Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 27 de abril de 2010

Los nuevos preferidos

Diego posando con sus gorros de Carnaval

Diego tiene sus peculiaridades, no llegan a convertirse en obsesiones pero me da tanto miedo a que se conviertan en intereses restrictivos, que no dejo de observarlos, registrarlos, hacerle seguimiento, hacer pruebas, no logro relajarme con este tema, las preferencias por algunos juguetes siempre me mantienen alerta.

Me agarro de las vivencias que me han contado otras mamas o que yo misma he observado en otros niños neurotípicos para tranquilizarme, pero no llego a dejar del todo de lado estas preocupaciones.

Por estos días Diego ha tenido una gama amplia de objetos preferidos:

Los sombreros de carnaval, son cuatro que apenas puede sostener con sus manitos, pero que hace unos días quiso llevar a todos lados o tener muy cerca de él.

Están las sandalias de HotWheels con el carrito en el fondo que no pierde oportunidad de ponérselas -casi siempre al revés- y que hemos tenido que llevar por ejemplo hoy en el carro hasta que llevarlo al colegio, en la mañana las pide para ponérselas diciendo OGRR (rojo) y señalando sus pies, yo le digo: Es que vas al colegio. Y el se deja poner los zapatos escolares, pero coge igual las sandalias para llevarlas a parte. Lo bueno es que al pedirle que se baje del carro sin las sandalias, no protesta.

Las tapas de colores, mi madre, quería tenerlas siempre sobre la cama, las clasifica por colores y las va ordenando, al principio me quede de una pieza cuando lo vi hacer una fila con las benditas tapas, pero luego le vi ordenarlas según el espacio disponible siempre por colores: naranjas-rojos, verdes; morados, azules, cada uno en un espacio, estas las termine guardando porque ya me tenían harta: No se le podían mover de donde las dejaba y cuando se le caían hacían un gran escándalo .

Luego le dio por unos marcadores, un día llegue a la oficina y sobre mi escritorio estaba un vistoso paquete de marcadores de colores, lo había dejado una compañera de trabajo para Diego, recordó que yo siempre ando en la pesca de lápices, crayolas y marcadores gruesos, para mejorar el agarre de la manito de Diego con hiperlaxitud ligamentosa, y no dudó en comprarlos cuando visito la frontera Brasileña en sus vacaciones, ¡Lindo detalle de su parte!. A Diego le fascinaron, los marcadores tienen la particularidad de mezclar colores: La tapa tiene un dispositivo que al presionar un botón “mancha” la punta del marcador con un segundo color, cuando escribes en ángulo de 45° el trazo se va convirtiendo en un hermoso tornasol.

Diego captó pronto que cada marcador tiene una tapa de un color diferente, se lo mostré una sola vez, y Diego de alli en adelante no se equivoca nunca, los ordena en perfecto orden: Cada marcador con su tapa. La cosa me empezó a preocupar cuando no quería dejarlos para nada y cuando se molesto porque su papa que no sabia “el orden” de las tapas ,las cerro de cualquier forma… uhmmm no me gusto nadita, pensé que se estaba obsesionando con el orden de los marcadores, solo para darme cuenta que ya se le paso la fiebre y ni recuerda que los guardo en un bolso, le había quedado uno sin meter y yo se lo muestro y le pregunto ¿Donde están los demás? y el simplemente se encoje de hombros y levanta sus manitos extendidas en un gesto de ¡No se!, ¡Se perdieron!

