso que empezará a caminar y no logro tener las destrezas motrices que se esperaba para su edad.
La “virosis”, la hipotonía y el crecimiento cefálico no me causaron mayor preocupación (en ese momento). Pero lo que me empezó a mover a buscar información fue sus problemas digestivos, que se evidenciaron en el estancamiento su peso y tamaño. Ningún pediatra ni gastroenterologo pediatrico me daba una solución. Así que entre a Internet buscando alguna luz al respecto. Allí frente a la pantalla de una computadora me di cuenta que de acuerdo a una “teoría” muchos niños con similares problemas digestivos de mi hija tenia autismo y empecé a evidenciar que esas conductas también se empezaban a manifestar en mi hija (en ese tiempo tenia 1 año y medio).
Pero yo no empecé la dieta pensando que iba a curar a mi hija del autismo, la inicié porque nada hasta esa fecha había logrado solucionar los problemas digestivos de mi hija. Y bingo estos empezaron a ceder.
Mucho después me entere que la hipotonía puede ser causada por reacción a una vacuna y en una charla de una inmunóloga y a la vez Dra. DAN que entere que el mercurio causa inflamación del cerebro y crecimiento del perímetro cefálico.

En resumen personalmente a mi nadie me contó o leí que las vacunas pudieran hacer daño, yo tuve mala experiencia con las vacunas y de allí mi recelo hacia ellas. En la litera sobre sus efectos adversos encontré respuestas a los problemas que sufrió mi hija posteriormente. Pero desafortunadamente las conocí después de…., porque si hubiera sido antes no hubiera permitido que fueran tan seguidas (por la inmadurez de su sistema inmunológico) y mucho menos con mercurio y otros metales tóxicos, cuyos consecuencias nefastas en el ser humano y en cualquier ser viviente los conozco desde que estaba en la universidad (por mi especialidad).
Ahora si eso causo o detono el autismo de mi hija no lo sé, no tengo “la evidencia científica necesaria” para demostrarlo, pero ahora la causa ya no me quita el sueño (eso se lo dejo a la comunidad científica ojala con una posición neutral) porque mi objetivo y mi energía están en trabajar y desarrollar los potenciales de mi hija.

Cariños,
Rosio

Marina dijo...

Los que más increíble me resuñta, e que para publicar algo uno manda el trabajo a un editor, que lo manda a otros profesionales y lo "aceptan" o no, aunq la decisión final es del director. Entonces, hay muchos lugares donde está fallando. Además, es muy pero muy fácil manipular datos, y también es facil descubiri que eso datos fueron manipulados...
Mi opnión, las vacunas salvan vidas, prefiero tener un hijo con autismo a no tener hijo, y creo q mi hijo prefiere vivir con autismo a no vivir...

Marina dijo...

Me quedé pensando un poco en el comentario de Rosio, y comosiempre, cada caso es distinto. Supongo que nuestra forma de pensar al respecto tiene que ver con nuestras propias experiencias, Constantino fue así desde que nació, no hubo nada que a mi me haya hecho pensar q había una causa distinta a la genética... un detonante, seguro que sí, tal vez fue su internación en neo, no lo sé.
Pero estoy segura que si hubiera estado en la situación de Rosio, es posible que pensara muy parecido a como piensa ella. Tal vez pensaría dos veces antes de vacunar a mis hijos, pero sé que si no los vacunamos, a veces las consecuencias son peores...

Betzabe dijo...

Rosio:

Quizás por Diego ser mas pequeño y debo añadir que Gracias al Dr. Wakefield, un compañero de trabajo me dijo que su pediatra le había explicado “que las vacunas se debían poner de una en una y cuando el niño estuviera sanito porque podían caerle mal y darle hasta Autismo”…

Me pareció "loco", ¿hasta Autismo? no creo pensé en ese momento y luego lo olvide, pero fíjate como calo esta información que una vez que nació mi muchacho, le pregunte a este compañero los datos de la pediatra y hasta el sol de hoy ella es quien trata a Diego, porque me gusto mucho que fuera tan “extremadamente” cuidadosa con las vacunas, me gusto eso “de que el niño debía estar bien sanito”.

Yo habría cumplido con el plan de vacunación tal como se hace normalmente, solo que acá no siempre estaban las vacunas disponibles o Diego se enfermaba (solo gripe fuerte nada de otitis o amigdalitis o cualquier otor “itis”) y no se podía poner ese mes etc, ninguna de sus vacunas tenia mercurio, salvo dos vacunas que no le puse con esta pediatra (no juntas por cierto) y no puedo asegurar que tenian mercurio, pero casi todas si tenían sales de aluminio.

Sus problemas gastrointestinales se presentaron a los 6 meses en cuanto trate de darle leche artificial, como el tomaba pecho le daba largas a la cuestión y en unos meses cuando volvía a intentar con otra leche y ZAS la diarrea otra vez. Sin embargo los retrasos en su desarrollo siempre fueron constantes de mes a mes.

La hipotonía yo se la sentí desde el segundo mes, pero coincidencialmente empeoro luego de colocarle el refuerzo del neumococo.

Si por mí fuera no me importaría que ambos grupos defendieran sus intereses, mientras no se vayan a los extremos y afecten a niños y sus familias, quizás sea demasiado optimismo o demasiada ingenuidad de mi parte; no quiero engaños ni manipulaciones de ningún bando y no creo en mentiritas blancas.

Si vuelvo a tener un hijo, le vuelvo a vacunar… eso si de una en una, con unos 3 ó 4 meses de distancia, reforzando muy bien su sistema inmunológico antes, eso se lo debo al DAN, pero las vacunas se las debo al “otro equipo”.

Ayer hable con una mama amiga, ella tiene un hijo de 2 añitos con PCI, ¿la causa? Meningitis, ¿Por que?, la misma vacuna se la causo, era prematuro y no le calcularon correctamente el programa de vacunación, su sistema inmunológico no estaba preparado para semejante esfuerzo, y además venia de salir de una neumonía…

Con metales pesados o no el riesgo con las vacunas es real y son nuestros hijos los que están en el medio de la pelea de tigres.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.