Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

viernes, 27 de agosto de 2010

Anna


Estaba de visita en esa hermosa ciudad, de esas visitas en las que uno quiere abarcar toda la historia del sitio en 3 días, visitas los lugares mas destacados por 30 minutos y sigues al siguiente monumento, edificio, museo, jardín, etc, y es como si a tu mente solo le dieras tiempo de tomar fotografías para la memoria, no te da tiempo de sentir ni de vivir el lugar a menos que pasen cosas realmente significativas y tu mente pueda guardar un recuerdo real no una especie de postal mental.

El sitio que mas anhelaba ir era un puerto, esa ciudad costera tenia una larga historia donde el mar era su protagonista, sin embargo hacia varios días que había muy mal tiempo, el personal de la agencia de turismo estaba tratando de hacer desistir al grupo de esta visita, llegamos a un acuerdo: Si mañana no llueve durante todo el día vamos, de lo contrario les llevaremos a otro sitio.

Ese día no llovió, así que por la noche fuimos a ver la famosa marina, puerto, malecón, los bares de todo tipo a lo largo de la playa eran un espectáculo, habían artistas de todo tipo, propuestas para todos los gustos, una fiesta para quien lo pudiera entender, pero sobre todo llamaba mi atención la maravillosa vista del mar, inmenso, poderoso, ¡magnifico! Me hacia soñar despierta, nunca había visto olas de ese tamaño, jamás escuche rugir al mar de esa forma.

Los organizadores pedían no bajar hasta la playa, mantenernos unidos, alguien explico que en el periódico local salio una noticia de jóvenes surfistas que cada año retaban al mar y la noche anterior o días antes hubo varios accidentes, no entendí bien, mas bien no quería escuchar sobre cosas tristes, y todo se mezclaba con las recomendaciones de no comprar a vendedores ambulantes sino en los “sitios confiables” donde parábamos (estrategia de todas las agencias de turismo en complicidad con algunos negocios).

El ambiente era de fiesta quizás por eso me sorprendió la sonrisa melancólica de la chica parada junto al malecón, pensé que era un momento digno para que lo pintara un artista, la tez blanquísima de la pelirroja, sus cabellos ondeando al viento, su mirada anhelante mirando cada 2 x 3 al mar, como si buscara algo. Su sonrisa me invito a acercarme y cuando lo hice, cuando su mirada se poso en mis ojos… se abrió la conexión entre dos mundos.

Pude sentir su inmenso dolor, su tragedia, su culpa…

Pude ver escenas de los jóvenes surfistas retando a las olas, la policía rondando y tratando de evitar que cada tanto personas se lanzaran a las playas cerradas por el peligro de tormenta, por el riesgo de olas indómitas personas para muchos enloquecidas por el deseo de aventura, por la adrenalina o por sustancias ilegales.

Pero Anna no era surfista, no llevaba ni siquiera traje adecuado para las frías aguas, Anna iba con su padre enfermo de gravedad y este le había pedido una ultima visita a la playa, en ese día especial, en ese día en que la adrenalina corre y sabiendo que le quedaba poco tiempo de vida, meses, semanas, días nadie podía saberlo, solo Dios.

Anna se dejo convencer cuando su padre le confeso que había sido surfista en su juventud y no lo había dicho nunca a nadie, Anna sabia que la familia entera se habría negado a esa locura, sin embargo cuando entro la noche Anna emprendió el camino a la playa con su padre, presintiendo que podía ser un último tributo que la vida le permitiera dar a ese Padre ejemplar, de quien fue siempre la consentida, si, Anna sentía que a ella le correspondía darle ese gusto a su padre.

Cuando por fin pudieron entrar, cuando ayudados por los jóvenes temerarios burlaron la vigilancia de salvavidas y policías, al contacto con el agua Anna comprendió que el mar era indómito, jamás podría mantenerse en pie junto a su padre, entendió que su padre corría peligro entre sus manos, podría escurrírsele con facilidad y se perdería en el mar, que todo aquello de nadar en el mar era una idea irresponsable y arriesgada, tuvo que gritar para hacerse escuchar por su padre, todo era un constante movimiento, cuando al fin encontró los ojos de su padre, el agua helada fue tibia junto al frío que heló su corazón…comprendió la suplica.

¡No puedo!, ¡no puedo papá!-logro decir.

Por favor, es lo que quiero hija mía- suplico el hombre- solo déjame ir cariño es lo que quiero.

No puedo papa, yo te amo, no me hagas esto, ¡Volvamos!- grito Anna con todo su ser.

Cariño yo te amo mas que a mi vida, me has dado todo lo que un padre puede desear de un hijo, ahora quiero ir con tu madre, mi preciosa bebé, sigue tu camino, yo te esperare, eres mi orgullo- dijo el padre.

El hombre se agitaba con una fuerza que Anna no sospechaba que aun tuviera, Anna apenas podía sujetarle y veía venir una enorme ola, su mente trabajaba al máximo luchaba contra su galopante corazón que venció y un instante antes de que les golpeara la ola, Anna abrió las manos y le dejo ir, a su padre, al hombre que tanto amaba…

Pero entonces se pregunto si lo estaba haciendo por su padre o por soltar el peso que no le dejaría remontar las olas y ante esa terrible duda sintió una ola de dolor, de arrepentimiento, quiso cogerle pero la ola real le azoto contra las rocas y no pudo verle mas, no pudo avistarle ni un segundo mas, no supo hacia donde nadar para buscarle…escuchaba risas, gritos salvajes de los locos en tablas de surf a media noche y bajo una tormenta, se preguntaba quienes eran los locos al menos los chicos llevaban una tabla.

