Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

lunes, 11 de octubre de 2010

Naranjas Dulces




Hace unos días mi esposo llego del supermercado con unas cuantas naranjas, me dijo:

Compre estas Naranjas para hacer jugo con Diego, seguro que le va a gustar.

¡Seguro que si! ¡Cómo Sportacus su héroe favorito! que sale en un capitulo haciendo jugo de naranja.

Esta mañana del Domingo fue la ocasión perfecta para que Papa e Hijo emprendieran la actividad de hacer jugo de naranja.

Tengo la mala propiedad de que a cada actividad la evaluó en varios sentidos para tratar de sacarle todo el provecho posible, o mas bien para priorizar lo que quiero potenciar porque tratar de hacer varias cosas a la vez y que todo salga bien pues, no funciona con los niños y termina por no ser divertido sino frustrante.
¿Que aspectos del desarrollo se potencian en el niño?.

¿Que competencias debería tener el niño para llevar acabo la actividad?.

¿Cual es el nivel estimado de Diego con respecto a esos hitos del desarrollo?.

¿Hace falta una adecuación? ¿Cual?

¿Cual seria la meta a alcanzar?

¿Es la primera vez que Diego lo hace? Entre otros cuestionamientos.


Por supuesto hay momentos en que ese cálculo me arroja un simple respuesta: Con que lo acepte y se divierta ya tengo mas que suficiente no importa nada mas.

Me detendré un instante para decirles todo lo que pensé con respecto a la actividad de “Hacer Jugo de Naranja”:

Definitivamente a Diego le va a gustar, el simple hecho de imitar a su superhéroe Sportacus le fascinara.

Expectativa: Diversión Garantizada.

Hacer una actividad con su papa siempre le gusta, es como si Diego se sintiera importante, más grande, hacer cosas con su papa está en una categoría más “elevada” que las que hace con su mama, no me pregunten porque digo eso, es lo que percibo con su mirada y actitud.

Expectativa: Esto promoverá su independencia, autoestima, identificación como varones de la casa, vinculo con su papi y más Diversión.

Naranja es una fruta con olor fuerte, sabor intenso, el jugo tiene textura, la estimulación sensorial estará muy presente.

Expectativa: Que toque la Naranja como mínima y como máxima que tome el jugo al final.

Presionar la naranja en el exprimidor eléctrico es una actividad motora demandante, yo debo hacerlo con las dos manos y en una mesa baja para ayudarme no solo con los brazos sino con el peso de la parte superior del cuerpo, así que en esto se que Diego necesitara apoyo.

Expectativa: Que Diego tome con su manito las naranjas que las ponga en posición que presione y que comprenda que debe mantener en posición la fruta sobre el exprimidor, y además que no se sienta mal por necesitar apoyo para sacar el jugo, que vea muy natural ese apoyo.

Hacer jugo de naranja es un poco aparatoso: Preparar todas las cosas, secarlas, lavar las naranjas, picarlas, exprimirlas, seguro se riega jugo, luego tomar el jugo que tiene bruzas, después lavar todos los utensilios, lavar al niño, etc

Expectativa: Que sea divertido para todos, no solo para Diego, integrar a Diego en cada actividad para que no se aburra, para que participe de cada fase, que lavar, ordenar o secar no sean las partes aburridas sino que vaya entendiendo que se puede hacer divertido hasta las partes insignificantes y que para nosotros los adultos no sea solo parte de ser responsables sino compañía, interacción y mas diversión.

Con estas expectativas veía yo la actividad de Hacer Jugo de Naranja y ahora les cuento lo que resulto, porque quiero compartir algunos detalles extras para que vean que las cosas no nos salen del todo perfectas y algunas cosas las vamos añadiendo en el momento, y bueno solo somos una familia como todas, no teman inventar actividades en casa, nunca será perfecto pero se sentirá perfecto si se divierten.

Su papi comenzó lavando los utensilios para hacer el jugo de naranja, estaban guardados por meses en una alacena y el polvo estaba muy pegado, de camino al lavaplatos se le cayó y se partió un pedazo de la base del recolector de jugo, que hizo un estruendo enorme y nos sorprendió, por suerte no se daño nada del aparato y funcionaba.

