Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Dos Realidades Que Se Acercan


Mire el reloj y tenía escasos 30 minutos para llegar a mi cita mensual de control pre-natal, caminaba a paso vivo para salir a la avenida donde podía usar el servicio de un taxi, siempre siento temor al detener un taxi, no puedo evitar pensar en los secuestros y robos que son noticia diariamente. Pero no conozco muy bien esta ciudad y aunque diariamente manejo para llevar a mi hijo al centro de terapias y para hacer las compras de rigor, no podía adentrarme al laberinto de callejuelas del centro de la ciudad sin perderme y con el tiempo justo mucho menos.


La calle tenía una pendiente bastante inclinada y tuve miedo de tropezar, por eso no note que un vehículo se detuvo en la calle esperándome hasta que estuve muy cerca, entonces note que tenía un letrero con la conocida palabra: Taxi

Me acerque a la ventanilla del copiloto, trate de mirar hacia adentro pero una luz en contra impedía que viera el rostro del conductor pero si pude ver una blusa en animal print y unos bermudas envolviendo unas piernas de mujer, ¡Es una mujer!, ¡Qué suerte tengo!- pensé por un momento mientras abría la puerta para dar la dirección y preguntar la tarifa- sin embargo pronto me llene de dudas, una mujer, quizás no maneje bien, igual puede haber mujeres que pertenezcan a una banda de delincuentes y más adelante estén sus cómplices…

En Venezuela las decisiones tipo “lo mejor de lo peor” se tienen que tomar en cuestión de segundos, y me deje llevar por la estadística que dan por ganadores en la criminalidad a los varones, y también porque esos ojos negros que me miraban tenían una nota en color alivio, subí al taxi en el asiento del copiloto algo que nunca hago, y la conductora comenzó a charlar amigablemente, me hablaba de un ruido que tenía el carro, yo no lo oí hasta que ella me lo señalo, me dijo que venía de revisarlo en un taller y que el mecánico le había asegurado que no era grave, que podía rodar así hasta que hiciera los reales para cambiar no se qué pieza.

Ella hablaba de unas reparaciones que tuvo que hacer al vehículo por meterse por una calle inundada por una fuerte lluvia, como el seguro se negó a pagarlo, y el instituto de apoyo al consumidor no llevo adelante acciones en su ayuda a pesar de su denuncia; 7 millones le costó el arreglo y apenas lo saco, estacionada en un centro comercial otro vehículo la choco, el dueño del otro vehículo le dijo que le pagaría la reparación y la convenció de no esperar a las autoridades de tránsito que pueden tardar muchas horas en hacerse presente en un accidente menor, el resultado fue que la mujer solo recibió 1000Bs de los 3.000Bs que le costó la reparación.

Mientras ella hablaba yo detuve mis ojos en sus manos, tenía bonitos accesorios y un anillo de graduación, sus manos se notaban cuidadas, quizás tendría unos 46años no mucho más, su lenguaje era rico y bien cuidado, creo que leyó en mi cara mis observaciones porque entonces me miro y me dijo:

-Soy ingeniero petroquímico pero perdí mi empleo y no he podido conseguir en ninguna compañía, como no me aceptan en PDVSA (Compañía estatal Petróleos de Venezuela) se me hace difícil trabajar en otra compañía porque siempre se tiene relación con PDVSA y yo no puedo ir a reuniones ni al campo, no puedo entrar a ninguna instalación de PDVSA.

-Entiendo su situación, yo también soy ingeniero pero yo no digo “perdí el empleo”, yo fui despedida injustificadamente de PDVSA después del famoso paro laboral del 2002, explique yo y cruzamos las miradas, no hacía falta más explicaciones así que ella continuo.

Casi todos mis compañeros de trabajo han conseguido empleos muy buenos fuera del país y se han marchado, pero yo no he podido hacer eso, porque yo tengo un niño especial, y para yo irme del país a trabajar necesito llevármelo a él y a mi mamá y todavía no he conseguido un trabajo que me permita hacer eso. Por eso tuve que ponerme a salir en el carro, arriesgándome a que me lo roben o peor que algún delincuente me haga daño. A veces me paso todo el día dando vueltas por la ciudad sin saber a quién montar en el carro, buscando llevar mujeres solas.

