Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 25 de enero de 2011

Diego tiene nueva Maestra

Diego se enfrenta a una nueva exigencia: Tendrá una nueva maestra.


La Dirección del colegio explico que la maestra anterior renuncio y que la semana pasada lo pasaron con la maestra auxiliar y la maestra de ingles que fue quien cubrió el interinato. La nueva maestra tiene un excelente currículo y mucha experiencia en el trabajo con niños de Preescolar Nivel 1, además de haber trabajado ya con inclusión escolar y eso ya es algo.

Todo ha sido muy repentino y no pudimos preparar mucho a Diego quien esta semana estuvo manifestando que solo quiere ser atendido por la maestra auxiliar. Creo que así manifiesta su apego a lo conocido y su rechazo al cambio:

“Esta bien que venga la maestra nueva… pero a mi que me atienda la maestra auxiliar que ya conozco”

¿Es una buena lógica verdad?

Confió en que la nueva maestra sabrá ganarse rápidamente a Diego, que realmente es muy moldeable a los cambios, con juegos, cariño y diversión Diego se adapta a cualquier cambio o actividad.

Leí que los cambios de maestra pueden ocasionar temor en los niños de no ser queridos, comprendidos, etc en el caso de Diego imagino que se eleva esta inquietud al no poder hablar y al dificultársele los cambios de por si. Más no significa que no pueda hacer la transición en muy buenos términos.

Sin embargo es inevitable que sea una especie de retraso de todo lo adelantado en el trabajo de inclusión escolar. En primer lugar pediremos la reunión Maestra-Padres y luego vendrán las reuniones de para conocer a los profesionales y estrategias: Psicopedagoga, Terapista Ocupacional, Terapista de Lenguaje, Tutora. La Maestra nueva necesitara un tiempo para trabajar con Diego y conocer sus capacidades y nivel madurativo.

Prepare una comunicación a la maestra explicándole lo básico sobre las recomendaciones que hasta el momento han indicado los profsionales que trabajan con Diego, y sobre todo sobre su personalidad y algunos de sus gustos, con la idea de que lo use para ganar el interés de Diego.

Al recogerle por la tarde vimos buenos indicios: La maestra nueva dijo que Diego había trabajado muy bien su tarea escolar: Colorear unas uvas y que se había portado muy bien en el aula de clases y en el parque. Su cara tenía una expresión de quien esta extrañado de que exista tanta expectativa por la conducta de un niño que estuvo “normal”, “bien”, por supuesto necesita tiempo para conocer a Diego y sus capacidades, pero ya es excelente que comencemos con un enfoque tan positivo. Diego se despidió con doble tanda de besos y abrazos para su nueva maestra, y un magnifico indicador de su prometedora relación es que Diego a la hora del almuerzo le pidió ayuda para que le diera la comida, se supone que debe comer solo con su cuchara, pero siempre consigue que alguien haga el trabajo por el.

El fin de semana Diego trajo a casa un par de tareas, las envió la maestra interina que no conoce bien el desarrollo de Diego, ni las recomendaciones para las adaptaciones curriculares, etc. De solo darle una mirada supe que no estaban adaptadas a su nivel y que Diego no podría completarlas. Primero pensé en cerrar el cuaderno y ni mostrárselas a Diego, no pienso forzarlo a hacer algo para lo que su maduración y condición física no esta ni cerca de realizar. Pero luego me dije aprovechemos estas tareas, que son algo así como el antitesis de lo que debe presentársele a Diego para que la nueva maestra observe y confirme que no esta preparado para ese tipo de actividades. Por supuesto sin forzarlo, solo darle las indicaciones básicas y dejarle hacer.

1) Contar elementos de conjuntos (De 1 a 5 elementos)


2) Escribir/Repasar las letras de su nombre.

Para la primera tarea conté los elementos de cada conjunto en su presencia y luego le pedí que coloreara el conjunto que tenía mas elementos, Diego pudo identificar el conjunto con mas elementos y colorearlo. Contar Diego no sabe, identifica los numeraos hasta el 10 pero solo sabe contar hasta dos, es decir identificar 1 y 2 como cantidad, es fácil comprobarlo: Le pides que te de un objeto entre varios iguales y te lo da, le pides Diego dame ahora Dos objetos, y el te pasa Dos, pero cuando le pides Diego dame tres, aquí se dispersa.

Esta tarea venia en combo, todo en la misma página: Contar elementos, hacer un dibujo libre y repasar la letras de su nombre, eran demasiados estímulos en una misma pagina. Pasamos a la parte de repasar las letras de su nombre, inmediatamente Diego se negó, miraba para cualquier lado menos hacia el cuaderno, le dije que si escribía las letras luego podría dibujar una manzana en el espacio del “Dibujo libre” aquí le convencí usando la carta de los dulces sanos, Sportacus, etc que tanto le gusta. Se animo y repaso las letras de su nombre como pudo, paraba en cada letra, protestaba, se quejaba, yo iba explicándole que hiciera un “palito”, ahora “una o”, etc, corrigiendo su agarre del lápiz y dejándole solo para escribir, las imágenes que verán las hizo el solo, nada de apoyo parcial, Diego solo con su lápiz… Le pregunte que decía allí y me dijo “YO”, sospecho que hace rato que reconoce su nombre, pero eso lo confirmaremos en este lapso donde ese es uno de los objetivos.

