Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Psicología Infantil


- Diego vamos a entrar a la casa, trae el triciclo.
- NOOO…
-¡Ya Diego!, es tarde vamos a entrar, tengo que preparar la comida.
- NOOO… bagua, agua
- ¿Quieres agua?
-Clap (Chasquido de lengua para decir SI)
- Di SIII
- Chiiii
- Vamos a entrar entonces, trae el triciclo
- NOOO

Entra corriendo a la casa y deja el triciclo frente a la casa del vecino, escucho abrir la nevera y debo apresurarme antes de que se eche la jarra encima.

-Yo te doy el agua Diego gracias por abrir la nevera, la jarra es pesada mamá te ayuda, es como las tijeras: Las tijeras son filosas mama te ayuda.

Diego me entrega la jarra y hace señas con sus deditos de que las tijeras son peligrosas.

Le sirvo el agua y le entrego el vasito, bebe el agua y luego se pone a jugar con un carrito.

Ya vaticino problemas porque me doy cuenta que ahora menos que menos querrá ir a buscar el triciclo, me carga que no obedezca y deje los juguetes regados para que yo tenga que cargar con todos sus peroles que son bastantes, quiero que sea ordenado, así como lo es en la escuela y con su tutora, conmigo se hace el paisano y me deja el tiradero.

Así que insisto:

- Diego vamos a buscar el triciclo yo te acompaño

- NOOOO- Responde con cara de zafio, entorna los ojos y me reta con la mirada y me hace sentir que esta muy decidido ha no obedecer.

Yo camino decidida hacia la puerta, la abro solo un poco, asomo la cabeza y grito:

¡Fulanito! (el vecinito) cuida mucho el triciclo puedes llevártelo a tu casa Diego ya no lo quiere- Cierro la puerta sin trabarla del todo y me devuelvo a la cocina con mucha tranquilidad y aparentando naturalidad.

En el comedor me cruzo con el susodicho que va soplado hacia la puerta, la abre, mira preocupado, dice unas lenguaradas, solo comprendo sus “NO, NO, NOOO” y veo su dedito índice negando y señalando hacia la casa del vecino, luego hacia su pecho y corre hacia el triciclo y lo arrastra hacia la casa, yo le ayudo a sostener la puerta y respondo las lenguaradas que me dirige mirándome a os ojos:

- Mejor lo guardas ¿verdad Diego?, es muy bonito y a Fulanito le gusta, tú se lo prestas pero es tuyo.

Ojala pudiera grabar su cara con expresión de:

¡Que astucia!, ¡Que vivo soy!… ¡y mi mamá es una zopenca! que no se fija que Fulanito me quiere quitar el triciclo.

Entramos a la casa y cada quien va pensando que sin dudas…ganó.


Aunque no creo que esta estrategia le aliente a compartir… para consolarme me digo a mi misma que al menos sirva para que empiece a cuidar sus cosas.
Y siento que me va a crecer la nariz...

12 comentarios:

Graciela dijo...

jajaja muy bien Betza!
Tengo una amiga -maravillosa maestra jardinera, con una paciencia sin igual-, renegaba todos los días con los juguetes tirados de los hijos, se cansó, les dijo los meto en una bolsa de consorcio y que los lleven los recolectores.

Así lo hizo! le dije Susy estás loca!

No, me dijo, así aprenderán jajaja

Dieguito es un bichito hayyy hayyy hayyy Besos!

Betzabe dijo...

Graciela si vieras que prolijo dejan todo en el salón después de jugar, cantan y van ordenando y todo, aquí en casa, ni que cante, ni que baile, ni que monte un espectáculo de magia, antes me ayudaba a recoger, porque le hacia sentir un niño grande, pero ahora que se sabe el “Líder” de la manada…ni bola me para.

Pero esta técnica lleva 2 días funcionando… me siento un poco culpable pero ¡JO! que mi espalda no tiene repuesto.

Mami dijo...

jajajajajajaja
A pues nos va a crecer la nariz a las dos, porque esa técnica la utilizo con mis peques cuando no quieren recoger sus tiraderos (crayolas, rompecabezas, lotería) todo lo dejan para que mamá lo recoja...les digo que las recogeré y se las llevaré a su amiguito YY....:)

Radzi dijo...

Betza Dios escogio una excelente madre para Dieguito...lo estas haciendo muy bien...sigue así...

:-)

Betzabe dijo...

Aja!!!

Yo como que estoy inventando la rueda???

Picaronas confiesen, confiesen sus engaños blancos que ya veo que no soy la única.

Betzabe dijo...

Gracias Radzi, yo me siento premiada con este hijo espectacular que tengo!!! Jijiji

Como cada mamá del mundo ¿no?

Juani dijo...

Betzbe, ¡qué bueno! Salisteis ganando los dos; una debe ingeniárselas para que hagan lo que queremos porque a veces, si te enfrentas a ellos es peor, parece que es lo que andan buscando. Es mejor estrategia la que tu estás usando. Espero que te siga funcionando durante mucho tiempo; tu espalda lo agradecerá. Besos.

Betzabe dijo...

Juani lo malo es que sospecho que no tardara mucho en darse cuenta de la jugada y no me quedara mas remedio que inventarme otra jijij

No me extraña que me responda: Bueno que se lo lleve así me compras otro!

Jajjaa eso seria alucinante sobre todo porque no habla.

Ricard dijo...

Betza.No te imaginas lo que me gusta leer estas historias reales que contais. Es que me imagino la escena perfectamente. Los niños son muy listos aunque no lo parezca.
Tengo un sobrinito de 3 añitos y me lo paso bomba con el. Tiene pasion conmigo y siempre quiere ir a mi casa a ver a Pili Y Mili (son dos tortugas que tenemos).
Betza, tienes el mejor regalo que se puede tener: tu niño.
Con cariño.
Ricard

Betzabe dijo...

¡SI QUE SI Ricard!

Jijiji como dicen los personajes de TV preferidos de Diego!!

Es mi mejor regalo posible mi niño cariñoso, mandonero y risueño

mariagloria dijo...

Betza sos genial!!!! me encanto la idea muy buena parta copiar, como decis a mi ni la espalda ni la edad me da para juntar los juguetes, muchos besitos Diego es para comerle me encanta

bego dijo...

Son muy divertidas tus historias, en ese momento no te lo pareceran, pero desde aqui animo a que sigas educando a tu peque con ese humor.
Un beso

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.