Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

lunes, 14 de junio de 2010

Comprando Zapatos



Sospecho que Diego se ha hecho de una alianza tácita con su papá: No quiere que entre a ninguna tienda de los centros comerciales que visitamos, solo quiere pasear nada de detenerse a comprar.

Si yo entro a alguna tienda de inmediato Diego me llama la atención: Mamaaaa Nooooo, Mamá no, no, no… esto acompañado del movimiento de su dedito índice y el ceño fruncido reforzando su negativa. A Diego entrar a comprar cosas le aburre, creo que lo único que le gusta comprar son juguetes, muy lógico ¿no?. Antes le gustaba un poco comprar zapatos para él, pero ahora no quiere saber nada de entrar a fisgonear precios o simplemente vitrinear, hace unos días entramos a una tienda de zapatos a comprarle unas sandalias, no quiso ni verlas, no se quería quitar sus zapatos para probarlos, y me gritaba para que me saliera.

Con mucha paciencia su papa y yo fuimos entre negativas y patadas al aire quitándole los zapatos y poniéndole los nuevos, pero luego no quería bajar al piso a probarlos, se pegaba a mi cuerpo como un osito koala y no había forma de ponerle en el piso. A Arnaldo se le ocurrió usar un juego para hacerle caminar: su papá lo tomo en brazos y mientras Diego pataleaba Arnaldo se alejo hasta el fondo de la tienda, estando allí le puso en el piso para que estuviera obligado a caminar con los zapatos nuevos si quería regresar a mis brazos, yo corrí por toda la tienda haciéndole creer que jugabamos al corre corre que te pillo y Diego me siguió riendo y ya con mejor actitud.

Así pudimos constatar que si eran adecuados los zapatos para comprárselos, mientras Arnaldo se sentaba con Diego a cambiar de zapatos yo me acerque al mostrador a pagar por la compra, pendiente de ver que Arnaldo le cambiaba los zapatos a Diego, entregue la tarjeta a la cajera distraídamente mirando siempre a Diego, entonces escuche la frase que dijo la cajera e instintivamente voltee a mirarla:

¡Pero que consentido esta! – en un claro tono de reproche.

No pude evitar mirar a la cajera por varios segundos, había soltado esa frase casi automáticamente, ni siquiera nos veía, estaba haciendo el cobro sin fijarse ni en mi mirada, mucho menos en lo que acababa de decir.

No estaba consciente de lo que había hecho ni en ninguna otra consideración civilizadamente posible:

Que no se le había dado la confianza para comentar.
Que lo que dijo era algo indiscreto.
Que era inadecuado para decir a potenciales clientes.
Que de paso estereotipaba a un niño con discapacidad.

La cajera soltó su comentario como quien dice hay mucho calor o esta tarde va a llover, como si tuviera todo el derecho a hacerlo y sin esperar ningun tipo de consecuencias.

Registre su falta de preparación para atender al cliente, algo muy habitual en mi país, pero además registre que ya no me duele cuando escucho estos comentarios, pero aun me sorprenden, hasta yo misma me sorprendí de cómo voltee rápidamente ante su comentario, primero con ganas de decirle algo, pero al ver que ni siquiera nos miraba comprendí que aun no estoy preparada para predicar sobre lo comedido que deberían ser las personas ante un niño “malcriado”; sobre todo porque mucho me temo que la ignorancia es tal, que al decir eso de no se esta portando mal tiene TGD-NE solo rebotará en una tapia de incredulidad, escepticismo y mas lamentables comentarios.

También pensé si es que me estaba dando de superior por no querer discutir el tema con la cajera, odio eso de “seria perder el tiempo” pero creo que es una cuestión no de superioridad sino de economía de fuerzas, vivo en un constante agotamiento que me hace dejar muchas cosas para después, quizás mas adelante me tome el tiempo para no dejar pasar comentarios de este tipo, porque yo se diferenciar muy bien cuando Diego esta haciendo teatro y cuando le incomoda un cambio, una actividad…

Y porque mi príncipe cada día lucha para estar acorde a nuestro mundo de locos y se merece mas respeto a su individualidad, como todos nosotros.

