Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

martes, 3 de julio de 2012

¿Temporada de Mordiscos?




Hace unas semanas cuando fui a recoger a Diego al colegio, quien vino a entregarlo fue una maestra de otro salón, venia con el niño de una mano y los bolsos en la otra, sonriendo como es costumbre, me saludo y me dijo que Diego se había “portado muy bien”.

-Que bueno hijo- dije mirando a Diego, orgullosa como siempre de su buena conducta.

Entonces la maestra añadió: Hoy lo cuide yo porque su maestra no vino hoy y yo fui asignada a su salón, él se porto muy bien.

Gracias! Le respondí a la maestra y tome al niño de la mano y me lo lleve hasta el carro. Cuando le estaba subiendo a su asiento, Diego me “dijo”: ¡Mama un niño me mordió aquí!

Esto en su jerga, pero no me quedo ninguna duda cuando vi la marca del bocado en su brazo.

Lo primero que se me vino a la mente como un flash fue la imagen de la maestra sonriente diciendo: “…Yo lo cuide, el se porto muy bien…”

-¿Pero que es esto Diego?

Diego se toca los dientes y hace señal de morder y luego dice AYAYAYYYY AYAYAAYYY (Me mordieron y me dolio)

¿Quien te mordió?

OOOO- Respondia

Comence a adivinar… Francisco, Hugo, Pedro… nombrando algunos de los nombres de sus compañeritos que se que terminan en la letra “o” pero me fue imposible adivinar. Abri de prisa el bolso en busca del cuaderno de enlace para saber que pudo haber pasado y porder seguir la conversación con Diego que estaba empeñado en acusar al compañerito.

¡Nada!, en el cuaderno de enlace no hay ningún escrito del dia, mire la cola de vehículos detrás de mi, todos padres esoerando su turno para buscar a sus hijos, en esa cuadra hay 4 colegios y el congestionameinto de vehículos a la hora de salida es importante, no es como para que me quede allí haciendo visita, ya bastante me tardo porque somos de los pocos padres que tenemos silla booster para niños grandes y eso me retrasa porque tardo un poco cerrando los seguros.

Pero decidi que necesitaba mas información para poder orientar al niño, asi que deje a ambos niños ya en sus sillas en el auto y di la vuelta caminando hasta situarme frente a la puerta de salida donde estaba la maestra y le pregunte:

-Maestra Diego me está diciendo que un niño de su salón lo mordió, ¿Qué paso?

Desde la puerta la maestra me contesto:

-Si lo mordió fulanito, pero el también mordió… (aquí no escuche bien y luego) niño

Me quede parada allí, procesando la información…

La maestra si se dio cuenta de lo que paso, entonces, ¿Por qué no escribió nada en el cuaderno?, o ¿Por qué no me lo menciono?, Sera que los mordiscos son tan comunes que no son dignos de mención?, o no los considera una conducta inadecuada porque me dijo que Diego se porto bien, ¿se porto bien y se cayó a mordiscos  con un compañero? ¡No entiendo nada! No sabia si volver al auto, estacionarme en otro lado, sacar a ambos niños y regresar al colegio por una mejor explicación a plena hora de almuerzo, cuando ya los docentes están cansados y apresurados por regresara  a sus casas, y yo igual porque debo regresar a casa lo mas pronto posible a preparar el almuerzo, asear a Diego y prepararlo para las terapias en la tarde, asi que decidi que mejor esperaba a que regresara la maestra.

Apenas llegue  ala casa le escribi a la maestra explicándole lo que sabia del incidente y pidiéndole que el lunes indagara y me enviara la explicación en el cuaderno de enlace. Le explique que estoy al tanto de que es normal que los niños tengan disgustos y que de vez en cuando se alteren y se agredan pero que para mi es muy importante saber que ocurrió, que desencadeno esa conducta para poder explicar mejor a Diego como comportarse, como reaccionar y como canalizar las cosas que no le gustan.

