Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

viernes, 18 de junio de 2010

Camila y la “Lección”.


Camila llora sin saber que hacer en su pequeño cuarto de la casita sencilla de su madre, donde vive cada día en una incesante angustia, con ella están sus dos tesoros: Sus dos pequeños hijos, una nena de 2 años y un varoncito de 1 añito de edad.

Camila los mira jugar, aun tienen la carita marcada por las lagrimas que hace unos pocos minutos logro detener cantándoles una canción, pidiéndole paciencia y comprensión a unos chiquitos tan dulces y tan inocentes, aunque ella misma no ha logrado hacer detener esa lagrima furtiva que sigue escapándose de cuando en cuando.

Pero los niños son mágicos, se consuelan con las palabras y el canto de su madre, aunque sea por poco tiempo. Camila no puede creer como alguien pueda pensar que esas dos criaturas son su peor error en la vida, cuando ella siente que solo esta viva gracias al amor que recibe de las sonrisas de sus niños.

Dos errores imperdonables ¿Cómo pueden ser dos errores imperdonables?, ¿Cómo puede ser su propia abuela quien hable así y delante de sus nietos? Camila no tiene grandes estudios pero sabe que un hijo no puede ser un error imperdonable, y sabe que este rechazo le hace mucho daño a los niños que saben percibirlo, aun no sabe que hacer, aun no se recupera de la última jugada de quien debería ser la persona que más apoyo le brinde: Su propia madre.

Mira a sus niños jugar y sabe que en poco tiempo vendrán a pedirle la cena, Camila siente un nudo en la garganta no sabe como se enfrentara a esa petición, ahora solo le viene a la mente una y otra vez la escena presenciada hace pocos minutos:

Su madre comiendo una modesta cena, Camila y sus hijos llegando a la casa al final de la jornada, recibidas con un escueto saludo, su pequeña niña acercándose a su abuelita, antes de que Camila precavida pudiera detenerla, extendiendo su manito, ayudándose por el sonido y por la visión borrosa, pues hace unos meses recibió el diagnostico que hizo comprender sus continuos tropezones y caídas: Esta perdiendo la visión de forma vertiginosa, si no recibe una costosa operación terminara con discapacidad visual, la niña extiende su manito y con su voz dulce apenas alcanza a decir ¡Abelita dame!… solo para recibir el gesto despectivo de su abuela, quien aleja el plato de las manitos inocentes, ¡Pídale a su madre que ella es mujer pa parir ahora que sea mujer pa llénales la boca!- fue su respuesta y luego se levanto, dejando a la niña atrás que no tardo en comenzar a llorar.

Luego la abuelita fue hasta la cocina desconecto la bombona de gas de la cocinilla y la llevo hasta su propio cuarto allí la encerró, eliminando la posibilidad de Camila de prepararle la cena a los niños, a sus propios nietos, luego vino el discurso con pretensiones aleccionadoras: Hablando de responsabilidades, de lo difícil de formar una familia sola y hasta de todos los sacrificios hechos para levantar su casa sin ayuda de nadie.

Camila y ambos niños no soportan la presión y los gritos, lloran madre e hijos por igual, la abuela se retira a su cuarto y Camila hace lo mismo, se cobija en la pequeña habitación y comienza a cantar suavemente.

Camila sabe que debe buscar una salida, que debe buscar ayuda pero no sabe ¿Dónde?, ¿Cómo?...

El desayuno y el almuerzo de las niñas lo tienen garantizado hasta ahora en una guardería publica, pero la cena no sabe como la cubrirá, comienza a despejarse su mente, quizás pueda ir a comprar una hogaza de pan, corre a comprobar si le alcanza el escaso dinero en su monedero, cuenta y se fija que si, solo tiene que aventurarse a caminar de noche por las veredas de su barrio hasta la bodega, pues la inseguridad es aterradora, también se le ocurre que quizás su patrona le permita usar su cocina justo antes de salir, así la cena puede llegar hasta tibia… se siente un poco aliviada con estas ideas, pero vuelve a sentir una oleada de dolor al recordar la manito de su niña que se quedo extendida pidiendo… corre a besar a sus hijos, aunque los niños sonríen no entienden su repentino besuqueo.

