Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

viernes, 21 de enero de 2011

Agua... Agua... Agua...

Estamos sentados en la acera del frente a nuestra casa, son las 6:30PM de la tarde pero ya la Luna esta alta y estamos en absoluta oscuridad, hay un problema eléctrico en el tablero principal de la urbanización donde vivo y toda una manzana de casas están afectadas, el calor se hace insoportable dentro de las casas y mientras la junta de condominio y otros vecinos tratan de solventar la falla junto a la compañía de electricidad, algunos tratamos de aprovechar el fresco nocturno y esperar sin que la impaciencia nos amargue el humor. Una vecina llega en su auto a su casa, al ver que no hay electricidad, deja el auto encendido y se queda dentro a esperar que restauren el servicio, mientras espera, la luz de sus focos mínimiza la oscuridad, el aire acondicionado le salva del calor pastoso de afuera y la música de su aparato reproductor invade el tiempo y el espacio y deja atrás el murmullo nocturno de grillos, sapos y un par de gatas.


La verdad si registré que hay música mas no de que tipo, canción, ritmo, estoy enfocada en ahorrar energías para enfrentar esta larga noche de calor y vigilar a Diego que juega alrededor con una pequeña linterna molestando a la gata. De pronto corre hacia mi, se para enfrente y comienza a hacer una especie de coreografía, sube sus bracitos y hace una especie de marcha, señala el vehiculo donde hay música y dice el nombre de su colegio.

¿Esa canción la bailas en tu colegio?- pregunto para confirmar

Shiiiii- Dice Diego casi en un grito de triunfo

Que bello bailas hijo, hermoso- piropeo a mi muchacho

Shiii- repite sin pizca de modestia y pienso ¿Por qué la tendría?

Agua, agua – dice Diego sonriente.

¿Quieres agua?- pregunto mientras de reojo veo hacia la casa totalmente a oscuras

Nooo –dice Diego- señalando hacia el vehiculo con la música, entonces me fijo que la música es conocida y comienza a sonar el estribillo de la canción:

yo no quiero agua yo quiero bebida

yo no quiero agua yo quiero bebida

yo no quiero agua yo quiero bebida

yo no quiero agua yo quiero bebida



¿Que me queda por hacer?

¡Reirme, cantar y bailar!

Diego reconoce la canción, cuenta que la baila en el colegio, me muestra sus pasitos de moda y además… ¡canta!

El hijito de la vecina no puede evitar reír, Diego riendo, bailando y diciendo al compás del estribillo la única palabra que puede decir: Agua… agua… agua…

7 comentarios:

Rosio dijo...

Betzabé:
No sabes como disfruto de ese maravilloso lenguaje no verbal de Diego, me imagino las muecas, las piruetas y demás cosas que hace para hacerse entender.
Todo un primor.
Cariños,
Rosio

Betzabe dijo...

Rosio a veces me pierdo y no se que quiere decir Diego y otras veces le entiendo como si me lo hubiera dicho en la mas clara pronunciación, y si que es divino verle tan feliz conversando, conmigo no tiene verguenza de decir sus sonidos onomatopeyicos y mimicas pero a veces si le da pena con otras personas. Igual disfruto mucho poder comunicarme con mi niño, comprobar que se sabe canciones y muchas otras cosas aunque no las pueda pronunciar ala perfección.

VIVI dijo...

diego es maravilloso y al igual que isa utiliza su propio lenguaje y la verdad no sé quienes son más felices ellos porque les entendimos o nosotras porque los entendimos a ellos pero de que se als arreglan para ecirnos las cosas se las arreglan....

Graciela dijo...

jajaja Betza, me lo imagino bailando marcha y cantando 'mami yo te pido, no quiero agua' cuando adolescente huyyy :)

Menos mal que la vecina alegró e iluminó el barrio! Diego y vos bailando, muy bien!

Besitos, buen fin de semana :)

MamideGlori dijo...

Saben muchas más cosas de las que nosotros creemos. Esta entrada es muy divertida, agua, agua agua jajajajjjaa menuda marcha!!!!

Bere dijo...

Jiji, es genial, generalmente estas canciones tienen un ritmo muy pegajoso, aunque la letra no nos encante, por ejemplo a mi pequeño le encanta bailar una canción que se llama "te lavaste la cara y el mono no" jajajaja.

Coincido contigo en que a pesar de que no nos encante la letra, son momentos que atesoramos por la alegría de los pequeños, y que nos contagian

anabel dijo...

jeje, este Dieguito bailón, ¡qué lindo!!!, y qué pronto reconoció la canción, cómo me suena, jiji Muchos besotes :)

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.