¿Y cuántos años tiene su niño?, ¿qué discapacidad tiene?- pregunte

Tiene 8 años y un trastorno motriz, el camina con mucha dificultad y aprende las cosas más lento que los demás niños.

Yo tengo un hijo de 4años con trastornos generalizado del desarrollo no especificado, tiene dificultades motrices y de lenguaje-Le explique y ella no podía creer en tantas coincidencias.

El mío habla como perico -me dijo- pero aprendió a caminar a los 5 años y todavía le cuestan muchas cosas, hasta hace poquito fue que yo pude salir de la escuela porque vivía metida ayudándolo a subir las escaleras y ese tipo de cosas.

Mi hijo no sabe que yo salgo con el carro, una vez yo le hice un comentario para ver que pensaba el de que yo trabajara así de taxista, y el de inmediato me dijo: Mama tú estás loca! Ni se te ocurra eso es muy peligroso! Y siempre esta diciéndome que el va a estudiar en la UDO (universidad) para graduarse de ingeniero como yo y que el va a encontrar un trabajo muy bueno para que yo no trabaje más.

Sonreímos, ambas reconocíamos el derecho a soñar que tienen todos los niños, las ganas de superarse, y sentíamos la pena de que su motivación llevara en parte una pesada carga de necesidades económicas. Nos vimos cara a cara reconociendo que los problemas siempre están allí pero que la sonrisa y las esperanzas no nos la roba nada ni nadie, que nada nos impide disfrutar de nuestros hijos y soñar.

La mujer me dio su número telefónico y me dijo que la llamara siempre que necesitara un taxi, que así nos ayudábamos las dos porque una mujer sola y embazada no podía montarse con cualquier loco, nos despedimos sabiendo que algunas realidades son tan inmensas como 2 galaxias, que van paralelas pero por un instante se juntan, es como elevar la mirada al firmamento y saber que no estamos solos, somos muchos allá afuera.

7 comentarios:

MamideGlori dijo...

Betza, esto es lo que un amigo mío denomina "cerrar un círculo" hay veces en la vida en las que ocurren cosas que parecen haber estado pensadas para que ese encuentro tuviera lugar, como ciclos que por fin se encuentran. En muchas historias ocurren cosas asi... se cierran círculos y se abren vínculos nuevos a raiz de esos encuentros "fortuitos". Maravillos entrada y maravillosa experiencia.

Mami Wendo dijo...

así es!! es genial encontrarnos a alguien con el que compartamos características así nos apoyamos mutuamente. Un beso y que pasen lindo día!!

Ricard dijo...

Hola Betza.
Es reconfortante, a agradable poder compartir nuestros problemas y ademas, ser escuchados y entendidos.
En cualquier lugar podemos encontrar una mano amiga.
Acepta la mia.
Un abrazo muy fuerte y besitos a mi querido Diego.
Ricard

Ricard dijo...

Hola Betza.
Es reconfortante, a agradable poder compartir nuestros problemas y ademas, ser escuchados y entendidos.
En cualquier lugar podemos encontrar una mano amiga.
Acepta la mia.
Un abrazo muy fuerte y besitos a mi querido Diego.
Ricard

Ricard dijo...

Hola Betza.
Es reconfortante, a agradable poder compartir nuestros problemas y ademas, ser escuchados y entendidos.
En cualquier lugar podemos encontrar una mano amiga.
Acepta la mia.
Un abrazo muy fuerte y besitos a mi querido Diego.
Ricard

Sandra dijo...

Solo puedo recordar la expresión "un ángel en el camino", un beso a mi pequeño mágico (disculpa el nuestro, es que como he leído tanto tu blog, que también lo siento un poquito mío, me alegran sus logros, me entristecen sus dificultades, espero que no te moleste el comentario.

Andrea dijo...

jaaj betza, te juro que a mi me pasó lo mismo con otra persona ( pero sin temor de secuestro. jeje) Y al final terminó siendo además de todo, una persona que yo ya conocía.. y que ella conocía a toda mi familia!.
A mi me encanta cuando pasan estas cosas.. es como darte una AUTOMIRADA, porque tu realidad la ves reflejada en otro.


BESOS!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.