Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 3 de junio de 2010

Había una vez


Había una vez...

Antes de nacer Diego, cuando estaba embarazada su papi y yo compramos un libro de cuentos clásicos, me gusto mucho el que elegimos porque tenía una guía que iba indicando al lector cómo hacer la lectura interesante: EL tono de las expresiones, muchos sonidos onomatopéyicos etc.

Así que apenas alcanzamos la etapa del desarrollo fetal que indica que el oído ya esta formado en su totalidad… ¡comenzamos a leerle los cuentos a Diego!

También compramos unos audífonos especiales para la panza y le poníamos música: Mozart y los Sonidos del Corazón de Mamá fueron los discos más usados.

Con la música al parecer la pegamos, porque Diego ama la música y es capaz de reconocer los instrumentos que se van tocando y es todo un bailarín… con los cuentos no ha sido igual.

Cuando yo tomo un libro y comienzo a leer en voz alta, Diego de inmediato grita NO, NO, NOOO, si yo continuo, viene a quitarme el libro de las manos y lo tira lejos.

Si el cuento lo estoy diciendo de memoria, apenas comienzo Había una vez… Diego viene a taparme la boca y se niega a escuchar NO, NO, NOOOO.

Me fije que con los cuentos con muchos sonidos onomatopéyicos resiste un poco mas escuchar la historia, pero no lo suficiente como para llegar al final. Viendo las ideas de otras mamis de elaborar cuentos con pictogramas intente probar, pero tampoco le interesa demasiado, se entretiene viendo las imágenes, las comentamos, pero contar la historia ¡No Señor! ¡No deja!.

Inspirado en las historias de Marina de Nano y Pala nació Toto.

¿Por qué Toto? pregunto Arnaldo.
Bueno me pareció que era fácil de pronunciar y divertido.

Toto es el nombre que escogí para las historias que invento sobre las cotidianidades de Diego, y han empezado a dar resultados, Diego al principio se negó:

-Había una vez un niño que se llamaba Toto
-NOOOO
-Un día… Toto trajo a su casa un globo…
-NO TOTO NO, TOTO NO

¡Mi madre Diego ha dicho Toto! pensé y no me detuve:

- El Globo de Toto era púrpura se lo regalo su maestra (es un hecho real Diego un día trajo un globo púrpura que decía Feliz Fin de semana).

Diego se empezó a sonreír y a mirarme interesado

-Toto tenía un perro, el perro cuando vio el globo comenzó a decir Guau-Guau -Diego empezó a hacer señal de morder con su manito.

-Entonces el Guau-Guau mordió el globo Ñam-Ñam y el globo hizo ¡PLOP!

Jajaja se escuchaban las carcajadas de Diego, le repetí el final del cuento y otras vez risas y más risas.

Volví a intentarlo.

-Había una vez…
-Nooo – Dijo Diego pero sonriente y ya con menos convencimiento.

-Un niño llamado Toto, su mami le dijo: Toto ven a lavarte los dientes y Toto dijo NOOOO

Aquí mas risas de Diego, Toto los dientes están guacátela, sucios, venga lavarse y Toto decía NOOO.

Jajaja- Diego que se meaba de la risa.

-Toto si no te lavas los dientes va a oler fuchi, entonces Toto vino a buscar su cepillo de dientes que era de color verde.

-GRRREEEEKK (verde) dijo Diego.

-Si el cepillo era verde, le puso la crema dental azul

-ZUUULL (Azul) dijo Diego.

Y Toto se lavo los dientes chiqui-chiqui, chiqui-chiqui y quedo muy lindo.

FIN


Dos cuentos cortos, con situaciones vividas por Diego en su día a día, han funcionado hasta para sacarle una nueva palabrita: Toto.

14 comentarios:

Marina dijo...

Betza, cuánto me alegro!!!! Constantino tampoco soportaba los cuentos hasta que aparecieron las aventuras de Nano y Pala; y ahora, todas las noches empieza: "nano Pala, Nano Pala" y hasta que no lo no se duerme!!!! Y yo, toda orgullosa de mis cuentos y de él, jeje.
Y qué bueno, hasta empezar a decir nuevas palabras y todo!!! Te felicito, saludos a todos!

Graciela dijo...

Betza tal vez que no comiencen con 'había una vez'.

Hay libros de cuentos muy lindos: esos que los niños ponen los deditos, cómo explicarte!
No tienen demasiada escritura, uno vá recorriendo las páginas y al final aparece un personaje, tal vez no tiene forma, los utilizaba para trabajar las texturas.

