Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Oficialmente Caraqueños

No es que estemos abandonando nuestro gentilicio maturines, portocruzano o puertoordaceño, sino que estamos añadiendo uno más. Yo pienso que el gentilicio no solo le pertenece al que nace en una ciudad, sino al que vive en ella y aprende a quererla. Oficialmente estamos en Municipio Libertador, Parroquia San Pedro en Caracas, desde hace poco más de un mes.

Oficialmente somos caraqueños, aún tenemos unas cuantas cajas de la mudanza sin ordenar, y todavía no me he puesto al volante ni una sola vez, aunque sigo teniendo el carro todo el día no puedo manejar porque no conozco  la zona. Por suerte, luego de pasar por todo un viacrucis buscando colegio para Diego que casi me deja calva de la angustia, conseguimos cupo en una escuela pública a pocos metros de nuestro apartamento,  así que vamos caminando.

Diego en el trayecto va haciendo observaciones: "Mama los carros en la acera no, en la calle", cada vez que ve un auto estacionado en plena acera cortándonos el camino, también reclama cuando encuentra la acera llena de basura. 


Bien me lo anticipo la directora del anterior colegio de Diego: “A Diego se le hará mas fácil la adaptación que a ti misma, porque tu estarás pendiente de que lo incluyan y le enseñen de verdad”. Diego se paso la primera semana llorando al momento de despedirse de nosotros y entrar a su salón de clases, luego de la despedida, se calmaba y seguía su rutina escolar. Al llegar el viernes de esa primera semana, Diego ya se despedía con una sonrisa y se dirigía con tranquilidad al aula. 

En una ocasión, al ir a recogerlo, una de sus compañeritas un poco apenada me dijo: “Es que no entendemos lo que dice Diego”. Yo le explique que poco a poco le irán entendiendo y que Diego también irá mejorando su pronunciación porque se esfuerza mucho y practica todos los días.


También la maestra empieza a conocerlo, en un instrumento que envió la terapista ocupacional que está evaluando a Diego, la maestra respondió a las preguntas ¿Cuál es la materia en que presenta mejor rendimiento?: “Matemáticas”, ¿Es Bueno en el cálculo?: “Es muy bueno en el razonamiento matemático y le gusta contar, escribir números, en las figuras geométricas”.


Estas respuestas me tranquilizan porque me doy cuenta que si están comprendiéndole y que sus respuestas reflejan al niño que conozco.

La psicólogo que nos asignaron en el centro de diagnostico oficial, me dijo lo siguiente: “Creo que vamos a tener que trabajar más contigo que con el mismo Diego en la adaptación, porque el cambio de ciudad no es lo que te afecta más sino el cambio de colegio privado a colegio público.” 

Sus palabras me hicieron mucho bien, porque fue la primera persona (incluyéndome a  mi) que reconoció mi afectación sin minimizarla, sin usar la estrategia de ignorarla a ver si se pasa más rápido.  Solo estas pocas palabras me hicieron reflexionar y enfocarme en lo positivo y aprovechable y bajaron mi ansiedad muchísimo.

Se que Diego también va llevando poco a poco su proceso de cambio, pues de vez en cuando hace algunos comentarios que denotan que aun esta en ese proceso de aceptación. El otro día íbamos caminando y yo vi un montón de basura recostado de un poste de luz, en donde habían colocado un cartel de propaganda política donde se leía la popular frase: "Caracas te quiero." Y yo con todo el sarcasmo que me fue posible lo leí en voz alta. La respuesta de Diego fue tajante, el sarcasmo como era de esperarse le paso por encima y dijo: ¡No!, ¡Caracas te quiero no!, ¡Aqui no!, ¡Maturin te quiero!, ¡Maturin!, ¡Aqui no! Así me prohibió querer a Caracas.

Iniciamos la búsqueda de nuevas terapistas y la acostumbrada tanda de evaluaciones,  Diego lo ha llevado bastante bien, y aunque no terminamos ya se perfilan buenas opciones para enero. Siento gran nostalgia por las terapistas que dejamos en Maturin, y cada vez que presento los cuadernos de terapia todos alaban el trabajo que estuvieron haciendo con Diego, desde el contenido, estrategias, presentación, todo demuestra la calidad y gran compromiso con el desarrollo del niño. Que buena es esa sensación de poder confiar, de sentirse tanto en el lugar como con los profesionales correctos.

Sara, mi pequeña princesa tiene la suerte de ser una chipilina que esta super feliz de salir todas las noches corriendo a la puerta a recibir a su papá, y mas allá de ese recibimiento y de despertarse una que otra mañana preguntando por su abuela, no ha dado signos de percibir mayor cambio en su ajetreada vida de juegos y travesuras. Su vocabulario ha comenzado a crecer bastante y su carácter mandón y alegre se expresa con mayor facilidad. La relación entre los dos hermanos podría definirse con la palabra cómplice, aunque no es extraño escucharle pelearse por los juguetes, lugares, sillas, vasos, cuadernos, colores, etc.

Es un nuevo comienzo para nuestra familia, tenemos grandes retos por delante pero también oportunidades que aprovechar. Quiero dar gracias a Dios porque me ha concedido un ruego que le hacia todas las noches:

Por favor Dios reúne a mi pequeña familia nuevamente, pero por favor nada de salidas irónicas como que despidan a mi esposo del trabajo y que se tenga que reunir con nosotros aquí desempleado, por favor Dios nos reúnes con él en Caracas, con salud, un hogar, un colegio, terapias y un trabajo que nos permita pagar nuestros gastos.

Así para que Mhurphy no nos hiciera jugarretas.

¡Gracias Señor por los favores concedidos!

1 comentario:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Betza tanto tiempo! Que bella está la niña y que grandes los dos por Dios! Él te concederá todos tus deseos, no lo dudes y aprovecho para enviarte mis mejores deseos por estas fiestas!Cariños para todos!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.