Veran que Diego logra repasar con dificultad las letras "i" y la "e" y la "o", la "D" y la "g" solo las raya

Cuando le toco hacer el dibujo libre su actitud cambio por completo, me hablaba de las manzanas, las frutas sanas, su super heroe sportacus, hizo la manzana rapidísimo, le pedi que la coloreara y se negó, luego le pedí que le hiciera una hojita y dijo que si que con el color verde.


¿Alguien mas ve aqui una manzana?

Luego pasamos a la segunda tarea.


En una misma pagina estaba escrito en línea punteada 3 veces el nombre de Diego, con un tamaño de letra que Diego esta aun muy lejos de dominar, Diego aun no tiene consolidado los trazos simples, la psicopedagoga ha pedido que se continué reforzando los trazos simples antes de ponerle a trazar letras y números, mucho menos si son de ese tamaño tan pequeño para su capacidad.


Diego no puedo hacer esta grafia y opta por rayar como mejor quede la letra es muy pequeña y 3 es mucha cantidad

Pero quise ponerle para que la nueva maestra vea hasta donde llega Diego en su grafomotricidad.

Diego apenas vio la hoja se negó en redondo, no quería ni agarra el lápiz, miraba para todos lados, ni un segundo veía el cuaderno, sentí como iba creciendo mi frustración, fui consciente de la seriedad de mi cara, de mis ansias porque Diego obedeciera las instrucciones y me detuve, relaje la expresión y volví a comenzar.


La noche anterior, tirados en la cama Diego y yo habíamos jugado a hacer expresiones con la cara, la preferida de Diego es la de cara enojada, cuando yo hago cara enojada Diego se ríe, cuando yo le pido que “se ponga bravo” Diego cruza los brazos sobre su pecho, se pone ceñudo y mete los labios hacia adentro, además le cuesta mantener la cara así por la risa que le da el juego.

Esa tarde frente al cuaderno y el lápiz tuve que recordarme que estábamos allí probando que Diego no tiene la madurez motriz para hacer ese trazado y que yo no debía forzarle, pero también note que Diego se niega siquiera a intentarlo, así que le pregunte: ¿Diego por que no escribes?

Y Diego cruzo sus brazos sobre su pecho y puso su cara de molesto.
-¿Estas bravo?

-Shiii

-¿Por que estas bravo?

-Guack, guack

-¿Por que no te gusta?

-Shiii

Me quede mirando a mi hijo, con su carita hermosa tan expresiva y con el cuaderno con la dichosa tarea sin terminar, yo no esperaba que escribiera o repasara bien las letras pero si que rayara con su trazado tembloroso hasta donde quisiera, pero supongo que eso también tiene su nivel de exigencia, Diego hace garabatos y eso es lo que le gusta y disfruta hacer, ese es el nivel de dominio de Diego en este momento: Garabatos.

Diego esta mejorando poco a poco sus trazos simples, pensé en que hace unos meses yo no tenia idea de cómo harían sus psicopedagogas para lograr que Diego hiciera un círculo, hiciera un garabato, y Diego ya los hace. Lo vi en vivo y directo siguiendo las instrucciones del neurólogo: Pinta los ojos, pinta la nariz, pinta la boca, pinta las piernas, los brazos, sin distraerse, sin desconcentrarse, siguiendo las indicaciones del neurólogo que las daba pausada y muy claramente.

Su nivel es de hacer bellísimos garabatos y necesitara tiempo y paciencia para consolidar el siguiente nivel de trazos simples.

Aqui hay dos naranjas ¿Las puedes ver?

Y no estamos paralizados, estamos trabajando para ello, solo necesitamos tiempo y practica y también necesitamos hacer el trabajo divertido, con disciplina pero sin presionarle mas alla de lo que esta fisicamente preparado, ya vendrá el tiempo en que podra practicar las letras.

Para los que tiempo es sinonimo de prisa, a revisar el concepto señores que lo explican por alla por bachillerato, es que el tiempo es totalmente relativo y solo sirve para medir cambios, ademas somos nosotros quienes nos empeñamos en dividirlo en pasado, presente y futuro, basta tener un agujero de gusano para que la prisa deje de tener sentido, ¿que nadie hasta ahora ha inventado o localizado un agujero de gusano? detalles nada mas, pero si alguien lo consigue sera indispensable para la mochila escolar, asi podremos adelantarnos en el tiempo o volver atras segun los antojos de los profesionales y autoridades educativas de turno.

Y que nadie olvide que un minuto bajo agua helada jamas se percibira igual que un minuto jugando con los amigos o lo que es fisica pura: Un minuto sufriendo por escribir una letra jamas sera lo mismo que un minuto coloreando una manzana para Sportacus.

