Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El Coco

Mi hijo Diego tiene 3 años y ya es una persona con gustos y personalidad, la dificultad que presenta para hablar impacta esa personalidad en desarrollo y el Trastorno Generalizado del Desarrollo también hace lo suyo marcando ciertas conductas e intereses. Diego es un niño como cualquier otro solo que debe expresarse de forma diferente y muchas veces percibe el mundo de forma distinta y actúa en consecuencia.

El TGD-NE nos hace tener una vida diferente, principalmente, en las horas de terapia que semanalmente debe recibir Diego y sobre todo en el constante medir, analizar y ajustar estrategias de aprendizaje y rutinas de ejercicios, del resto llevamos una vida bastante normal, yo llevo una vida bastante normal… ehhh...sino fuera por el Coco.

Si, mi niña interna tiene un Coco que le atemoriza, que salta en el momento menos esperado, no necesita la oscuridad de la noche para presentarse, ni se oculta en el armario, me acecha en pleno día y puede estar allí en medio de una fuente de agua, en las filas de la farmacia, en los atascos del tráfico, en los cubos imperfectos de una ensalada de frutas o en la textura pegajosa de una verdura.

El Coco se asoma cada vez que veo actuar a Diego con cierta particularidad, cuando su conducta se parece a los síntomas del trastorno que tiene, la persona común no puede ver al Coco, este se esconde de sus ojos, solo ve un juego extraño, un chiquillo caprichoso o malcriado, pero yo, yo veo al Coco de soslayo, el Coco jugueteando conmigo en cada rasgo, en cada particularidad,en cada conducta en observación, pero sabiendo que mi mayor miedo es llegar a verle cara a cara: El Coco representa para mi un retroceso profundo en el desarrollo de mi hijo que no tenga explicación ni reverso.

¿De donde he sacado ese miedo irracional? Supongo de donde mismo salio el Coco, porque temer algo que la razón apunta a que hay muy pocas posibilidades de que ocurra, no tiene mas explicación que en las vísceras porque el cerebro dice otra cosa.

En un sitio publico veo a una señora que parece estar recuperándose de una cirugía estética recién realizada porque su aspecto impacta: Tiene toda la cabeza vendada, apenas asoman sus ojos inflamados y amoratados y una boca que es un rictus de dolor, las vendas están manchadas de sangre, el cabello que sobresale se ve alborotado y con forma siniestra…pero no ese no es el Coco, el Coco es el miedo que me da que mi niño la vea y a todo pulmón grite ¡¡¡Guacatela!!! Que se pare frente a esa mujer y la señale y con su peculiar forma de decir ¡Es asqueroso Mama mira!!! hace que el Coco se ria de mi pero no pueda atraparme.

Duérmete niña
Duérmete ya
Que viene el Coco y te comerá
Al decirle a mi niña que el Coco vendrá
Le pierde el miedo sin vuelta atrás

9 comentarios:

Anónimo dijo...

hola!
yo creo que nunca te habia escrito pero tengo muucho tiempo leyendo tu blog,yo tengo 3 hijos que no tienen autismo pero hacen exactamente las cosas que hace Diego señalan y dicen cosas imprudentes yo creo que eso es de niños es por la edad asi son de sinceros no pienses qeu es el coco bueeno si es pero se nos aparece a todas las mamas!!! te mando un beso y no sabes como me encanta tu manera de escribir pero sobre todo me impresiona todo lo que haces por tu hijo!!! que suerte tiene al tenerte como mama

VIVI dijo...

JAJAJAJA QUE YO CON ESA DESCRIPCIÓN VI AL COCO JAJAJAJA CUCO LE LLAMAN ACÁ... PERO QUE VA SI LA VIEJUJA SE VE FEA QUE SE LO DIGA°!! QUE TANTO... YO POR ESAS COSAS NO ME URJO!! QUE HAGA Y DIGA LO QUE QUIERA,,,, Y A LA PERSONA LE DIRÉ QUE PERDONE JAJAJAJA ADEMÁS PARA QUE SALE A ASUSTAR LA SEÑORA?? JIJIJI... NO TEMAS... DIEGO ES UN BOMBÓN NO HARÁ NADA ....

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Que cosa Betza,acá en Paraguay se le dice cucú. Lo peor de todo es que el adulto amenaza a los niños para que se porten bien diciéndoles en guaraní, shake cucú! jaja. Cariños, Carmen

maria gloria dijo...

Betza muy bien describes lo del coco aqui le decis cucu, muchos besitos a Diego

Anónimo dijo...

Que razón tienes, a mí el coco también se me aparece de vez en cuando, y lo peor es que solo lo vemos los que, por desgracia, nos ha dejado una tarjeta de visita. Entiendo tu miedo, tu dolor y tu desazón. El temer que tu hijo reaccione de esa manera, no es por la mujer, es porque el coco muestra su cara frente a tus ojos. Ánimo, luchando junto a tu hijo, conseguiréis que el COCO MALO se esfume, o al menos, os tenga miedo a vosotros. Un abrazo muy grande para Diego que está precioso.

Ricard dijo...

Hola Betza.
Me temo que con tu explicacion todos podamos afirmar que "el coco" si existe.
Al principio me costo entenderlo, pero tal como leia el texto comprendi perfectamente que tengas miedio de "ese coco" que cuando menos te lo esperas aparece por cualquier lugar.
No deves temerle porque ese coco esta junto a todos nosotros y tambien nos pega sustos de vez en cuando. Pero cuando compruieva que se le ignora y no le damos importancia se va a otro lugar a incordiar de ese peculiar modo.
Un abrazo muy fuerte.
Con cariño.
Ricard

María mamá de Javi dijo...

Como te entiendo, tu coco y el mio se parecen mucho.
Igual que los niños crecen y pierden el miedo al coco, nosotras seguro también lo haremos.
Un beso fuerte

Betzabe dijo...

Gracis amigos, por supuesto se trat de crecer y de vencer los miedos, y me temo que hay que saber un poquitin de trastornos del desarrollo para identificar los sintomas del TGD en el post :))) y tambien conocer un poco ciertos circulos donde aterrorizan a los padres hablandoles sobre regresiones terribles y de la nada.

Gracias otra vez, siempre es grato dar pasos acompañada.

Betzabe dijo...

Ver correr el agua en las fuentes, lavabos, etc
Ver girar objetos, intolerancia a colas o a respetar turnos, rabietas, no entender situaciones sociales etc son algunos de los sintomas que se pueden presentar (no todos) en los trastornos del desarrollo. :)

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.