Estos últimos días la “obsesión” han sido… Tatatatan… ¡Los Rompecabezas! ¡Quien lo diría!, lleva para todos lados una miniatura de rompecabezas de 9 piezas de los Backayardigans, y se faja a armarlos donde le apetezca, la cosa se empezó a poner preocupante cuando se empezó a molestar si no logra armarlos, no por no saber donde van las piezas, sino por su destreza motriz ante piezas tan pequeñitas, de un material muy frágil que ya se ha deteriorado y que dificulta su encaje. Anoche tuvo varios arrebatos de rabia porque se le movían las piezas, me pedía ayuda y yo le apoye unas cuantas veces pero luego me canse y ya no quise seguir incentivándolo a usar el rompecabezas, por el miedo a que se vuelva de verdad obsesivo. Lloro un rato, me dio unos manotazos porque “yo me porto mal” y como le regañe... lloro, ahora si, con todo su galillo.


Cuando llego su papi, pensé que le iba a pedir seguir con los rompecabezas, fue a mostrarle donde tenia la tutora guardados otros rompecabezas que si son para la terapia, su papi le dijo que no, que esos eran de la terapista, Diego se rebelo y decía gestualmente que eran de él, pero Arnaldo le ofreció buscar otra cosa y acepto, pronto estaban jugando con unas cajas de colores Azul y Roja, dentro hay objetos diversos, todos del color que corresponde a cada caja, Diego se divirtió sacándolos, clasificándolos por tipo y mostrándoselos a su papi, es que le gusta tener publico que le escuche sus parlotadas y le siga la trama del juego.

Me sorprendió cómo Arnaldo con un poco de instigación, le arranco varias palabritas a Diego en esos minutos de juego: Vamos, azul, rojo, amarillo, aquí, ve, papá, pelota, mamá… la pronunciación es muy mala pero allí están, son un inicio lento de ese lenguaje verbal que tanto espero.

Los rompecabezas los dejó aparcados en la mesa de noche, donde también están guardados los gorros sobre una lámpara, se que no se puede hablar de obsesiones… pero no puedo evitar los nervios.

11 comentarios:

solbellis dijo...

Tranquila Betza, creo que asi son muchos niños. Por ejemplo David tambien tiene siempre nuevos preferidos. Cuando se le lleva un regalo hasta duerme con el por dias, luego lo abandona y al tiempo lo reencuentra y actua de la misma manera.
Besos a mi Dieguito bello.

Betzabe dijo...

Gracias Sol, me alivia saber que otros niños también toman sus preferidos, he visto un amiguito de Diego con un martillo de Bob el constructor día y noche, otro cuento de uno que se le perdió un carrito y estuvo llorando por mas de 3 horas, mi Tia Carlota me cuenta que algunos juguetes los esconde para que mi primito Nicolas Daniel no arme berrinches por la frustración cuando algo s ele hace difícil, literalmente me ha dicho que es para “que no le de un infarto de la calentera que se agarra”, se que muchos niños hacen lo mismo, pero como en Diego es algo en “riesgo”, ando pendientísima, siento que contando estas cosas y recibiendo los comentarios y opiniones de otras mamas me puedo sentir un poco mejor.

Creo que la única obsesionada aquí… soy yo.

Rosio dijo...

Betza:
Cinco cosas en estos últimos días creo que habla más de preferencias que de obsesiones.
Te entiendo cuando dices que uno para tan al pendiente por el "riesgo" que estos comportamientos presentan considerando el diagnóstico de nuestros hijos.
que buen terapista es Arnaldo, creo que más eficiente que la terapista actual. Yo tengo fé que el lenguaje verbal de Diego llegará ya lo verás.
cariños,
Rosio

Betzabe dijo...

Jajaja Rosio, si Arnaldo se las esta amañando para sacar las palabritas, aprovechó que Diego estaba muy entusiasmado por jugar con el y usando cosas de su interés, lo mejor de todo Diego aunque comprende que le están poniendo condiciones accedió a intentarlo, Arnaldo hace lo que la TL nos explica que es celebrarle cada sonido que emite, pero instigarlo y ponerle como condición de acceder a sus peticiones la solicitud de forma verbal, al menos una palabrita o un intento, esta funcionando.

