Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Agnóstica sin Remedio

Soy especialmente agnóstica para remedios caseros de lo que sea, algo extraño siendo la hija de una farmacéutica, obvio que ayude a mi madre muchas veces a hacer sus preparados, precipitados, ungüentos y cremas, formulas medicas pues, mi madre me pedía pesar, mezclar, machacar y luego lavar los morteros, así que se que algunas mezclan tienen sentido, no todo es la medicina comercial o alópata.

Mi abuela también le metía a los remedios caseros, mi abuelo le advertia: “Un día de estos te van a venir envenenando Carlota, solo les bastara darte la receta para un remedio casero para una enfermedad que no tienes y nadie va a encontrar culpables porque te habrás preparado el veneno tu misma”.

De niña recuerdo que mi abuela tomaba unas infusiones de una mata llamada bola-abajo dizque para bajar el colesterol, metía en las jarras de agua una raíz llamada mapurite (si por el olor) y bebía de esa agua todo el día, eso y que servia para el corazón. Jamás le faltaba hojas de Llantén y semillas de Fruta e´ Burro para hervir y curar las más prolíficas diarreas. La tos imparable era curada con una cucharada de “aceite el gallo” (aceite de oliva) con unas gotas de café.

Incluso mi abuela asegura que tiene el cabello escaso y lacio porque una vecina envidiosa de sus ondas le dijo que se lavara el pelo con una mata llamada “rabo de iguana” para que se le pusiera abundante y resulto todo lo contrario, y tal parece que es tan efectiva la mata que yo herede al menos el bajo volumen y las ondas uhmmm yo las llamo pelo explotado porque ni es del todo lacio ni hay rulos.

¿Y los baños? En este mismo instante hurgo en mis recuerdos y puedo sentir perfectamente el olor fuerte a hojas de Fregosa, su sabor astringente y su textura fibrosa pegándose a mi piel y sacándola de entre mis cabellos cada vez que me daba fiebre y mi abuela pasaba 7 días bañándome con agua tibia mezclada con una infusión generosa de hojas de Fregosa.

Supongo que de niña me metí varias borracheras porque en un tiempo se usaba eso de echarle al agua del baño media taza de ron blanco para bajar la fiebre, ahora es sabido que la piel absorbe el alcohol y que es algo contraindicado, es como si le dieras a beber la media taza de licor a la victima del sahumerio, quien sabe si eso de dormir la fiebre no era mas que dormir la mona.

Pero lo que me marco profundamente fue una brebaje que le dio por preparar a mi abuela con pencas de zábila y no se que otras hojas y miel, eso era “para curar la gripe y que no te diera nunca mas”, era una brebaje asqueroso que me hizo tomar hasta que tuve un poco de consciencia y alcance la voluntad necesaria para negarme a hacerlo.

Si lo admito, también me embadurne los cabellos de mayonesa, de aguacate y de aceite de oliva, ya en la adolescencia porque saltaban esas modas repentinas de acondicionador natural super especial bla, bla, bla. Y varias veces me hice mascarillas pegostosas y con mezclas inauditas en mi desesperación por salirle al paso a la emergencia de eliminar na espinilla lo más pronto posible.

Quizás la mezcla de todas estas experiencias hayan hecho que yo deteste que me digan “esto es bueno para esto” o “esto malo para aquello”, sin ningún argumento científico que lo avale solo que “es malo” o que “es bueno”, de inmediato me hace desconfiar, pienso que son cuentos de camino, se que muchas medicinas antes fueron “remedios de la abuela” que luego convirtieron en recetas patentadas, pero yo las prefiero lo mas probadas y certificadas posibles.

Tanto me afecto aquellos remedios caseros que pase años sin tomar ningún tipo de infusión que no fuera café, todos los Te me sabían a remedios, y nada de embadurnarme con nada, ni tomar agua de concha de piña ni nada de las modas que siguieron y “que eran buenas pa rebajar” etc.
Les voy a ahorrar el segmento de los remedios caseros que son buenos para dar mas leche materna ¿eh? creo que ya han captado la idea y de seguro es innecesario traer acá esa lista profusa de bebidas y mejunjes.

