Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 29 de mayo de 2012

El Pisotón



Después de una hora de trabajo Diego sale de su terapia ocupacional y me muestra con mucho orgullo la calcomanía que se ha ganado con el sudor de su frente, lo dice en ingles:

Stickers!, Stickers! –grita y se señala la calcomanía en su pecho-  pero solo yo comprendo su balbuceo. Todos en la sala de espera se sorprenden por como se expresa, les delata esos segundos de silencio total que casi siempre siguen después de que Diego “habla”.

El terapista ya está al lado de Diego y comienza a explicarme las actividades que han realizado, luego de describir actividades de motricidad fina termina con la frase: Hoy se porto muy bien, ya me acepta!, antes no quería nada conmigo, se ponía hiperactivo y ahora hasta choca los cinco.

Yo solo sonrío y miro a Diego que me devuelve su sonrisa cómplice, ambos sabemos de qué se trata, y nada tiene que ver con hiperactividad…

Hace unas semanas Diego salió de esta misma terapia y cuando le pregunte cómo le fue, me dijo:

-Cuuuu ujuuum! (Cruz se porto mal)

-¿Que hizo Diego?

-Diego señala su pie, luego hace señas de pisar muy fuerte y añade con expresión compungida Ayayayyyyy

 ¿Te piso?- le pregunto-

-Siiii- dice Diego y le lanza una mirada huraña al terapista que esta distraído y creo que nunca se dio cuenta, ni de la respuesta del niño ni de haberle pisado durante la terapia. 


Quizás fue algo tan fortuito para el terapista que su mente no lo registro, pensé que solo había sido un ¡Caramba te pise, disculpa! Pero Diego estaba enojado y dijo que no le había pedido disculpas. Yo le explique que no había sido con intención, que él no había querido hacerlo, mas Diego seguía enfurruñado.

Creo que eso influencio en su rechazo hacia el terapista asistente, aunque solo hace dos meses que inicio esta terapia y como es de esperarse, Diego necesito tiempo para adaptarse, mas estoy segura que el pisotón no intencionado ayudo poco. Por eso cuando el terapista dijo:

Ya me acepta! A mi me sonó a: ¡Ya fui perdonado!

4 comentarios:

Andrea y Romina IntegrameIntegrate dijo...

jjajajajajj ese Diego se pasa!! jajaja saludos!!

Tamara dijo...

En estos tiempos que corren donde los libros que podemos comprar por la crisis son escasos, desde nuestro blog ha salido la iniciativa de compartir los nuestros totalmente gratis... Eres una de las personas con las que queremos compartirlo, esperamos que te pases a recoger el regalo.

Un besazo.

http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2012/06/regalo-para-los-lectores-descarga.html

Betzabe dijo...

Andrea que seria de nuestras vidas si nos rieramos de nosotros mismos y celebraramos cada micro paso de nuestros nenes? un abrazo para ti y para romi!

Betzabe dijo...

Gracias Tamara, me cae muy bien porque partida para compra de libros en mi presupuesto no hay jajajajja besotes!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.