Por supuesto le pregunte a Diego si había mordido a otro niño y se quedo calladito, no dijo nada y luego me repitió que a él lo mordieron. Así que no supe si estaba entendiendo la pregunta. Como la maestra si pudo decirme el nombre del niño eso alivio el estrés de Diego porque yo podía entender cuando él decía ¡OOO me mordioo!

También le explique a la maestra que tuvimos una experiencia recientemente en la que un niño discrimino a Diego por ser diferente y aunque no lo mordió o golpeo, le grito que se fuera, le negaba el acceso a los juguetes y luego instruía a sus compañeros para que no jugaran con Diego; por eso debíamos estar atentos a que no se tratara de discriminación y vigilar que este tipo de incidentes no se repita, pero mucho más si se trata de un mismo niño.

Lo cierto es que la explicación de que paso y por que paso ese incidente nunca llego, prometieron revisar y tratar de que no se repitiera pero no supe realmente el  por qué del mordisco, asi que no iisisti mucho con Diego porque me sentía perdida sin conocer que había pasado, solo podía decirle lo elemental: Que morder no es correcto porque se le hace daño a las personas.

Hoy cuando fui a recoger a Diego al colegio, salió la maestra titular a entregar a Diego y me dijo: 

-Hoy paso algo… Diego estaba jugando con unos tacos y zutanito se los arrebato!, No se los pidió sino que se los saco de la mano y Diego lo mordió en unos dedos. Yo hable con él y le explique que no debe hacerlo, pero esto nunca había pasado, no se si se deba al incidente del otro día…

-         - ¿Piensas que ahora Diego cree que tiene luz verde para morder porque a él lo mordieron?-Comente yo

-          -Puede ser, pero usted sabe que a el lo mordieron pero el después respondió mordiendo tambien al niño?

-         - Si la otra maestra tambien me explico que Diego había mordido a otro niño, pero no me explico si fue al mismo que lo mordió o a otro ni por que fue que reacciono así. Quisiera aclararle que yo no soy de las mamas que en casa aconsejan a sus hijos a que respondan atacando al agresor, no soy de las que dicen: Si te muerden tu los muerdes, si te epgan tu les pegas. Yo le explico que eso le ocasiona dolor a las demás personas, que si le quitan juguetes, le pegan o le muerden debe pedir ayuda a la maestra.

-        -  Si yo también le explico asi- dijo la maestra- cuando yo le pregunto por que mordió al niño el no dice ni si ni no pero se queda calladito mirando de una forma que se adivina que se sabe culpable.

-        -  Está bien maestra yo voy a hablar con él para explicarle mejor y pedirle que no lo haga nuevamente.

Todo el dia cada cierto tiempo le recuerdo a Diego lo ocurrido, Diego si otro niño te quiere quitar los juguetes o se porta mal contigo, tu debes pedir ayuda a la maestra, no debes pegarle o morderle porque eso le duele a tu amiguito y se siente triste, le haces daño a tu amigo y eso no está bien.

Se lo repetí de distintas maneras, le mostré el pictograma que acompaña este post y me asegure de que comprende que eso no es correcto, me decía que “zutanito” se porto mal, y yo le decía que es cierto que no se debe arrebatar los juguetes pero que tampoco se debe responder mordiendo.

Cuando le dije: Diego tu mordiste a zutanito te portaste bien o mal?

Diego me miro, su carita denotaba que comprendía que había sido pillado, baja la mirada por un segundo y leugo añadió en su jerga: Bien!

Le volví a explicar y le añadí tú sabes que no es correcto y no debes volver a hacerlo, que debes hacer:

-Maestra- respondió con esta holofrase para expresar debo decirle  a la maestra
-¿Por qué no debes hacerlo?- pregunte nuevamente
-Ayayayayayyy, ayayayyyy- para decir porque le duele

Esperemos que esto solo sean incidentes aislados y no se trate de la apertura a la temporada de mordiscos, ya tenemos bastante con que lidiar, lo que nos falta es que ahora se gane también a pulso o mejor dicho a dientasos la etiqueta de agresivo.

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.