Desde hace un tiempo que yo intentaba y Arnaldo sobre todo le exige mas, pero es ahora cuando Diego esta respondiendo, si nota en la voz tono de reto no hace nada, se molesta, pero si se lo “integras” en un juego hace el esfuerzo.

Sobre las obsesiones, tienes razón son muchas cosas para tan pocos días, si deben ser preferencias ¡!

MamideGlori dijo...

Diego está hermoso, y se ve tan grande... Usar sus intereses para lograr objetivos educativos es una buenísima estrategia. Asi que a seguir trabajando. Un abrazo.

lusmari dijo...

Hola Betza, eso de las obsesiones también me preocupa , desde hace unas semanas Hesed tiene un tema con los libros, pasa mucho tiempo ojeando libros, me dí cuenta que es una conducta obsesiva, porque a la hora de dormir se lo lleva a la cama y se queda dormido con el libro y si se lo quito llora, otra cosa que me dió a entender que era obsesiva la conducta es que cuando va a dejar de ojear el liro me imagino que por el cansancio, lo deja abierto y se molesta cuando no ve la página que dejó y comienza a buscar apresurado y llorando la página , tuve que guardar todos los libros en un solo cuarto y cerrarlos bajo llave me calgaba estresada...En estos casos que conviene hacer? Saludos!!!

Betzabe dijo...

Ains Lusmari, esto de los libros es bien complicado porque no puedes alentar su obsesión mas no puedes evitar que tenga contacto con los libros y cuadernos, sabes que no soy profesional ni experta, pero creo que con las obsesiones se hace mas o menos lo que estas haciendo: Restringir un poco su acceso y lo segundo debería ser darle la vuelta a su obsesión para que resulte en una herramienta de aprendizaje.

Que sea un reforzador para sus terapias.
Que se le condicione su uso y le pidas “ver” el contenido, no solo hojear el libro, nombrar lo que ve en las páginas: objetos, animales, colores, etc
Busca libros que sean de pocas páginas, asi será un momento corto, no permitas mas de 3 repeticiones (me guío por ABA) y en lo posible que tengan texturas, para que empieces solo con la indicación toca esto, toca aquello, digo porque vi que en las terapias estas son de las primeras ordenes que se trabajan.

Y bueno preguntar estrategias al psicologo, porque libros, revistas, cuadernos para colorear los tendrá en todas partes.

Otra cosa es que la meta la dividas por parte, una amiga me explico que su niño tiene como obsesión los carritos, el niño se tira al piso acostado y se pega a jugar con los carritos, y terminaba volteándolos y girando las ruedas. Han ido trabajando esta obsesión, entiendo que primero no permitiéndole voltear los carros para girar las ruedas sino jugando normal y ahora están en una segunda parte que es enseñarle a que juegue sentado y no acostado en el piso. Veo que van por partes, porque lograr todo de un solo sopetón seria cuesta arriba y frustrante tanto para el niño como para los padres.

Supongo que como dice Eva, hay que aprovechar sus intereses, mas te comprendo con el corazón porque solo pensarlo me aterra, se siente muy feo verles pegados a algún tema :-| más hay que superar los miedos y afrontar cada reto amiga.

Betzabe dijo...

Eva los Backyardigans lograron hacerle comprender cómo armar rompecabezas, definitivamente usar sus intereses, sus gustos y el juego es la mejor estrategia para el aprendizaje!.

Anónimo dijo...

entiendo que estes preocupada pero mientras estes al tanto de cada situacion podras pararla a tiempo, la mayoria de los niños tienen algo preferido solo no hay que confundirlo con obsecion. Mil bendisiones y sigue asia adelante bay

Anónimo dijo...

entiendo que estes preocupada pero mientras estes al tanto de cada situacion podras pararla a tiempo, la mayoria de los niños tienen algo preferido solo no hay que confundirlo con obsecion. Mil bendisiones y sigue asia adelante bay

lusmari dijo...

Gracias Betza por estos tips, los voy a poner en práctica...

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.