Tomando como base lo que ya he planteado podrían darse una idea de lo que pienso cuando alguien me explica en detalle remedios y trucos mágicos para hacer hablar a los niños, con el argumento de que “…es bueno y de que a fulanito se lo hicieron y se soltó a hablar, es verdaita…”

Me parece increíble que haya personas que de verdad se crean todas esas curas milagrosas que parecen salidas de cuentos de los abuelos:

Hacerles beber agua en taparita.
Darles a beber una infusión de lengua de loro (creo que es una hierba al menos eso espero)
Hacerles morder un Colibrí.
Ponerle sobre los labios una luciérnaga.
Coger el pañito con el que se ha agarrado una olla caliente y mientras esta tibio pasárselo por las mejillas y boca al niño.
Cazar un loro y pasarle el rabo en cruz al niño como quien se persigna.
No cortar el pelo del niño hasta los 2 años de edad porque si no no hablan.
Llevar al niño a santiguar (rezo de un curandero, brujo, chaman, etc) por aquello del mal de ojo.
Hacer promesas a entidades religiosas y luego peregrinar a algún templo remoto para pagar la promesa, mientras más lejano y de difícil acceso mejor, mientras más difícil sea cumplir lo prometido mejor.
En Sabado de Gloria abrirle la boquita con una llave para que hable.

Me cuesta mucho creer en baños de Salp de Epson, en Baños de arcilla, en Quelación, en Electroestimulación mucho menos para creer en huesos de Morrocoy, amuletos y rituales mágicos.

Seguro a muchos les molestara este top de remedios en uno o varios de sus “tratamientos” pero estoy tan harta que no me importa.

Así que me declaro Agnóstica y sin Remedio... simplemente no pierda su tiempo conmigo soy un caso irrecuperable.



PD: Editado para actualizar la lista de tratamientos que sigue creciendo.

13 comentarios:

Graciela dijo...

No se si puedo reírme Betza, pero así estoy, muerta de risa!

Cómo atrapas un colibrí jajaja

No creo en nada, detesto el té porque me sabe a enfermedad y los vómitos que me produce :(

He trabajado por 30 años en la salud, creo en la ciencia.

También cuando adolescente me he puesto huevos en la cabeza, mayonesa, té de manzanilla, mezclas para la cara...eso creo que forma parte del ritual de todas en todos los tiempos.

No he creído en el mal de ojos, empacho y otros con mis hijas.

Tienes a una atea de esas mezcolanzas...besos aún estoy riendo!

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Increíble entrada Betza!jaja yo si voy a reirme con ganas. Comparto contigo..pero,, cuantos datos, muy ocurrente, eres graciosa de verdad!Abrazos, Carmen

maria gloria dijo...

Betza sos divina al contar , la verdad levantas el animo, es cierto todo lo que decis aqui muchas personas no van al medico solo a las yuyeras asi les dice y piensan que porque es natural no hay peligro y todo lo qeu se toda en cantidad por mas que sea te hace mal, esta buenisima tu entrada, besitos al campeon!!!!

Mabel dijo...

Jajajajaj no paro de reir, nunca escuché tantas cosas curiosas, lo del loro de pasar el rabo en cruz, me ha hecho largar la carcajada.
Como dice Graciela creo en la ciencia, pero te con sabores a fruta de vez en cuando me gusta.
De muy joven si, alguna tontería hice.
Pero en general no me gusta tomar ni aspirinas.
Besos

taki dijo...

Jajaja cómo me trae recuerdos este post, yo viví con mi abuela un tiempo y también tenía muchas recetas caseras, la que mas recuerdo es el aceite el gallo + limón + sal para los dolores de barriga, y a mi me gustaba el sabor jijijiji

También recordé el baño de hojas de Chinchamochina para la lechina.

Y cuando sufrí de acné escuché la cantidad de cosas locas y horribles para curarlo, que ni me atrevo a escribirlo.

Bueno, por último, dejo constancia de que el aceite de oliva en el cabello sí me funciona, buenísimo para mejorar las horquetillas odiosas. Yo me aplico de vez en cuando en las puntas, masajeo el cabello y me coloco el gorro plástico de baño y lo dejo lo más que pueda. Jeje.