Lo cierto es que Diego que había hecho un buen esfuerzo y le pregunte si quería colorear una zanahoria gigante.

Salto de la silla para buscar mas colores y hojas.

Hice una zanahoria gigante y se la pase apara que la coloreara, pero apenas y si le relleno un poco, pero paso al lado de la hoja que estaba vacía y comenzó a hacer mas zanahorias, al menos eso es lo que le decía que estaba haciendo, ustedes juzgaran el trazado y me dirán si cada garabato tiene algún aire a lo que el quería pintar.

¡Estas son zanahorias muy puntiagudas!


Luego continuamos con mas frutas: una manzana, una naranja, una rana, una banana, luego le deje hacer garabatos libres hasta que se canso. Creo que hizo unas 10 hojas y habria seguido sino le digo que ya era suficiente.
Señores esto es una rana, ¡He dicho!

Recogí todo y fui a describir lo que habíamos hecho en unos párrafos para la nueva maestra: Que la tarea no estaba adaptada a su nivel, que la recomendación psicopedagógica es de continuar con trazos simples, y metí un par de cuadernos con los ejemplos de los trazos simples. Y como ya escribí, las semanas siguientes buscaremos apoyo con su Terapista Ocupacional.

Así que esto es una especie de nuevo comienzo y Diego lo esta tomando muy bien asi que nosotros seguiremos su ejemplo y nos dejaremos contagiar de su alegría, sencilles y optimismo.
¡Dulces sanos! ¡Mas manzanas!

6 comentarios:

Rosio dijo...

Betzabé:
Por supuesto que vi una manzana, una naranja, la cara de una rana y zanahorias puntiagudas, es que nuestros ojos se han adaptado a apreciar más el fondo que la forma.
También estoy convencida que Diego necesita primero ejercicios de grafomotricidad, para después empezar a escribir las letras. Ponerle a escribir su nombre con tantas letras que aún no puede, solo logra que (con razón) él se rehuse hacerlo
En fin estoy segura que poco a poco la maestra conocerá el nivel de Diego y empezará a realizar las benditas adaptaciones curriculares.
Cariños,
Rosio

Betzabe dijo...

Estamos cruzadas Rosio yo en tu blog y tu en el mio, por suerte y toco madera, ni la Dirección del colegio, ni la maestra hasta ahora han puesto ningun tipo de trabas para la adaptacion curricular, el problema esta en que estan aprendiendo a hacer las adaptaciones y van como a tientas, prueban que puede hacer y si no se puede pues preguntan a los profesionales como adaptarlo o bien consultan si la idea que tienen para hacer la adaptación es correcta. Asi que en breve espero poder mostrar como han adpatado el objetivo de escribir su nombre!!!

María mamá de Javi dijo...

Yo creo que los dibujos están genial. Javi de momento solo garabatea. Prueba a que repase los trazos de las letras con pintura de dedos, es mas fácil para el y mas divertido y después pasar a la cera y por último al lápiz,
Me imagino que no te estoy contando nada nuevo.
Me deja impresionada la coordinación que tienen lis profesionales que trabajan con Diego, aquí es algo impensable por desgracia.
La maestra se pondrá al día enseguida y seguro que Diego se la ha metido ya en el bolsillo con su encanto!
Muchos besos

Ricard dijo...

Hola Betza.
Ya estoy de nuevo con vosotros. La verdad es que dispongo de poco tiempo, pero ire leyendo las entradas segun pueda.
Me encantan los dibujos de Diego. Me recuerdan los dibujos que hace Oscar, mi sobrino, qyue por cierto ya mo queda espacio en la puerta de la nevera pàra colgarlos.
Un abrazo muy fuerte y besitos patra Diego.
Con cariño,
Ricard

VIVI dijo...

betza me maté de la risa con esta entrada si bien el relato es muy divertido... yo vi toodoo ehhh??? todo ... la manzana , la naranja... todoo si vieras las de la isa e insiste en escribir los numeros ya le sacaré foto a sus numeros un dia haber si adivinas jajajajaja es un solcitoo y la maestra que atineeeeeeeeeeeeeeeeeee

Bere dijo...

Causalmente también mi pequeño cambió de maestra, tiene 2 años y va a guardería, tiene 3 maestras, y le cambiaron a su favorita a otra sala... creo que yo sufro más cuando le cambian maestras que él, me acostumbro a las personas, a que ya lo conocen, los informes que me dan, etc. Pero la verdad los niños nos sorprenden con su fortaleza, y ya ves, Diego se está adaptando rápido... también su maestra aprenderá a conocerlo, además, en mi opinión, a veces esos cambios son buenos, porque son personas "frescas" por decirlo así, no están acostumbradas a "así se hace", sino que buscarán "qué puede hacer". Estoy segura que a Diego le irá excelente, y creo que también es bueno estar en contacto con los maestros, preguntar, decir, a veces por no molestar, o por desidia no preguntamos ni las cosas necesarias.

Saludos!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.