Sobre este blog

Diego es un bebe que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los ultimos años, sobre todo en el estado Bolivar, Venezuela.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer mas corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

domingo, 19 de abril de 2015

Un Pedazo de Torta Para mi Mamá




Diego llevo hoy a las tareas dirigidas su lámina sobre el valor Gratitud y una torta de arequipe para compartir con sus oyentes luego de la presentación. 

La maestra, gentilmente, nos mando un buen trozo de la torta, con el típico mensaje de: Para tu mamá, Diego venia con mucha ilusión y gula, con su trozo de torta en el transporte escolar, al bajarse en casa, lo recibió una asistente, y la sra. del transporte escolar dijo que la torta le había provocado mucho y que le dieran un pedazo.

La asistente pico un trozo y compartió con la sra...

¡Diego no estuvo de acuerdo en absoluto!

Subió molestisimo, entro a la casa y comenzó a protestar y a llorar, se metió bajo una mesa y armo su rabieta en todo su explendor.

La asistente me llamo porque no sabia que hacer, era la primera vez que lo veía haciendo rabieta en casi 2 años que le conoce.

Le explique lo siguiente:

Creo que hay 2 cosas que molestaron a Diego: El cambio en su planificación porque la torta era para mi y tener que compartir algo que le gusta mucho, reduciendo la porción que el tiene muy claro que iba a comer conmigo.
Así que explicale, que a veces, hay cosas que nos gustan mucho y no tenemos muchas ganas de compartir, es normal sentirse un poco mal, pero es mas importante compartir con las personas que nos ayudan, y son buenas con nosotros. La sra de transporte lo busca al cole, a la terapia, lo trae a casa, etc. Ademas dile que es solo un pedazo, yo estoy contenta de que el comparta.

Que puede estar molesto pero que no puede patear, babear o gritar, ofrecele agua y que se la tome lentamente y luego se recueste para calmarse.

La llame luego de 10 min y ya Diego estaba recostado y la asistente le estaba dando un masaje y consolandole.

Ya casi era la hora de salida de mi trabajo y llegue al cabo de una hora a la casa, lo primero que me dijo Diego fue:

La sra "X" no me dijo por favor a mi!!!


sábado, 14 de marzo de 2015

Pre-adolescencia... Adiós a la Super Mama!




Si, creo que Diego con sus 8 años comienza la pre-adolescencia, este tipo de situaciones me ponen a sospechar:


1) Diego se encuentra viendo un vídeo de su interés predilecto: Los Power Rangers, en una imagen que se congelo por unos instantes por lentitud puntual de internet, Diego me señala:

El interés número 1 de Diego: Power Rangers.
-"Mamá mira, pelo aquí, po qué?"- señalando la imagen paralizada en la pantalla de un Power ranger a quien se le notaba cabello detrás de la máscara.

-Hijo quizás será porque ese power rangers esta usando una máscara como la tuya, que es descubierta en la parte de atrás de la cabeza, como la que tienes tu.- Le respondo.

En ese momento el vídeo vuelve a correr y se puede ver que se había quedado paralizado justo a mitad del momento en que el personaje se transformaba en Power Rangers y una vez, transformado ya no se le veía el cabello. Así que Diego me dice:

-"No mamá, paggue nenner (Power Rangers) no máscara... ¡Casco!.

-Ahhh los Power no usan mascara sino cascos, menos mal Diego que tu me explicas cuando no entiendo esos capítulos.

-"No-no fabes nada tú mamaá!!!"- y con una expresión de fastidio total.

Tequeños de Chocolate, preferidos de Diego.
2) En otra ocasión, en la que Diego comía tequeños de nutella, embarrándose toda la cara, -le pido cuando termina- Ve a lavarte muy bien las manos y la boca por favor.

Diego, apurado por volver a sus juegos, entra al baño y se lava las manos y los labios, y sale con las mejillas, nariz y mentón llenos de chocolate.

-Vuelve a lavarte hijo, aun tienes chocolate en la cara.

-Ayyyy po qué?- me pregunta en un tono bastante increpante.

-Porque tienes chocolate!

Vuelve del baño casi igual.

-Pero Diego aún tienes chocolate, mírate bien en el espejo primero y luego te lavas- le atajo a medio camino y lo hago devolver.

-Ayyy Mamaaá...-Dice Diego muy fastidiado.

Lo sigo hasta el baño y no aguanto las ganas de intervenir: Le cojo de la barbilla y le enjabono muy bien los cachetes hasta dejarlo bien limpio.

Diego protesta durante todo el procesos: Ay, ay... y al final la gran frase:

-¡Mama odio mucho a tiiii!- Dicha con mucha pasión por supuesto.

En ese momento creo que me devolví a mi propia adolescencia, a como me sentía, recordé que pensaba que mi madre hacia cosas absurdas, sin sentido y sobre todo muy molestas.

Diego tienes 8 años! cómo vas a empezar a odiarme tan rápido!!! Le dije en medio de un verdadero ataque de risas.

Diego se fue ligero a seguir con sus juegos.

Cuando me recuperé, fui a explicarle que a veces las personas, hasta las mamás nos resultan molestas, pero que no es apropiado decirle "Te odio" a las personas, porque se sienten mal. Así que comprendió que debía disculparse y lo hizo. Y luego siguió en lo suyo.

Creo que ya no soy la mujer maravilla que todo lo sabe y todo lo puede, Diego comienza a descubrir que soy solo un ser humano, que me equivoco, y que puedo tener esa faceta de ser la mamá "fastidiosa", la "molesta" que no "fabe nada".

A prepararse pues, ¡Comienza la pre-adolescencia!

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.