Camila es un nombre falso para proteger a esta mamá, la patrona ha aceptado la propuesta y del almuerzo que preparan en aquella casa, Camila esta autorizada para guardar en una lonchera térmica que le ha regalado la patrona y llevarle a las niñas, así la reciben tibia por las noches. También están haciendo una colecta para la operación de la niña, pero cada vez se hace más cuesta arriba, las terapias visuales o de cualquier tipo están fuera de su alcance.

De esta historia supe hace unos 8 meses y cuando escuche las denuncias de algunos colegios que no reciben los alimentos para el Programa de Alimentación Escolar (PAE) o que reciben alimentos descompuestos, inmediatamente pensé en esta pequeña familia y comencé a escribir este relato como forma de sensibilizar, que se sepa que cada programa social bien organizado puede ser algo indispensable.

Yo me pregunto si la miseria, la ambición o el poder destruye los corazones... y si los sueños rotos pueden repararse.

13 comentarios:

Marina dijo...

Que historia fuerte y dura. Y real...
Besos

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Los sueños rotos y un corazón destruído tal vez puedan ser reparados, pero ya nunca serán los mismos. Un abrazo. Carmen

Rosio dijo...

O los destruye o lo fortalece. Creo que en el caso de Camila, su madre y las necesidades a que se enfrenta, ponen a su corazón diariamente en vilo de romperse, pero la presencia de sus hijos, de la patrona y de la gente que de alguna manera la apoya, lo resguardan, lo protegen de un inminente quiebre.
Si no se reparan creo que de los trozitos nacen otros sueños.
Cariños,
Rosio

Betzabe dijo...

Marina muy fuerte y muy dura, pero al principio se me hacia irreal, pero no me queda otra que creerla pues la constato muy seguido.

Betzabe dijo...

Cierto Carmen hay heridas que sanan pero su cicatriz es inevitablemente su recordatorio.

Betzabe dijo...

Rosio quizas se fortalezca, quizas los sueños son como el agua, siempre encuentra un cause, pero el costo puede ser muy alto.

María mamá de Javi dijo...

Tremendo, la realidad supera la ficción. Es muy duro para una hija recibir ese trato de una madre y más doloroso todavía que se lo hagan a sus hijos. Espero que logre la operación y la independencia de esa madre.
Besos

Anónimo dijo...

hola ! soy fiel seguidora de tu blog, y queria que por favor me informara el nombre del colegio de diego, pues tengo un niño con autismo y me gusta como tu hijo ha hido aprendiendo en el colegio.recuerda que no todos los maternales privados estan preparados para recibir nuestros hijos. por favor dame la direccion y nombre del colegio para saber si tienen cupo. muchisimas gracias, de tu fiel seguidora -|abrazos a dieguito| y gracias por tanta informacion que nos da |.

maria gloria dijo...

Es una triste realidad eso mismo se vive en mi pais a diario, Dios quiera que se encuentre solucion para la salud de la nena, besos

Betzabe dijo...

Maria si yo tambien espero que logre operar a la niña, es dificil su situación y no siempre atina en sus elecciones, mas nadie puede criticiar sin ponerse en sus zapatos. Aca es donde se nota mas el desamparo del estado a los niños y a los mas necesitados.

Betzabe dijo...

Anonimo muchas gracias por ser tan consecuente como explicas con este espacio.

el Colegio de Diego es maternal y preescolar, sus niveles van desde el maternal 0 hasta preescolar II, se llama Centro de Educación Inicial Autana, esta en Campo B, calle Colombia, Puerto Ordaz.

Lamentablemnte tiene cupos limites para los niños con discapacidad, creo que admiten solo 2 por aula, por lo que es importante que consultes con tiempo la disponibilidad.

Un abrazo.

Betzabe dijo...

Ay que malo Maria Gloria que tambien se reproduzcan estas situaciones en tantos sitios, ojala ninguna familia del mundo tuviera que pasar necesidades, pero eso es soñar no?

Maria Benitez Yrigoy dijo...

Has contado una historia que se repite. Que es la realidad de muchos países y acá en Sudamérica, no se termina de entender, tomand en cuenta los recursos propios de que dispone la administración pública para establecer un equilibrio socioeconómico. Aún con la base deshecha-se cae por sí sola-el sistema seguirá arrasando vidas. Esperemos q por poco tiempo. María.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.