Saludos Betza ;)

Rosio dijo...

Ja,ja,ja,ja.
No habia escuchado de ninguna de esas curas milagrosas para hacer que los niños hablen.
Pero ante tanta locura, la verdad que de hecho uno se declara agnóstica.
Cariños,
Rosio

VIVI dijo...

PRECIOSAAAAAAAAAAAA QUE ERES!!! ME HE REIDO MUCHO Y HAY CARAY QUE TU VIDA HA SIDO DIFICIL CON TANTA MARIGUANZA QUE TE HAN DAO MUJER!!! JAJAJAJA POBRE ... A LO MÁS MI TATA QUE DESCANCE EN PAZ UNA VEZ DIJO A ESTA NIÑA HAY QUE DARLE UNA CAÑA MUY GRANDE DE VINO Y NUNCA JAMÁS SE CURARÁ (EMBORRACHARÁ) ME LA TOMÉ AL SECO Y EN EL ULTIMO CONCHITO... CAI AL SUELO... DORMI CREO QUE COMO 7 HORAS.... TENIA 9 AÑOS CARAMBA!! A QUIEN SE LE OCURRE Y YO LA MÁS BRUTA QUE LE HICE CASO!!... Y PUES ME EMBORRACHO CON CUALQUIER COSA JAJAJAJAJAJA... LA VERDAD POCAZA FE LE TENGO A LOS BAÑOS DE ARCILLA ES MÁS ME DAN SUSTO A MI ME DICEN QUE EMPIECE CON ISA Y NOOOOOOOOOOO CON 2 AÑOS Y 4 MESES NO LA TENGO NI A PALOS COMO MOMIA DEL PARQUE AHI ENDURECIDA CON LA ARCILLA ASI QUE NO.... LES DIJE QUIZÁS MÁS ADELANTE... PERO POR AHORA NOP!!
Y EN CUANTO A LAS SEMILLAS BUENO SI NO LE HACEN MAL PA DENTRO POR ULTIMO SALE LO QUE DEBE SALIR ... QUE ANTES NO SALIA JEJEJEJEJE ADORABLE ENTRADA!!

Ricard dijo...

Divertida entrada.
Me he reido mucho con tu excepticismo.
Hace tiempo veia un programa de television llamado "La botica de la abuela". Hablaba de remedios caseros.
Siempre decia haria los remdios que decian pero luego no me acordava de lo que tenia que poner.
Luego decidi apuntarlos en una libreta y el caso es que la perdi.
Creo que yo tampoco tengo remedio.
Besitos a Diego.
Ricard

Betzabe dijo...

Amigos que decirles jejeje tengo mis razones para ser incredula no?, no digo que ningun remedio casero no funcione, pero de alli a correr tras un colibri... mejor no sigo.

y cuenten cuenten los remedios que han probado jejeje

Betzabe dijo...

Claro que pueden reirse si el post es para eso para reirnos de estas situaciones y sacar el estres, que se le dice a alguien que te esta explicando y repitiendo eso es verdad, verdaitititititica que le pones la luciernaga en los labios y arranca a hablar...

Solo escuchar y sonreir!

La gente lo hace "por ayudar"

Gloria dijo...

Hola Betzaida:
De vez en cuando leo tu blog, de verdad que me parece muy interesante y bien escrito.Agnóstica sin remedio es un artículo muy gracioso que nos lleva a recordar esas etapas maravillosas cuando la inocencia permitía creer en remedios mágicos!creo que todos tenemos un recuerdo de algún método insólito de curar o mejorar algo, se que la mejor cura es el amor, ese que siento que tu demuestras para tu hijo! Besos de quien te recuerda con mucho cariño en ese Temblador que mucho ha cambiado! Saludos a la familia!

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Betza...me encantas !

Divertidisimo y con mucha razon lo que has escrito.

Besitos a Diego.

sarah dijo...

Simpatiquísimo, Betza! Oye, que hay un repertorio de cosas por ahí increíble! Si todos los males se fueran con un remedio... Desgraciadamente no es tan fácil, aunque atrapar un colibrí tiene su miga!
Abrazos!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.