Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 25 de marzo de 2010

Diego Castigado en el Maternal



Bueno Diego esta voluntarioso en la escuela y en todos lados para ser honestos, pero en la escuela le ha tocado castigo… bueno “manejo conductual” como le llaman ahora.

Resulta que Diego esta peleonero y mano largo para defender su territorio, o lo que es lo mismo cualquier juguete que quiera para jugar y que no duda en considerar de su propiedad.

Esta vez estaban en el parque del Colegio y Diego se empezó a pelear con una niña por un juguete, la maestra intervino y Diego se enojo mucho, empezó a llorar a gritos y se hizo pipi encima.

No se los detalles de la discusión por el juguete, pero esta es la tercera vez que Diego usa el hacerse pipi encima como una retaliación contra un llamado de atención de su maestra. Aunque sospecho que la cosa va mas allá, pues esta semana no esta su Maestra titular, están con la auxiliar.

Asi que a Diego se le explico que había hecho mal al no avisar para ir al baño y fue llevado a lavarse y cambiarse, luego al retornar al patio, se le sentó frente al parque y se le explico que debía quedarse sentado allí mientras el resto de los chicos jugaban en el parque por su mal comportamiento: Si te haces pipi en los pantalones habrá consecuencias.
En otras ocasiones Diego por estar jugando en el parque no avisaba que tenia ganas de orinar, sus maestras le preguntaban si quería ir al baño y el respondía que NO, para luego orinarse por tanto aguantar, pero ahora que ya tiene mejor control de esfínteres, esta utilizando esta treta para retar a su maestra, eso ha quedado muy claro, porque como dije ya son 3 las ocasiones en las que una vez que se le llama la atención… ¡Zas! se mea el muchacho.

Ay mi madre, me lo imagino sentado frente al parque ansioso por subir a los juegos pero sin poder hacerlo, viendo a sus amiguitos disfrutar de ese momento en que salen al aire libre y tienen mas espacio para correr y jugar… se me arruga el corazón, pero se que necesita disciplina y que la maestra tiene que ponerle reglas y el debe cumplirlas.

Bueno espero que las cosas queden claras para Diego y no se confunda, pero la verdad es que conociéndole se que lo ha hecho a propósito, también estoy notando que cuando le dejo solo viendo TV y bajo a cocinar, en cuanto empieza a llamarme, sino voy enseguida… lo encuentro sentado en la cama justo al lado de su gracia: una zona mojada de la cama.

Creo que debo comenzar a ser mas consistente, cuando hace esto por lo general lo llevo a darse un duchazo y le cambio la ropa y le sermoneo y le apago la TV hasta que lo termino de vestir, aunque hubo una ocasión en que le metí una nalgada y el muy pillo me lo reclamo y luego me acuso con el padre en cuanto llego.

Bueno no soy de pegarle, así que ahora se queda con la ducha y el cambio de ropa que no le gusta mucho, sobre todo por la interrupción a su actividad.

Pero la ultima vez que hizo la gracia, andaba yo renegando entre dientes y cambiándole la ropa cuando llego su papa, entonces todo se volvió una fiesta: Diego acusándome de que le había pegado cuando no era cierto, incluso le mostraba a su papa que le había pegado en el brazo y luego ante el apoyo de su papi, se puso a reír y empezó a jugar de campamento con las sabanas limpias mientras su papa y yo hacíamos el cambio.

Es difícil mantener la constancia y disciplina… uno se propone una cosa y luego o subes cuando te llama el muchacho y apagas la cocina o esperas unos minutos mientras fries la empanada y te encuentras con cualquier reto que se le haya ocurrido al enano que nos domina.

Y luego se enfría la cena mientras le bañas, le vistes todo con Diego renegando: Primero porque no se quiere bañar y luego porque no se quiere salir del agua, y después porque no se quiere vestir, trato de ponerme seria y con actitud de Rottenmeir porque apenas me sonrío, el empieza a jugar y a querer echárseme encima, que le cargue, queriéndoseme subir será a la cabeza, y pone su carita muy cerca de la mía y luego me dice “GGGHOLAAAA” (Hola), sonriente, dándome abrazos super fuertes, me rodea el cuello y hace ahhhhh para mostrar que es fuerte como Sportacus, me da besos que me llenan toda de saliva jijiji y bueno yo no puedo resistir y termino haciendo lo que el quiere, luego me enojo cuando veo lo tarde que es, o lo desastroso que ha quedado el cuarto, el montón de ropa sucia o el reguero de migas por doquier.

Ya saben los efectos colaterales de disfrutar de la compañía de este enano travieso.

¿Será posible que alguien puede mantener las 24 horas de disciplina-terapéutica, la casa limpia, la ropa ordenada y planchada, la comida a la hora, las medicinas en su horario, la mochila preparada, la lonchera, las compras de materiales, los informes médicos, el buen humor, la salud, la energía… ? ¡Mejor paro!

Nosotros hacemos lo que podemos, somos dos compartiendo responsabilidades y aun así siempre hay algo tirado, algo sucio, algo que no se hizo, algo que se perdió, algo por reparar, siempre vamos tarde a todos lados, nos cortan servicios porque olvidamos pagarlos o no tuvimos tiempo y luego hay que correr… dolor de espalda, dolor de cuello… en un minuto estamos renegando por todo y al otro ya vamos hablando de la canción de la radio, de lo que haremos en el día, y de lo lindo que esta Diego y de lo mucho que lo amamos.