Sabes cuales son los cuentos que no olvidan, esos que inventa Marina, los tuyos...historias simples con palabras simples.

Ha funcionado y me alegro muchísimo! felicitaciones mami :)

Besosssssss

Betzabe dijo...

Ay Graciela Diego tiene todo tipo de cuentos, con texturas, de bebes, de imágenes y pocas frases, de tela, de foami, hasta de plástico para la bañera, etc

Tampoco sirve no comenzar con “Había una vez” jijijij igual se molesta.

Pero las aventuras de Toto parece que van a funcionar, primero se las contare oralmente y luego me animare a montar el cuento en pictogramas como los de Marina a ver que tal, ya hice una adaptación del caperucita roja que termino siendo caperucita azul a petición de Diego, ahí vamos.

Lo que no puedo imaginarme es que “problema” le generara escuchar un cuento ¿?

Betzabe dijo...

Marina mira como me ha ayudado tus cuentos de Nano y Pala!!!

Hasta ha logrado decir Toto jijiji

Voy a seguir a ver si logro tener el libro en las manos y a mi Toto escuchando!

Rosio dijo...

Betzabe:
Al parecer los cuentos de Toto traeran resultados satisfactorios.
Y si haces Pictos, compartelos porque el otro dia yo trate de hacer unos y me quede en el intento (ja,ja)
Cariños,
Rosio

MamideGlori dijo...

Ve pensando ya un dibujo para Toto, y ha hacer cuentos de Toto con pictos. Me encantó la entrada. Un aplauso para Toto y para Diego.

Betzabe dijo...

Rosio a mi tambien me paso, intente montar el cuento de caperucita azul (Diego asi lo modifica) pero es tannn largoque lo deje a la mitad, jijiji estos que son mucho mas cortos tienen mas posibilidades y claro que los voy a compartir.

Betzabe dijo...

Eva que bueno que te ha gustado al entrada, si tengo que buscar una imagen para Toto y dejar la pereza que me dan los pictos jijiji porque pueden ayudarnos y mucho.

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Bravo Betzabe ! genial la idea de inventarle los cuentitos con TOTO aunque Diego se resista, poco a poco te ganaras su interes.

anabel dijo...

Oh, es genial, Betzabe. ¡Bien por Dieguito, bien por Toto! Sabes que nosotros estamos con ello también, y preparo las historias con pictos. Para avanzar, luego trabajamos la comprensión con preguntas, a la vez que puede mirar el texto con las imágenes. Avances gigantescos, como los que va a tener Dieguito.

Besotes :) :)

Radzi dijo...

Hola Betza...leyendo tu articulo donde comentas acerca de la música y las lecturas que hacías en tu embarazo me hizo recordar varios articulos que he leido y escuchado acerca de esto y también me hizo recordar un Coro Integral Infantil que existe aca en Puerto Ordaz al cual sigo mucho, ya que me transmite muchisimas cosas, incluso inscribi a Juan Fernando alli para irle despertando ese convivir con todos por igual. Betza te lo recomiendo para Diego estoy casi segura que es una buena terapia efectiva para irle desarrollando el lenguaje a través de la música, yo que he asistido a varios conciertos y ensayos de ellos puedo dar fe de esto. Cualquier info relacionada me avisas.

Mami dijo...

Me encantó este post!!!

Siempre digo que como mamás, el ingenio debe estar presente para todas las situaciones con los peques (la comida, la conducta) y como enseñarles, si no es de una forma, de otra...

Diego tiene la suerte que sus papás son muy entregados a la tarea y se rebuscan para su evolución... :)

A seguir con Toto... es una ventanita abierta para su compresión y lenguaje, y la interacción de mamá-hijo...

Un abrazo... :)

Ricard dijo...

Me da la sensacion que el problema era el comienzo del cuento. "Habia una vez..."
Ese comienzo no era del agrado de Diego.
Lo bueno del final de los cuentos es que podian terminar perfectamente "siendo felices y comiendo perdices", porque como ya el cuento llego a su fin, aunque a Diego no le gustase no habria problema popr haber llegado al final.
¿Me he liado?...
Un abrazo.
Ricard

María mamá de Javi dijo...

Betza, le pasaría como con las canciones, yo que soy súper cantarina, Javi me tiene totalmente frustrada porque en cuanto empiezo: NO, NO, NO.
Me parece una idea genial la que has tenido, y como dice Graciela, son nuestras propias historias las que nunca olvidamos.
Que buenos momentos vais a pasar con TOTO.
Un beso muy grande

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.