Mis hermanas son testigos, la mitad de la ropa me la compro sin probármela, hace un par de semanas entre a una tienda con dos de mis hermanas y casi a coro me dijeron:

¿Te lo vas a probar verdad?
Sino de una vez cómprame la talla que me viene bien…

Infinidad de veces compre ropa sin probármela que luego no me entro y que le regale a mis hermanas sin estrenar… me encanta la ropa nueva, lo que no me gusta es probármela: Vestidores incomodos, siempre ando apurada, me da calor y no me gusta ponerme ropa si estoy pegostosa, me choca dejar la cartera en el piso si no hay gancho donde colgarla, me molesta que la dependienta me pida ver como me quedo, puedo llenar una pagina de motivos tontos y superflúos.

Asi que pense que algo de eso debe sentir Diego, es un fastidio, le quita tiempo de juego y detesta sacarse los zapatos con los que se siente cómodo para probarse unos nuevos, esto aunado al cambio de rutina, por suerte no le pasa todo el tiempo pero cuando le pasa hay que ingeniarselas, ya habiamos comprado un par de zapatos en esa misma tienda y habia estado feliz y colaborador, pero esta vez no fue así.

Diego en casa estuvo contento con sus zapatitos nuevos y se los puso sin mayores contratiempos, solo que ahora están perdidos...

¡Recorcholis!
¿Tendremos que volver a comprar?
¿Creen que vaya a la misma tienda?

15 comentarios:

Cristina dijo...

Betza...lo de pasar de largo de los escaparates me ha echo muchísima gracia (me recuerda a Santi y mi marido,igualitos!)Lo de la cajera me ha repateado...és que siempre hay alguien que tiene que dar en la espinita...pienso que hiciste bien en no decirle nada,no podemos pasarnos la vida rectificando a los demás...nos volveriamos locas.Pienso que hay que saber escoger hasta en a quien darle explicaciones...hay gente tan estupida que no se merecen ni que les dirijamos la palabra...otros,te das cuenta que meten la pata sin intención y a esos sí que és bueno rectificar...creo que hasta ellos mismos te agradecerían si pudieran que los informaras...pienso,tal vez me equivoque.Bueno,espero que Dieguito disfrute de los zapatos!Un besazo!

solbellis dijo...

yo creo que ya no regresas a la misma tienda, pero si quieres espera que yo vaya de visita y te acompañe a ver si se atreve a comentar de nuevo algo asi de mi principe.......jijijijiji

Betzabe dijo...

Cristina creo que tiene toda la razón no puede uno ir por todos lados haciendo correcciones capaz le digo tiene TGD-NE y me responde ¿Qué marca de zapatos es esa? Y si le digo es un síndrome como el autismo… me dirá ahh pero esta segura porque no se balancea o algo peor jajaja

Ignorancia pura y flagrante, pero mejor quedarse callado porque no se puede echar uno encima al mundo.

Betzabe dijo...

Ay sol creo que en esos y otros muchos momentos me haces mucha falta.

Ricard dijo...

Hola corazon. Me imagino lo incomoda que te sentiste ante tal comentario sin conocimiento de causa.
Mi opinion al respecto:
Esa chica, te aseguro que no sabe lo que es disfrutar de lo maravillosos que son los niños. Evidentemente, no tiene hijos, pero lo peor es que tampoco sobrinos ni vecinos.
Si en algun momento tubiera la responsabilidad de algun pequeño a su cargo comprovaria que los niños son nerviosos, se enfadan, tienen momentos de berrinches, solo quieren jugar, no te dejan ni un momento y pueden molestar a los demas.
Por ese motivo solo puedo decir:POBRE INFELIZ QUE NO SABE LO MARAVILLOSO QUE ES PODER DISFRUTAR DEL MAYOR REGALO DE DIOS!
Con cariño
Ricard

mariagloria dijo...

Betza yo me canse de dar explicaciones y sabes le hice a Jazmin un prendedor ese que habia puesto Georgina en su blog y tambien puse en el mio donde dice: NO ME ESTOY PORTANDO MAL, TENGO AUTISMO, POR FAVOR SEA COMPRENSICO ..... le hice hacer de varios colores de acuerdo a sus vestidos jajajaj con eso soluciono porque encima me dicen CON RAZON CON LA ABUELA creen que la malcrio , yo ya no me iria a esa tienda, besitos

Graciela dijo...

jajaja María Gloria excelente!

Betza, no gastes energías, en general así lo hago, dos razones:
a) la primera es que no reacciono en le momento
b) no soy soberbia, prefiero que piensen lo que desean y ya

Si en una tienda soy mal atendida no vuelvo, busco en otra.

Creo que el pillito se ha unido a su papá, a los hombres no les gusta esperar mientras miras vidrieras :)

Besos y encuentra las sandalias por favorrrr

Betzabe dijo...

