Sobre este blog

Diego es un niño que, como muchos, tiene un Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado. La tasa de nacimientos con este tipo de diagnóstico se dice ha crecido exponencialmente en los últimos años, quizás sólo aprendimos más sobre el trastorno y ahora es más fácil diagnosticarlo.

En este blog compartimos sus avances, sus logros, cómo ha influido en la vida de nosotros sus padres, familiares y amigos.

Esperamos llegar al corazón de cada uno de nuestros visitantes para crear conciencia sobre la necesidad de respetar los derechos de los que son diferentes y en colaborar para hacer más corto el camino hacia su integración a una sociedad que brinde oportunidades a todos.

domingo, 22 de abril de 2018

Mi Sastrecillo Valiente



En casa cuando aparece alguna mosca, tenemos como hábito espantarlas y decir frases como: ¡Fuera moscas!, ¡No hay nada para ustedes!, ¡Esta comida no es suya! Hace un tiempo Diego (11 años) cambio la frase diciendo: ¡Fuera bestias! Y eso nos causó mucha risa, porque nos hizo recordar el cuento del Sastrecillo Valiente, lo decía con el tono del que se enfrenta a bestias feroces. Así que en nuestro hogar se creó la tradición de espantar a los insectos cómo si fueran bestias mitológicas.

Ayer caminábamos de regreso a casa y a mitad de la cuadra hay un puesto de seguridad de la guardia nacional, siempre he tenido la duda sobre la misión de estos militares, no sé si cuidan o vigilan al ciudadano, sobre todo porque están apostados a la entrada de la residencia de familiares del actual presidente de Venezuela, entonces, justo al pasar entre varios oficiales Diego percibe unas moscas cercanas y grita:

¡Fuera bestias! ¡No hay comida!

Mi madre y yo ya no necesitamos exámenes cardíacos este año, hemos superado la prueba, ¡Ya sabemos que tenemos un corazón fuerte!

Si esto no describe la poca noción del riesgo y del reconocimiento a la autoridad del Autismo, no sé qué lo hará.

No hay comentarios:

Entradas populares