Diego que nunca había visto el exprimidor al ver la base cónica lo asoció con un embudo que tiene y que usa como vociferador, cogió el embudo y comenzó a “hablar” luego me paso a mi el embudo y tomo la base del exprimidor y se lo llevo a la boca imitando un altoparlante, su papi le reto pidiéndole que no se lo llevara a la boca porque estaba sucio y Diego se molesto.

Mi esposo se fijo que todos las tomas eléctricas están en lugares muy altos para Diego, por lo que tuvo que ir a buscar una extensión para hacer accesible el exprimidor a Diego… solo que las extensiones son de esas cosas que se desaparecen en una casa, siempre estorban cuando no las necesitas pero cuando las buscas (siempre apurados) no hay ni una sola a pesar de que cada año compramos unas cuantas para Navidad, se escuchaba a papa hablar entre dientes y murmurar mientras buscaba, y era mejor no hacer ningún comentario sobre las dichosas extensiones perdidas.

Mientras tanto saque un par de naranjas de la nevera, y le pedí a Diego ayuda para lavarlas, trajimos un banquito y Diego comenzó a lavar las naranjas, es una actividad que le encanta, el lavaplatos, el grifo abierto, el agua, mojarse las manos, usar la esponja, eso le hace sentir grande y nunca quiere parar, aparte por su tamaño y la posición en la que queda frente al lavaplatos, el agua se escurre de sus manos hacia los brazos y aunque no quiera termina mojado, es una cosa de mecánica de fluidos (Física I), nada tiene que ver con las habilidades de Diego.

Su papa se rindió en la búsqueda de la extensión, así que saco la mesita de Diego hasta el comedor donde había una toma eléctrica accesible, dispuso todos los utensilios y estuvimos listos para la diversión!

Diego llevo las naranjas ya limpias y secas… pero sin cortar, de vuelta Diego a la cocina para que mama cortara las naranjas, se las puse en un envase y Diego las llevo otra vez muy feliz.

Encendido del exprimidor y comenzaron, ¡Dios mío! ¡Que alegría la de Diego! Estaba muy contento todo lo quería tocar, se movía de aquí y de allá en el sitio, me mostraba todo! Fue a buscar el banquito porque se canso de estar parado. ¡Ven acá Diego! - decía su papi- ¡Mira para acá!- le recordaba mi esposo- ¡Diego así!. Diego estaba que no cabía en si mismo ¡Guack! (guacatela) decía al ver las conchas vacías, quería coger todo sobre la mesita, todo le fascinaba, aquello era estímulos a 100kms/Hora.


Olor delicioso a naranja fresca, mezclada con un poco del agrio de la concha, la manitos mojadas, la vibración del aparato en las manos y brazos, estar atento a que no metiera un dedo donde fuera peligroso, que no se picara los ojos, ver la transformación de la naranja en cáscara vacía, ver el jugo, tener a mama y a papa solo para él, al mismo tiempo yo filmando y tomándole fotos, pidiendo que voltee o que hable a la cámara…

Se me ocurrió que estando tan motivado se podía presionar un poquito el lenguaje verbal:

¿Diego como se llama esto?- señalando yo las naranjas.

Diego no dudó para soltar un: Na na na!

¡Listo! Pense yo, con esto tengo cumplidas todas mis expectativas, para mi una palabra que diga Diego es mas que suficiente para dar por super exitosa una actividad y mucho mas si se divierte con ello.

Pero pronto se quedaron sin mitades de naranja para seguir exprimiendo así que hubo que hacer un corte comercial para ir a buscar más fruta.

Le pedí a Diego buscar las naranjas en la nevera, con lo emocionado que iba agarro un par de naranjas y una pera:

Hey, heyyy un momento, mira lo que tienes en la mano, ¿eso es una naranja?

Nooo- dijo Diego divertido

Guarda esa Pera y coge otra Naranja.

Y Diego siguió muy bien las instrucciones.

Cuando lo iba a subir al banquito para repetir la operación de lavado de las naranjas, note el piso mojado.

¿De donde salio esta agua?, Cuidado te resbalas...

Ohhh Diego tenía el pantaloncito mojado… en su emoción no paro para pedir ir al baño y pisss se orino… hacia mucho que no tenía este tipo de accidentes.