Y Anna se dio cuenta de que tampoco ella podía regresar…

En su desesperación por buscar a su padre paso del punto de retorno, nadie podría llegar a ayudarle, tampoco contaba con los estragos de la hipotermia, sus brazos y piernas no le respondían con el ímpetu que su cerebro exigía. Cuando sentía que caía en la inconsciencia comenzó a escuchar los más recónditos sentimientos de los corazones que tanto amaba:

…¿Por que?, ¿Qué paso? ¿Por qué no confió en mi y me contó su plan? ¿No éramos las mejores hermanas?...


…Anna me quito la oportunidad de despedirme de mi padre, como me quito siempre su atención…


… fue un accidente seguro ¿pero como se le ocurrió semejante idea de cabalgar las olas?...

Entonces Anna y yo nos miramos, supe que Anna se había ahogado aquella noche, Anna estaba muerta, sin embargo estaba parada justo frente a mí, llorando con el alma entera, esperando una respuesta mía, una respuesta que le permitiera seguir o hundirse para siempre.

Tu padre nunca lo supo Anna- le dije, aunque no supe como obtuve esa certeza.

Tu padre no sabe que te ahogaste esa noche junto a El, piensa que regresaste, solo lo sabrá cuando tú estés lista, cuando ambos estén listos y puedan reunirse con tu madre.

Dios les ama demasiado, puedes confiar en El.

Anna dejo de llorar, sonrió, me miro y sentí su agradecimiento infinito, se despidió con su rostro dulce y pálido y se alejo.

Adios Anna- dije muy suave.

Entonces volví a escuchar el bullicio, a estar consciente de toda la gente. ¡Aquí!, ¡Aquí!, ¡Atención, Atención! ¡Una foto de grupo!

Y con la rapidez del Flash de la cámara desperté.

12 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Que bonito Betza! me encantó...entre sueños y pesadillas, como la vida misma.
Cariños, Carmen

sarah dijo...

Muy bonito relato, Betza! de una gran sensibilidad. Una escena como de película, las imágenes vienen a la mente...
Muchos besos!!

Constanza dijo...

Hermosa manera de relatar y ddescribir ese momento junto al mar. Me ha atrapado algunos instantes :D

Betzabe dijo...

Se trat de un sueño que tuve hace un tiempo, cuando mi mente trataba de analizar y buscar respuestas a la muerte, al dolor, a la incertidumbre.

Betzabe dijo...

Sarah asi suelen ser mis sueños unas peliculas ;D

Betzabe dijo...

Constanza es facil hacerlo cuando uno se ha quedado impresionado con todo lo que ha "visto", solo tiene que recordar y escribir.

Betzabe dijo...

Si Carmen creo que eso son los sueños una mezcla que hace la mente entre lo vivido, lo leido, lo que te dijeron, lo que viste en alguna pelicula, lo que llevas en el corazon y no te atreves a decir o preguntar, la mente trata de ordenarlo y ofrecerte una respuesta, al menos eso creo o espero.

maria gloria dijo...

Betza que bonito relato!!!!muchos besitos

VIVI dijo...

GUAU!! UN SUEÑO BASTANTE LLAMATIVO... Y MÁS QUE LLAMATIVO TE CAPTURA MUY LINDO!!!
MIS SUEÑOS SON DISTINTOS ... ALGUNOS LAMENTABLEMENTE SE CUMPLEN JEJEJE Y NO ES MENTIRA... ES VERDAD DE LA VERDADERA JEJEJEJE

Mabel dijo...

Qu hermoso relato, me asombré cuando leí que está basado en un sueño tuyo.
Pasaba a saludarte y dejarte la dirección de mi nuevo blog, http://miguitasmimosyregalos.blogspot.com
Besos para vos y tu solcito.

Tati dijo...

Diego si es mágico. Me dió mucha tristeza lo mismo que usted. Me da vergüenza volver a ver el mundo con ojos sanos, caminar sin problemas con mis pies fuertes, oir palabras más dulces que la miel con mis oidos, y poder decir "te quiero" a la gente que tanto amo, sabiendo que muchas personas o personitas como Diego, no puedan hacer lo mismo que yo.
Por eso doy gracias a Dios de lo que me da y pido también a Él por Dieguito, que su historia me ha llegado al corazón. Es usted yna madre de fuerza en el corazón, y por eso, la admiro muchísimo, por saber lidiar con todos los obstáculos que vienen en el camino.
ATTE: Tati

Betzabe dijo...

Tati que no te de verguenza vivir la vida sin discapacidad!!! La vida es para celebrarla, lo unico que te pediria es estar siempre consciente de que las personas sin tus mismas capacidades si tienen tus mismos derechos solo eso, se trata de respeto y consciencia, las personas somos diferentes y ya. Un abrazo grande y Bienvenida a este espacio de compartir y conocer otras realidades.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.