¿Será que somos mas parecidos de lo que creemos a una familia "normal"?

6 comentarios:

Mami dijo...

Betza, tu historia se parece mucho a la mía!

Pero fijate que a mi enana creo que la regañaron un día en el jardín y desde ese día ya no quiere ir.. la dejo con lágrimas y yo me voy con un nudo en la garganta a la oficina...

Tras eso estuvieron enfermas... ha sido un caos, agotador, y quiero que tod ovuelva a ser como era...
Leyéndote me pregunto también, seremos una familia normal?? :)

Un abrazo a Diego...

Betzabe dijo...

Mami yo tambien quisiera saberlo, si somos una familia mas del monton, yo veo a mis vecinas que son amas de casa con sus casas impecables todo al dia, en apariencia porque luego voy enterandome por retazos:

Cuando mi hijo me orina la cama yo la seco asi…
Cuando no quiere comer algo yo le preparo tal…
Que hoy ha venido del colegio con un labio roto y la maestra no me ha dicho nada…
Que llevan 3 meses con dolor de cabeza
Que quieren que el marido les ayude más con el niño

En fin las cosas cotidianas, pero se me estan haciendo muy “familiares”

Bueno me pusiste a pensar con eso de que la niña ahora no quiere ir y que llora… Diego por ahora no da muestras de no querer ir, a veces protesta pero cuando la maestra le toma en brazos o le ofrece correr hasta la entrada por lo general se anima y se le ve muy seguro. Estaré pendiente.

Lauri y Agustin dijo...

Ay Betza que lista hiciste!jajaa
Menos mal que paraste amiga!!! Es increible las cosas que hacemos y yo tengo que dar gracias que no trabajo, asi y todo no me da el tiempo para nada!
Este Dieguito esta muy picaro ultimamente, sabe donde le duele a la maestra! Y si tolero todo el castigo sin decir nada es porque sabe que lo que hizo no esta bien.
Como cuesta poner limites a veces, porque por dentro se nos hace un nudo en la garganta!
En fin, te entiendo.
Les mando un beso a los dos!

Cristina dijo...

Hola Betza, pues sí, yo tambien pienso que somos una familia normal,como las demás y és que lo somos, solo que nosotros llevamos una carga más de estres que los demás por las circunstancias de loq ue estamos viviendo.Yo tambien trabajo,8 horas de noche,además,imaginate el ritmo que debo llevar,ja,jaja,...voy loquita todo el dia!! Respecto al castigo de Diego,no sé,yo creo que soy un poco blanda para eso y a mi sinceramente,no me gusta que castiguen a un niño que utiliza hacer pipí como forma de llamar la atención,pienso que debrían buscar la manera de que Diego las reclame de otra manera o de que aprenda que eso no está bien enseñandole otras formas de actuar,pero el castigo en niños tan pequeños...ahins,que me da mucha penita,pienso que debería ser el ultimo recurso...tal vez sea muy blanda,no lo sé.Un besote.

Betzabe dijo...

Ains Cristina yo no se como le haces para trabajar de noche ufff yo a las 8:30 PM ya me estoy cayendo de sueño, no importa la hora en la que me haya levantado o si he hecho siesta toda la tarde, soy muy dormilona.

Sobre los castigos, bueno ya la palabra castigo es negativa, lo que ellos aplican son tecnicas de manejo conductual eso es tiempo fuera, y lo aplican por pocos minutos, a veces uno no quisiera “castigarles” pero hay conductas que debemos extinguir y no siempre funciona el reforzamiento positivo, yo fui de las primeras que puse una regla:

A sentarse en el mueble de la sala hasta que se calme.

Hasta que no deja de llorar no tiene permiso de bajarse, eso si apenas logra contener su llanto, de inmediato yo le digo que muy bien que se ha calmado (aunque gipee) y le autorizo a bajarse, los primeros días se bajaba solo y se tiraba al suelo, pero luego fue comprendiendo que le subiria todas las veces que se bajara, sin rabia pero impasible.

Bueno… pero ahora tengo un hoyo en un reposa brazos del mueble, en un ataque de rabia le mordio y se rompió estaba muy angustiado por haberlo roto tuve que consolarle y decirle que sabia que no lo había hecho con intención… y nunca mas lo ha vuelto a hacer (morder el mueble). Hoy justo le pregunte Diego quien rompio esto y el muy picaro riendo se señalaba el pecho en gesto de YO.

Betzabe dijo...

Lauri claro que nos cuesta ponerle limites, pero ya he comprendido que los niños necesitan de esos limites, de reglas claras y consistentes, eso les da seguridad, solo que la mitad de las veces le dejo hacer y le consiento las groserías mira que si le hablo fuerte, me viene a pegar, si le digo que NO me reta, si le digo no me pegues me viene a morder, si le digo tampoco me muerdas, me viene a tirar del cabello, entonces le digo nada de groserías solo besos y me hace GUAK, GUAK

Grosero y mal criado creo que salio al papa jajajaja.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.