Otro corte comercial…

Entre su papi y yo fuimos a sacarle la ropa, lavarlo, ponerle un calzoncillo, secar el piso…

Luego pasamos a lavar las naranjas, secarlas, cortarlas, y siguieron mis varones haciendo jugo de naranja, en medio del trabajo note que Diego tenia cierto conflicto en eso de poner en un mismo envase las cáscaras vacías y la naranjas por exprimir, así que fui a buscar otro envase para resolver el conflicto de Diego: Las "buenas" en un envase y las "sucias" en otro.

Cuando terminaron, su papi sirvió el jugo y Diego se animo a probar sin ningún remilgo, arrugo un poco la cara pero logro tomar el jugo, con todo y que tenía las brocitas, aunque si note que se esforzó por repartir mayor cantidad de jugo para mama y papa.

Luego de disfrutar del fruto del trabajo en familia, los 3 sentados alrededor de la mesita, momento de esos para atesorar por siempre, pasamos a la otra etapa: Recoger las cosas tiradas, limpiar el pegoste por todos lados,y lavar al protagonista. Yo subí con Diego a darle un baño y mi esposo se quedo a recoger todo en la cocina.

Mientras lo bañaba jugamos a que preparaba el jugo de “nanana” y se lo daba a la “nana”(jugo de naranja para la rana) Mi madre que tengo que afinar muy bien el oído para distinguir:

Manana=Manzana

Nanana=Naranja

Na (espacio) nana= La rana

Les juro que no lo estoy imaginando eso es lo que dice.

La rana es una esponja de baño-titere que se ha vuelto la amiga infaltable del baño de Diego, a punta de mucha paciencia y perseverancia.

Que más decirles mi gente, esto ya esta largísimo, Diego no ha parado de decir Nanana (Naranja) desde entonces, porque a cada rato espontaneamente repite la actividad y yo aprovecho para hacerle repetir e integrar su nueva palabra, pues ya la había dicho antes pero en muy contadas ocasiones, Diego se busco unos bloques de construcción y otros juguetes para repetir la actividad que tanto le gusto:

Hace una torre con unos 7 bloques, pone sus manitos arriba, simula que hace fuerza para exprimir, me pide que ponga mis manos sobre las de el como hizo su papa para ayudarlo, luego saca el primer bloque y simula que es la cáscara vacía y la aparta diciendo "Guack" (guacatela), después sirve el jugo desde una jarrita en un vasito diciendo "Chiiii" que simula verter el jugo y me lo ofrece el vasito para que yo tome yo aprovecho de preguntarle:

-¿Que es esto?
-Nanana- responde mi principe.

Y yo debo decir Ahhh (de refrescante) ¡Que Rico! Y felicitarlo por supuesto:

¡Buen trabajo Diego!

¡Buen Trabajo Arnaldo!

Son mi vida mis amores ¡Los adoro!




PD: Pude filmar una parte, espero subirla pronto aunque tenga que pararme de madrugada cuando no hay mucho tráfico en la red de mi compañía proveedora del “servicio”.

5 comentarios:

taki dijo...

Ay tan bello tu muchacho (sí, si lo he dicho un montón de veces pero es verdad)... y para nada largo el post, se lee facilito y más bien se queda uno con ganas de más!

Betzabe dijo...

Gracias Taki, fue una actividad que le gusto muchisimo a Diego, ahora me dice que su papi va a comprar mas naranjas en carro brrr allaaaa.

Jejeje me muero de amor por este mono ¿se me nota?

María mamá de Javi dijo...

Simplemente genial Betzabe.
Muchos besos

Rosio dijo...

Betza:
Dice que para algunas actividades uno debe tener un guión previo, pero sabes prefiero las improvisaciones ante los problemas porque asi es la vida.
Me encanta como Diego vence sus dificultades, como a pesar de su limitado vocabulario se comunica tan bién.
Cariños,
Rosio

Vilma Pérez dijo...

Me parece muy bien que al niño se le involucre desde pequeño en las actividades de casa;no se porque no hablas de ello pero las actividades deben ser planificadas con anterioridad y elaborar el proceso de todo lo que va hacer es muy importante,la anticipación se debe hacer utilizando imagenes o pictogramas,se pueden tomar fotos y hacer con el niño un librito de experiencias o hacerle un power point al cual le colocamos oraciones y le vamos preguntando que hizo el nombre de las cosas etc, con el video se puede hacer lo mismo

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.