Ricard lamentablemente que ytenga hijos o ocntacto seguido con niños no da garantia de nada, los niños no son responsables del crecimiento de las personas que les rodean aunque ellos sean de por si unos maestros de la vida, sin embargo deberian estar mas sensibilizados a las conductas infantiles, pero quizas solo lo use para criticar lo mal que criamos a nuestro hijo y lo bien que lo haria ella, te aseguro que jamas pensarian en un sindrome viendo a Diego, por eso creo que es cultura lo que nos falta para no criticar sin permiso y sin razón.

Betzabe dijo...

Maria Gloria si a las mamas nos critican por consentidoras que dejara para las abuelas jajaja, que lindo lo del broche combinable jejeje excelente, yo no dejare que estas cosas me pongan triste , pero estoy lejos de que me sena indiferentes, supongo que todo va por etapas.

Betzabe dijo...

Graciela si se trata de economia de fuerzas, no desgastarse en cosas que son como arar en el mar.

y los zapatos singuen perdidos :(

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Hola Betza, esta entrada me gusto mucho, yo paso lo MISMO.....si EXACTAMENTE LO MISMO....parecia que tu estabas relatando mi vida, lo relacionado a las compras mias y lo relacionado a las compras de ropa y zapatos para Nicolas.

Ya casi siempre le compro los zapatos sin probarselos, casi siempre se los compro de una sola marca, para no equivocarme....en fin.

Y respecto a mi, es IMPOSIBLE salir de compras con Nicolas, he intentado TODO y no se puede....Mi estrategia es salir de compras cuando el esta en la Halte Garderie (solo tengo 3 horas para hacerlo) 3 horas los lunes y 3 horas los viernes....bueno algo es algo.

En cuanto a la actitud y el comentario ESTUPIDO de la cajera.....ay Betza, he cargado con tantos comentarios como ese....solo que en frances (ja,ja,ja) ya es algo de mi dia a dia, ya esto es parte de mi vida.

Georgina.

Maria Benitez Yrigoy dijo...

Betzabé, eso fué y sigue siendo costumbre, lo de comprar y traer a casa la ropa o calzado de Juan Pablo. Si no vivieran tan lejos, les recomendaría vayan a la tienda donde trabaja mi hija. Cecilia atiende a veces a mamás con nenes con TGD. Y me cuenta. Y sus compañeras de trabajo ya saben un montón del tema. Por lo demás, para ser vendedora o cajera, en esas tiendas, es un requisito ser educadas.Cariños.María.

Anónimo dijo...

Jamás comenté en tu blog pero sí lo sigo fielmente porque me encanta lo que decís y cómo lo decís.
Hoy quiero contarte que yo antes reaccionaba igual que la cajera (un poco más disimulada, eso sí) pero pensaba igual. Hoy, gracias a los blogs que leo, aprendí que un chico que se "porta mal" puede no ser un malcriado. Y por ende lo respeto, a él y al que lo acompañe. Con esto quiero decirte que si estuviera en tu lugar, volvería a la misma tienda y les daría una clase magistral sobre autismo. Porque el conocimiento nos permite respetar las diferencias, y está en nuestras manos llevar ese conocimiento a quienes están fuera del mundo de la "discapacidad".
Con toda admiración,
Claudia, mamá de Melina (una belleza de 4 años con Síndrome de Down)

Betzabe dijo...

Muchas Gracias Claudia, no importa que no hayas comentado antes en el blog, algunas personas se sienten mas cómodas leyendo nada mas, y a otras les gusta comentar, en mi opinión, una vez que uno comienza a comentar, se le despierta las ganas de participar mas y mas, y por supuesto cada comentario enriquece la entrada, pues como tu lo has hecho, aportan vivencias y diferentes puntos de vista.

No creo que pueda ir a darle una clase magistral sobre autismo, no se, me siento sin palabras ante la tapia de su ignorancia, quizás mas adelante reúna lo necesario para poder hacerlo.

¿Y crees que los zapatos se perdieron?

Aprovecho para darte la Bienvenida y para saludar a Melina, que nombre mas bello, le debe hacer honor.

Betzabe dijo...

Uy Georgina de verdad que con Diego solo me ha pasado dos veces, una vez en Valencia y esta.

Pero los niños van creciendo y su conducta va variando, espero que esto lo superemos pronto, porque el pie le crece jijiji

Sobre hacer compras... cada vez me gusta menos.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.